El titulo es:Modric, el croata

Últimas noticias

: El bus-consultorio de la Fundación Expreso Brasilia durante la brigada realizada en Uribia, La Guajira.
00:00

Este año se han visitado 15 poblaciones colombianas con el...

12:15

El primer recorrido se hará por Maicao y Paraguachón,...

11:26

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla...

Miguel Ceballos, alto comisionado de paz.
10:43

En lo que va corrido del año, la guerrilla ha secuestrado...

10:40

Las contribuciones se han hecho efectivas en dos entregas.

La directora de cine colombiana Laura Mora durante la premiación.
10:40

La ópera prima de Laura Mora fue galardonada con cinco...

10:24

Otra piloto implicada en el incidente, dos fotógrafos y un...

Tanto la víctima mortal como el agresor fueron trasladados a la clínica Campbell.
10:17

El enfrentamiento se registró hacia las 3:50 de la...

09:51

El mandatario estadounidense ratificó además que su...

09:04

El pronunciamiento surgió a propósito de la...

Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

Modric, el croata

Ninguna guerra es buena, excepto para los fabricantes de armas y para quienes obtienen grandes botines después de las batallas. Hay que meter en esa lista a las naciones que se quedan con otras naciones o con apetecidas porciones de tierra de los perdedores. La guerra deja traumas y heridas irreparables. También pobreza, desaparecidos y desplazamiento forzado.

Pero de las guerras han salido poderosos avances científicos por cuenta de inhumanos experimentos que proporcionaron a la ciencia considerables aportes. Con mucho dolor por cierto. De las guerras también salen pueblos vencidos que se convierten en países fuertes y se levantan de sus cenizas con rapidez y enjundia.

Alemania, Japón, Inglaterra y Francia son vivos ejemplos de ello. Son países con duras experiencias bélicas y con una población considerable, lo cual le da una gabela importante. Hay otros conflictos, como el que ha sufrido Colombia a través de su crucial historia. O el de la Unión Soviética cuando quedó desmembrada y desapareció en pedazos y de ella quedó una decena de pequeñas naciones como Croacia, un pedacito de la Yugoslavia de Tito.

De esa pequeña Croacia, de la que hasta ahora buena parte del mundo se entera que tiene un poco más de tres millones de habitantes, salió Luka Modric, el gladiador que en sus tiempos libres se dedica a jugar al fútbol en la selección de su país, cuya camiseta oficial es un extraño y simpático ajedrez rojo y blanco.

Es forjado a través de la experiencia y el sacrificio como lo indican las breves reseñas periodísticas escritas sobre él. Que era un niño de seis años cuando le tocó desplazarse de un lado a otro por el conflicto con los serbios, que ejecutaron a su abuelo. Que huyendo y jugando al fútbol logró formarse como una estrella producto de la necesidad. Que su padre lo distraía de los avatares del desplazamiento con un balón. Que un presunto falso testimonio en un caso de transferencias ilegales al extranjero lo tiene en la mira del tribunal provincial de Osijek y podría pagar una pena de cinco años.

Todo eso es Modric y mucho más. Le ha tocado enfrentar críticas y patadas. Ires y venires. Cambio de clubes y un estrellato mundial de apariencia tardía, porque ahora en la cresta de la ola tiene 33 años. Luka no juega solo. Tiene con él otros 10 gladiadores en la cancha, como lo dijo el bastión francés Paul Pogba: “Croacia no es solo Modric”. Así que el partido de este domingo frente a Francia no es solo de fútbol. Es un encuentro del chico de barrio que logró superar las adversidades, los 450 mil muertos de la guerra y los 200 mil desaparecidos, una cifra considerable si sabemos que los croatas son apenas un poco más de tres millones.

mendietahumberto@gmail.com

Imagen de JoshMattar

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1