El Heraldo
Economía

¿Por qué los precios de los alimentos siguen por las nubes?

Expertos proyectan que la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en este año sea superior al 3 %.

El camino que seguirá la inflación este año en Colombia está marcado por el ritmo de la recuperación económica y también por el comportamiento de los precios de los alimentos. Analistas proyectan que el 2021 cierre con un indicador por encima del 3 %, superior a la meta que fijada por el Banco de la República.

En el 2020 la inflación fue del 1,61 %  lo que mostró el impacto de la pandemia en las diferentes actividades económicas,

El profesor de la Universidad del Rosario, Alejandro Useche, explica que la inflación va de la mano con el crecimiento y dinamismo de la economía.

En situaciones como las que se vivieron en el 2020 con la llegada de la pandemia, hubo una tendencia a  la baja y esto se pudo evidenciar en las variaciones negativas que tuvo el  Índice de Precios al Consumidor (IPC) en varios meses del año pasado.

La inflación es el pulso de la economía, pero cuando esta sube, el poder adquisitivo de las personas cae. “En medio de una recesión o una crisis como la que vivimos el año pasado la gente no tenía capacidad de compra y las empresas estaban con inventarios listos para vender, pero como la gente no iba a adquirirlos tuvieron que bajar los precios. Ante una menor demanda la inflación baja”, dice el experto.

En el segundo semestre de este año se esperan signos de recuperación de la economía, del consumo, la demanda y la reactivación de los sectores económicos lo que genera expectativas de crecimiento de los precios.

Factores determinantes

Son varios los hechos que han determinado el comportamiento de la inflación en Colombia en este año y son tanto internos como externos. Sergio Olarte, economista principal Scotiabank Colpatria, destaca tres factores, uno es la base estadística, pues el año pasado se tuvieron inflaciones atípicamente bajas por cuenta de la pandemia.

El segundo es la normalización de precios luego de que buena parte los subsidios generados para hacer frente a los efectos económicos de la pandemia finalizaron, (a los servicios públicos, a los arriendos, entre otros).

El tercero, es una mejor demanda de la economía, que se está reactivando más rápido de lo esperado, tanto así que las proyección de crecimiento son ahora de 7,2 % del PIB para este año.

Efecto del paro

Las protestas y bloqueos realizados en mayo y a comienzos de junio de este año tuvieron un impacto en el alza del IPC especialmente de los alimentos.

Solo en mayo la inflación subió en un 1%, y tuvo una variación anualizada del 3,3 %, por encima de las proyecciones del Banco de la República. El aumento de la inflación se produjo por el incremento de los alimentos. En junio se observó una variación negativa una vez terminaron los bloqueos (-0,05 %).

“El rubro que más ha aportado al crecimiento de la inflación en este año ha sido el de alimentos. Otros que también lo han hecho, aunque en menor proporción, son bebidas, vestuario y vivienda, por el contrario, telecomunicaciones es el que más ha bajado teniendo en cuenta que en la pandemia creció la necesidad de comunicaciones por celular e internet, por lo que las empresas diseñaron planes más económicos”, dijo Useche.

Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, asegura que para julio de proyecta una inflación de 0,22 %, influenciada por el componente de alimentos.

“La información de la que disponemos muestra que los precios de los alimentos no cayeron como se esperaba después de los bloqueos sino que registraron una presión alcista”, asevera el analista.

Por su parte, Carolina Monzón, gerente de Análisis Económico de Banco Itaú Colombia, señala que es probable que en julio se relaje más la presión sobre los precios de los alimentos a medida que se normalicen las operaciones.

“En general, esperamos que los precios al consumidor se mantengan estables a partir de junio (0,0 % m/m en línea con el año pasado), ya que la caída de los precios de los alimentos se ve contrarrestada por las presiones de la salud y el transporte”, señala.

Prevé que la inflación anual se mantendría en 3,63 % y para cierre de año se acercaría al 3,7%, presionada al alza por una baja base de comparación, la reapertura de la economía y la devaluación de la moneda.

La reactivación

El director de investigaciones económicas para la Región Andina de BTG Pactual, Munir Jalil, asegura los factores de demanda definitivamente no están influenciando a la inflación.

“Después de un choque tan fuerte como el que sufrió la economía colombiana el año pasado, no podemos decir que el proceso de reapertura económica esté llevando a que los incrementos de precios que estemos observando se deban a que la demanda se reactivó”.

