El Heraldo
Soren De Luque con la camiseta de los Titanes de Barranquilla. Cortesía
Deportes

“Queremos seguir compitiendo al más alto nivel”: Soren De Luque

El jugador de la Selección Colombia habló con El Heraldo sobre la forma en la que se dio su llegada a los Titanes y como se prepara el equipo para las finales.

Titanes de Barranquilla manda la parada en la Liga Profesional de Baloncesto. El equipo currambero, que en el día de mañana tendrá que medir sus fuerzas, desde las 11:10 a.m., frente a Búcaros de Bucaramanga, ya se clasificó de forma anticipada (dos fechas por jugar) a las semifinales del torneo.

En El Heraldo tuvimos la oportunidad de hablar con Soren De Luque, una de las máximas figuras del equipo, para conocer su historia y la forma como los barranquilleros se siguen preparando para el momento cumbre de la temporada.

 

P.

¿Quién es Soren De Luque?, ¿Cómo es esa parte humana de usted que no todos ven?

R.

Como lo has dicho, las personas como siempre nos ven jugando creen que uno es así todo el tiempo. Soren es una persona bondadosa, amable y leal. Siempre me gusta darle la mano a los demás. Me considero alguien con mucha paciencia para afrontar las cosas.

P.

¿Cómo llega al baloncesto?

R.

Crecí en un ambiente rodeado de baloncesto. Mi papá tiene un club de básquet y desde que tenía cuatro años me fue llevando poco a poco por ese camino. Recuerdo que era un deporte que no me gustaba, pues la fiebre del fútbol es algo que nos da a todos. Sin embargo, de tanto darle a la pelota le fui cogiendo cariño. 

P.

Su padre supo transmitirle todo ese amor por este deporte…

R.

Totalmente. La vida de mi padre está 100% ligada al baloncesto. Era un buen jugador también, le iba bien al hombre (risas). De hecho, gracias a su práctica fue que conoció a mi mama. Nunca alcanzó a ser Selección Colombia. No obstante, hoy se siente orgulloso de las veces que yo lo he sido. El me comentaba que para vivir tranquilo, su sueño era verme en la ‘Amarilla’ y él usar mi camiseta. Te puedes imaginar el día que pise una convocatoria por primera vez. Gracias a Dios se lo pude cumplir.

P.

¿Llegó a pensar en que por lo menos tendría el nivel de su padre o pisaría la Liga Profesional?

R.

No tenía ni idea. Nunca me vi como un jugador profesional. Si es cierto que entrenaba todos los días, pero jamás imaginé que viviría de esto. Mi mentalidad cambió mucho tiempo después. Además, uno a esa edad también va pensando mucho en estudiar una carrera o encontrar un trabajo.

P.

Pero, llegó esa oportunidad en Titanes…

R.

Sí señor, después de casi cinco años y medio entrenando fuerte, viajando también con el equipo de Santa Marta, empezaron las convocatorias para jugar en Titanes. Recuerdo decirle a mi mamá: “Madre tú me vas a ver en la televisión jugando”. Fue una promesa que siempre tuve presente. Lo bonito de todo es que el profesor Tomás Díaz siempre ha confiado en mí. Las cosas se fueron dando de a poco. Hemos hecho una buena química y hacer parte de esta institución es algo increíble.

P.

¿Cómo vivió ese primer campeonato como profesional? Primero para Titanes también.

R.

Yo ni me lo creía. No sabía si saltar o gritar. Muy pocos recuerdan ese momento, pero yo lo tengo grabado en mi mente. Íbamos perdiendo y, que en paz descanse, Xavier Robertson encestó un triplazo. Nunca se me va a olvidar, Casi nos morimos en la banca. Cómo es que vas a debutar con un equipo también debutante y quedas campeón en una plaza tan difícil como lo es San Andrés. Todavía es la hora y no le encuentro la lógica.

P.

¿De qué manera surgió la oportunidad de migrar a otro equipo?

R.

Muchos creen que yo me fui de Titanes por problemas, pero no fue así. Tuve una conversación con el entrenador y lo único que me dijo fue: “construye tu camino, vas a tener la oportunidad de volver”. Yo era un muchacho que quería comerse la cancha, tener más minutos y encontré esa oportunidad en Sabios de Manizales. La primera temporada nos fue mal por temas de Covid-19. Todos vieron eso, pero cuando pase a Motilones si pude demostrar mi potencial. Yo le decía a todos: “Perdemos con cualquiera, menos con Titanes”. 

P.

contó con la fortuna de encontrarse con un entrenador muy importante para usted…

R.

Totalmente. El entrenador Bernardo Fitz González es un muy buen coach. Tiene conceptos bastante amplios. Aprendí y crecí mucho. Me daba unas responsabilidades bastante grandes y todo eso me sirvió para creer más en mí.

P.

Vuelve a Titanes, pero como una figura del torneo local…

R.

Sí, claro. El profesor Tomás (Díaz) me volvió a llamar, esta vez con otros tipos de condiciones. Ya él sabe de mis habilidades y las cosas que le puedo aportar al equipo dentro de la cancha. Entonces, sigo teniendo toda la confianza para cumplir mi rol a la perfección. 

P.

¿Qué se siente estar compartiendo camerino con jugadores como Oglivie y Guillent?

R.

Te puedo decir que uno nunca deja de aprender con ellos. Heissler (Guillent) y Mauro (Ernesto Oglivie) son unos sabios, siempre te están enseñando algo tanto para tu vida, como para el basket. Es un crecimiento global. Ellos tienen una experiencia basta y compartir camerino es valioso. 

P.

¿Titanes vuelve a repetir título este año?

R.

 Hemos construido una estructura fuerte para competir al más alto nivel. No te puedo decir que vamos a ser campeones, pues por que no puedo ver el futuro (risas), pero sí llegaremos hasta donde más podemos.

P.

¿Cuáles son las expectativas para esta tercera ventana en casa con la Selección?

R.

Sabemos que son unos juegos a muerte, estamos muy felices de jugar frente a nuestra gente y entraremos al maderamen para darla toda. No han sacado la convocatoria original y tampoco tengo la más mínima idea de si seré llamado, espero que sí (risas).

P.

¿Qué es lo que se viene para Soren De Luque?

R.

Estoy en un proceso de visado para adquirir la nacionalidad italiana. La idea es tener el papeleo listo para marcharme hacia Europa a jugar. La demora es el papeleo, pero mi agencia ya tiene casi todo organizado. De igual forma, mi meta es que el basquet me regale una casa para dársela a mis papas y no dejaré de jugar hasta cumplir ese objetivo.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.