Columnas de opinión |

Cambiar el alma

La gestión del alcalde Jaime Pumarejo, que apenas comienza, implicará para él y su equipo la oportunidad de demostrar que es posible gobernar mostrando resultados, no solo al preservar y expandir las conquistas obtenidas por las últimas tres administraciones, sino también concentrando el esfuerzo y la creatividad en las áreas que siguen siendo críticas y que demandan intervenciones inmediatas.

Han sido enormes los logros de sus predecesores, sobre todo en materia de infraestructura pública, lo cual le ha cambiado la cara a la ciudad, la ha convertido en foco de atención nacional e internacional, y ha elevado la popularidad de sus gobernantes hasta niveles impensados.

Sin embargo, los indicadores sociales continúan reflejando una realidad que no puede permanecer oculta detrás de la euforia de las cintas cortadas.

La pobreza sigue estando por encima de la media nacional. El ingreso per cápita es el más bajo de las cuatro ciudades más grandes del país. La desigualdad –basada en el Coeficiente Gini– ha permanecido inalterada a lo largo de los últimos 10 años. La informalidad del empleo alcanza el 55,8%. Barranquilla es la ciudad con mayor tasa de homicidios en Colombia, solo superada por Cali.

Este panorama, que afecta por supuesto a los sectores más vulnerables, contribuye a que en las mediciones sobre el Índice de Progreso Social (IPS), la ciudad se encuentre en un nivel medio bajo, lo cual no se condice con los extraordinarios avances en otras materias.

La pregunta para el nuevo alcalde debe ser: ¿Esta será una administración que priorice a los pobres?

Es necesario que el gobierno distrital comprenda que, ya que sus predecesores lograron triunfos importantes canalizando arroyos, recuperando parques, construyendo escenarios deportivos, entregando obras públicas de nivel mundial, es hora de poner todos los focos de atención en las zonas más olvidadas, en el sur, en el suroccidente, donde confluyen todas las tragedias posibles de una sociedad: la pobreza, el analfabetismo, la inseguridad alimentaria, la informalidad laboral, la criminalidad, la desesperanza, la ausencia casi total del Estado.

Es allí, en la Barranquilla más necesitada, más vulnerable, más abandonada a su suerte, donde la nueva administración debe centrar sus esfuerzos, su experiencia, su capacidad de gestionar recursos y su probada ética de trabajo. Son cientos de miles de personas que todos los días se levantan sin saber qué será de sus vidas, y que necesitan con urgencia volver a recuperar la confianza en sus gobernantes.

La dura cotidianidad que padecen desde siempre quienes no tienen nada debe recordarle al nuevo alcalde que una sociedad no puede ser realmente exitosa si no se preocupa por satisfacer las necesidades básicas de sus ciudadanos, si no genera condiciones para mejorar su calidad de vida, si no encuentra soluciones para erradicar la inequidad.

De ese tamaño es el reto y la oportunidad de la administración que comienza. Ya se le cambió la cara a Barranquilla, es tiempo de cambiarle el alma.

@desdeelfrio

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de sandra.cantillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web