El Heraldo
La escritora Hazel Robinson es condecorada por la docente y literata Adriana Rosas. Jennifer Blanco
Cultura

“Aún hay mucho por contar en San Andrés”: Hazel Robinson

La escritora sanandresana fue galardonada con la Medalla Honor al Mérito Académico en la apertura del VI Congreso de Literatura en la Universidad del Norte.

Barranquilla le continúa abriendo espacios a la academia y es por ello que la Maestría en Literatura y Escrituras Creativas de la Universidad del Norte inauguró este miércoles el VI Congreso Internacional de Literatura que en esta edición ha sido titulado ‘Álvaro Cepeda Samudio y Hazel Robinson’.

Estos dos grandes exponentes de las letras del Caribe colombiano serán los protagonistas de las conversaciones que se entablarán en las jornadas que contarán la participación de invitados nacionales e internacionales.

El Auditorio ‘Marvel Moreno’ le abrió las puertas a la Literatura que hasta este viernes congregará a académicos, estudiantes e invitados que quieran sumergirse en las profundidades de la lectura.

El encargado de instalar el evento fue el vicerrector académico de la Universidad del Norte, Joachim Hahn, quien denominó este encuentro como “una muestra bellísima del talento escondido que tenemos en el Caribe”.

Posteriormente, la profesora de Literatura de la Universidad del Norte, Adriana Rosas le hizo entrega a la escritora sanandresana, Hazel Robinson la Medalla Honor al Mérito Académico, una distinción que otorga la Alma Mater y que busca galardonar a las personas que hayan hecho aportes significativos en este campo.

Robinson ha retratado en sus seis novelas, dos libros de cuentos, columnas y crónicas que escribió para el diario El Espectador, la resistencia y lucha por mostrar la identidad de su pueblo antes de la creación del Puerto Libre.

En todos ellos reitera su interés por dar a conocer la historia y orígenes del Caribe insular: San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Su narrativa se ha caracterizado por girar en torno a la esclavitud, cotidianidad de las islas, costumbres, mezclas, colonizadores ingleses y colombianos.

“Esta medalla la recibo sinceramente por San Andrés y por todas las personas que en estos años han tratado de indagar el pasado de las islas que no se conocía. Hay mucho por contar, pero sin la ayuda de las universidades esto no se podría hacer”, manifestó Robinson.

El vicerrector académico de la Universidad del Norte, Joachim Hahn, la homenajeada Hazel Robinson y la docente de Literatura Adriana Rosas. Jennifer Blanco
Preservar la tradición oral

A sus 87 años, la mujer sigue vigente en la construcción literaria de San Andrés y Providencia. Así lo enfatizó el abogado y doctor en filosofía de la Pontificia Unversidad Javeriana, Joaquín Polo Montalvo.

"En sus obras hay siempre una recuperación de la tradición oral que la autora experimenta y recrea a lo largo de sus años. Recrea un paisaje de la historia de esas islas, el de la libertad de los esclavos".

Montalvo analizó la obra Si Jei Puis (I will, if I can) de Robinson que relata en ocho capítulos la historia desde la Isla de Providencia desde los tiempos de la emancipación de los esclavizados en 1838 hasta la redistribución de las tierras pasando por las plantaciones de algodón y el precio de la libertad.

“No deja de hablarnos de las casas, canciones, historias de amor y desamor, del paisaje, de la lengua, personajes y mientras nos va pintando el paraíso nativo de la época, nos va narrando el fin de la esclavitud en San Andrés”.

Para el académico, la voz de Robinson nos invita luchar contra el olvido y recuperar la memoria histórica de las islas.

“Esa voz de Hazel es lo primero que quiero resaltar porque una comunidad necesita en el camino que debe recorrer para labrar su identidad escuchar voces que le hablen de una manera determinada sin ambigüedades en la comunicación”.

La mirada profunda de la Isla

En diálogo con EL HERALDO, la escritora contó que su actual profesión fue accidental, pues ella se imaginaba laborando en alguno de los dos únicos almacenes que poseía la isla en aquella época o en la Gobernación. 

“Yo no tenía la menor intención de escribir y cuando me llegó invitación de El Espectador, me atreví a escribir todas esas crónicas y fue tan difícil. Botaba muchos papeles porque nunca estaba satisfecha con lo que escribía”.

Para la escritora es imprescindible que sus obras impulsen a los isleños a tener una mirada profunda de sus raíces. 

“Hay que mantener el orgullo de dónde venimos y el recuerdo del pasado y respetarlo. Los isleños deben tener en cuenta cómo se hizo y por qué se hizo. Hay muchos isleños que desconocen que sus antepasados llegaron como esclavos y de eso hay que seguir escribiendo para que la gente entienda”.

Hazel Robinson en diálogo con Adriana Rosas. Jennifer Blanco
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.