"El barranquillero, Felipe Caballero Danna, entrena todos los fines de semana. Su objetivo principal es ser uno de los mejores del mundo. Espera consolidarse en el 2013

Felipe Caballero Danna, dio en el blanco por casualidad. No sabía lo que lo era el paintball, hasta que un amigo lo invitó a practicar este deporte. Ya han pasado dos años y medio, desde aquel entonces y su rapidez para aprender es directamente proporcional a la que recorre la bola, cuando es disparada por la marcadora (herramienta que lanza las pelotas).

La emoción con la que habla es la misma que utiliza cuando está jugando. Felipe no para de mover sus manos, explica con detalles en que consiste el paintball, un deporte que para muchos es violento. “Conocí el paintball por una casualidad de la vida. Un día un amigo me habló y me dijo que era un deporte de mucha adrenalina, desde ahí me quedó gustando y lo practico a nivel profesional.

El paintball tiene varias modalidades. El que yo juego se llama Speedball, donde juegan cinco contra cinco, en una cancha rectangular. Hay unos inflables, cada uno tiene una forma específica. El objetivo es eliminar a los otros cinco jugadores para poder colgar la bandera que se encuentra en la mitad de la cancha”, relata mientras observa una serie de fotografía en la cuales aparece en los diferentes campeonatos en los que ha estado.

Cada jugador que al momento de ser manchado por la pintura que contiene la bola automáticamente tendrá que abandonar el juego, sino lo hace será penalizado por el juez. A Felipe, no le gusta que llamen arma a la herramienta que lanza las pelotas, pues asegura que esto no hace daño, sin embargo afirma que hay que tener cada uno de los elementos de seguridad para protegerse y tener un mejor desempeño.

“Es importante tener todos los elementos de seguridad, aunque no lo parezca este juego tiene menos lesiones incluso que el fútbol. Para practicar este deporte hay que tener una máscara profesional, que te proteja toda la cara y ojos. También hay que tener la marcadora, no la llamamos arma porque no lo es, simplemente por ahí lanzamos las bolas de pintura, máximo a una velocidad de 300 pies, por segundo. Antes de empezar a jugar hay que graduar la marcadora”, continúa explicando Caballero, de 30 años.

Ha sido tanto el aprendizaje de Felipe, que ya logró ser campeón nacional de esta disciplina junto a su equipo. Además de practicar este deporte es ingeniero industrial y gerente de mercadeo de una empresa. De lunes a viernes está entregado al trabajo, pero cuando llega el fin de semana sale corriendo a ponerse el uniforme de paintball para ir a entrenar.

“Mi objetivo es llegar a ser campeón de la máxima categoría. Soy campeón de la categoría D3, pero ahora voy a pasar D2, es la mayor que existe en Colombia y quiero ser campeón con mi equipo. Este es un deporte, que implica mucha disciplina. Los fines de semana me dedico a entrenar para estar al cien por ciento. La costa tiene una cantidad de jugadores, que han jugado profesionalmente en Europa y Estados Unidos”, cuenta el joven que próximamente viajará al exterior a cumplir una cita con el paintball.

Felipe Caballero Danna, ya le cogió el tiro al paintball, ahora no escatimará esfuerzo alguno para seguir sobrepasando obstáculos y llegar a ser uno de los mejores jugadores de este deporte en Colombia y el mundo. Sabe que la discplina es fundamental por eso continuará perfecionando sus movimientos y estrategias para así ganarse el respeto de muchos y ser un modelo a seguir en el paintball.

Por Rosember Anaya Ramírez
Twitter: @rdeportes

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.