¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Los que sobran

“Únete al baile de los que sobran” reza el coro de esta canción de Los Prisioneros en Chile,  cantada por millones de chilenos en las calles, creada en  1984 cuando ya la critica a la dictadura se asomaba en la música.  Han pasado casi treinta años de democracia, y no se ha podido cambiar la esencia neoliberal del modelo económico impuesto por Pinochet. La democracia liberal, el mercado para todo y un estado reducido, no han podido resolverles los problemas a los chilenos. A los economistas se les enseñó que ése era el modelo a imitar en Colombia, desde las reformas neoliberales de Gaviria en los 90, seguidas a pie juntillas hasta hoy.  No había mas opción y algo distinto es rechazado como “castrochavismo”.  A pesar de su aparente éxito económico, hoy millones de chilenos le dicen al mundo que están hastiados.  Están cansados de un sistema donde el 1% controla un 25% de la riqueza. La pobreza se redujo del 30% al 6.4% en 17 años. Pero esos indicadores no recogen la profunda desigualdad de la sociedad chilena.  El discurso de la simple equidad, donde te doy educación  y salud, para que luego te defiendas en el capitalismo salvaje, no ha funcionado. El sistema de pensiones lucra descaradamente al sector financiero. Apenas sales con el 30% del salario y el 80% de las pensiones en Chile están por debajo del salario mínimo. Es la realidad del discurso neoliberal por el cual la pensión te la construyes con tus ahorros, pero con bajos ingresos, ya sabes como vas a terminar.  Nada mas miremos la reciente propuesta de Carrasquilla: acabar con el régimen de prima media de Colpensiones.  En Chile, el 80% de la población está en el seguro público, pero con escasez de hospitales y especialistas, pues todo se ha privatizado. Hasta el agua. El transporte público, el cual generó la chispa que encendió la pradera, es deficiente y caro. Claro que el colombiano es peor, y el de Barranquilla ni se diga. La educación superior está privatizada en un 40%, pero el 60% de la pública se ve afectada por altas matriculas y mala calidad. En Colombia, sigue desfinanciada y manejada en forma clientelista en muchas partes, como pasa en Uniatlántico, donde curiosamente hay escasez de sillas a pesar de las sedes que se construyen en otros municipios.  En Chile la colusión y manipulación de precios en la industria del papel higiénico y los productos farmacéuticos fue escandalosa, como ha pasado en Colombia. La corrupción se metió al Ejército chileno y a la Policía de Carabineros. Piñera los sacó a masacrar chilenos. Hubo desmanes es cierto, saqueo, etc. Pero los cambios sociales no son un ballet. Toma tiempo para que  los movimientos sociales corrijan estas desviaciones.  “Los que sobran” en Chile se cansaron de esperar los milagros del neoliberalismo. Acá en Colombia seguimos eligiendo gobiernos con ese mismo sello a pesar de las apariencias, seguimos el mismo modelo, hasta que los que sobran también se alcen.  Acá seguimos el modelo chileno al pié de la letra, los copiamos día a día. Será que los que “sobran”, los que no son VIP, seguirán aguantando?  El pueblo chileno se ha levantado y ha señalado el camino: democracia, estado fuerte, capitalismo sometido a las necesidades sociales, solidaridad, mejor distribución del ingreso y compromiso social.  Otro mundo es posible.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Ismael Cala

Reinvención y esperanza

El turismo es una de las actividades más afectadas por la pandemia. Agencias, hoteles, líneas aéreas, restaurantes y muchos otros negocios han sufrido un descenso histórico, y su recuperación no se prevé hasta 2023.

Quienes amamos

Leer
Jesús Ferro Bayona

Los niños en la pandemia

No hemos llegado aún a imaginarnos las consecuencias devastadoras que la pandemia actual tendrá en la educación infantil. Los desarreglos de comportamiento y de aprendizaje que observamos en gran cantidad de niños parecen un cuento infantil, c

Leer
Tatiana Dangond

Censura

En Colombia la moción de censura no es estrictamente un mecanismo efectivo para que funcionarios sean separados de su cargo, pero ha sido una herramienta esencial de la oposición en el ejercicio de control político. Los hechos recientes relacio

Leer
Rafael Nieto

Ojo con el referendo

Desde 1991, se ha intentado en innumerables ocasiones reformar el sistema de administración de justicia. En vano. La Constitucional ha sostenido que algunas de esas propuestas afectarían pilares estructurales de la Carta, que no pueden ser objet

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web