El Heraldo
Deportes

Fracaso

Aceptarlo, evaluarlo, escudriñar qué se puede rescatar, qué se debe corregir, reorientar los procesos y los objetivos, designar pronto, sin pérdida de tiempo a las personas idóneas para liderar, ¿renunciar? (bueno, esa ya no porque se acaban de reelegir) deberían ser, entre otras, las tareas de la Federación.

Los dirigentes fuera del campo; los técnicos  al borde; y los jugadores dentro de este son, y serán, siempre, los responsables del éxito o el fracaso de la gestión de un equipo o selección de fútbol.

Luego, por supuesto, dependerá del análisis de cada situación en particular qué porcentaje se le podrá asignar a cada uno. Pero nunca,  alguno de ellos, podrá quedar exento.

Son los tres pilares en los que se apoya todo proyecto futbolístico. Su correlación es imprescindible e indivisible. En el caso de la eliminación de la Selección Colombia para el Mundial de Catar no puede ser de otra manera.

De una parte, los directivos, procrastinando en la elección de Queiroz y Rueda, perdiendo el más valioso y escaso bien para la construcción y preparación de las selecciones en las actuales circunstancias: tiempo. Por otra, el técnico Rueda, por su tozuda creencia de que jugadores como James y Quintero, en tan discreta forma deportiva, podían ser los únicos capaces de conducir a un equipo falto de funcionamiento, que siempre careció de agresividad, ida y vuelta, presión, continuidad en generación.

Por planteamientos poco audaces y, en general, por no lograr dinamizar y fortalecer una idea táctica. Y, después, los jugadores. Muchos de ellos no refrendaron en la Selección sus buenos rendimientos en sus clubes. Otros, fueron superados por la prueba emocional y de carácter que demanda una selección. Y, sobre todo, porque fueron incapaces de salir de ese espiralado camino de ansiedad y desconfianza generado por la falta de definición durante siete partidos consecutivos. ¡Siete partidos seguidos sin anotar un gol!  Más del 35% del total de partidos que se juegan en la Eliminatoria.

Vergonzante antirécord que se convierte, tal vez, en la mayor razón estrictamente futbolística para el descalabro final de esta Selección Colombia. En una Eliminatoria que permitió que el tercer y cuarto clasificados lo lograran con menos del 50% de los puntos disputados, Colombia ni siquiera alcanzó el cupo para el repechaje.

Realmente no lo merecía. Aunque James Rodríguez, después del partido ante Venezuela, declarara que no era justo la eliminación. Así de desorientado estuvo- está- dentro del campo y en su compromiso con su profesión. Ante tan contundente evidencia no hay que acudir a eufemismos, fue un fracaso.

Aceptarlo, evaluarlo, escudriñar qué se puede rescatar, qué se debe corregir, reorientar los procesos y los objetivos, designar pronto, sin pérdida de tiempo a las personas idóneas para liderar, ¿renunciar? (bueno, esa ya no porque se acaban de reelegir) deberían ser, entre otras, las tareas de la Federación.

¿Cuándo? El país futbolero desearía que fuera ya, pero pareciera que el presidente cree otra cosa, porque hace días está disfrutando de Catar. Bueno, a lo mejor los demás directivos están ya ocupándose o él está trabajando desde allá.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Enrique Dávila

Favor, saludo, grifo

¿Cuál es el origen y la aplicación de la expresión “hacer un flaco favor”? Darío Diago Abello, B/quilla

Hacer un flaco favor o, sin más, un favor es apoyar o ayudar a alguien con desinterés.  No se tra

Leer
El Heraldo
Sergio Espinosa

Institucionalidad para Ciudad Caribe

“Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra”. La frase es de Gabriel García Márquez, y la cito para decir, parafraseándola, que aún no es demasiado tarde para construir el sue

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

#QueSeQuedeLaVirtualidad

La virtualidad debe quedarse como regla general en todas las áreas del derecho, pero sobre todo en la penal, y digo como regla general porque razón tienen quienes dicen qué hay momentos del proceso donde la presencialidad hace efectivos derecho

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

La crisis de los alimentos

En mayo y octubre del año pasado sugerí al gobierno nacional, a través de estas columnas de opinión, activar un programa de inversión pública para incentivar la producción de alimentos de la canasta básica familiar con el fin de afrontar l

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.