Dice que los precios se recuperan por la combinación de choques de oferta que se han presentado tanto a nivel externo como doméstico. “Por un lado, el mundo entero está sufriendo presiones en costos producto de los incrementos en los fletes de transporte al igual que en las materias primas. A nivel doméstico, las consecuencias de los bloqueos de mayo también originaron incrementos transitorios que se han venido disipando”.

El experto afirma que en situaciones normales, los procesos de reactivación y de inflación van de la mano. “Aceleraciones de la inflación corresponden con una economía que está creciendo dadas las presiones de demanda. 

EL HERALDO
Precios siguen altos

Los huevos, la carne de pollo y de res, el azúcar y el aceite son los alimentos que en julio siguieron con los precios elevados. Leonardo Mulford, director comercial de Granabastos, señala que los mayores precios en los huevos, la carne de pollo y el azúcar se explican por el rezago de los efectos en estas industrias de los bloqueos en el marco del paro nacional.

En el caso de la carne de res y el aceite, hay una menor oferta para el mercado interno ya que los precios internacionales son más atractivos para los productores por lo que prefieren apostar por las exportaciones para aprovecharlos.

Se espera que en julio el grupo de alimentos sea nuevamente el más influyente en la inflación con un comportamiento mixto, según señala María Paula Castañeda, economista de BBVA Research.

“Por un lado, los perecederos continuarían corrigiendo y presionando a la baja, sin embargo, las proteínas animales, especialmente el huevo y el pollo continuarían presionando al alza la inflación, mitigando parcialmente la corrección en los precios del resto de alimentos”, sclara que la mayor parte del efecto alcista de la inflación será transitorio y se normalizará en los próximos meses. 

Golpea más a los de menores ingresos

María Paula Castañeda, economista de BBVA Research, señala que el incremento reciente de la inflación, especialmente la de los más vulnerables por tener un peso relativo mayor del grupo de alimentos, puede tener efectos importantes sobre el poder adquisitivo de las personas y de esta manera reducir parcialmente su capacidad de gasto.

Sergio Olarte, economista principal Scotiabank Colpatria, explica que si llegara darse una inflación más alta permanentemente, por ejemplo, por encima del 4 % podría hacer que la población de ingresos bajos se afecte porque los alimentos se mantendrían demasiado altos y la canasta familiar de las personas con menos ingresos es muy significativa en alimentos.

Detalla que la población de ingresos más bajos no se pueden proteger contra la inflación.

Datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) indican que mientras en junio de este año la inflación nacional fue de -0,05%, la variación mensual del IPC por nivel de ingresos para los pobres fue de -0,10%; vulnerables (-0,14%), clase media (-0,07%) e ingresos altos (0,05%).

 

Impacto de alza del dólar

El profesor de la Universidad del Rosario, Alejandro Useche, asegura que ante la tendencia alcista que presenta el dólar en los últimos días con niveles por encima de los $3.800 y $3.900, se podría generar un aumento del costo de los bienes importados que hacen parte la canasta familiar. “Muchos colombianos dentro de su canasta de consumo tienen comida, ropa y aparatos importados, al igual que las empresas tienen maquinaria e insumos importados y si el dólar sigue así de caro habrá mayores costos de importación y mayores precios de venta al público y por esta vía aumento de la inflación”, indicó.

No obstante, aclaró que para el tercer trimestre este año se pueden esperar cotizaciones del dólar más estables por la reducción de la incertidumbre en los mercados internacionales ante el avance de la vacunación y la recuperación de las economías. Por ello se podría esperar una tasa de cambio en el rango de los $3.600.

Por su parte, María Paula Castañeda, economista de BBVA Research asegura que el efecto de la devaluación del tipo de cambio continuaría teniendo incidencia en los precios de los bienes transables, principalmente aquellos con un mayor componente importado.

A su vez, el gerente general del Banco de la República, Leonardo Villar, señala que hay otros factores externos que se manifiestan en la inflación como el aumento de los precios de los commodities, entre ellos los de alimentos no perecederos que son importados tales como cereales. También hay incrementos en otros productos que sirven de insumos a la producción de muchos sectores, como es el caso del acero que ha subido hasta en un 70 % a nivel internacional. Esto por la afectación en la logística internacional de transporte y el aumento en los fletes marítimos que dificultan el comercio y generan aumentos en los precios, “La perspectiva es que se moderen a futuro, pero hay incertidumbre sobre la duración y persistencia de ellos”, señala.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.