El Heraldo
Deportes

Barranquilla querida | Columna de Hugo Illera

En los últimos 10 o 12 años, Barranquilla cambió de tal manera que, además de ser ciudad industrial y comercial, pasó a ser ciudad turística también, gracias a la idea de volver al río.

Las dos últimas semanas en Barranquilla fueron frenéticas y, medio de todo lo vivido, alguien comentó que la ciudad estaba de moda. Le contesté que no, que la moda pasa tan rápido como aparece y nuestra Barranquilla es eterna. Aquí mismo estará, así pasen las vidas, así pasen los tiempos, así estemos unos u otros. El que viene a Barranquilla se prende a ella de tal manera que, no bien ido, regresa. Y si va a ver al Junior en el Roberto Meléndez o se mete a gozarse las Batalla de Flores un sábado de carnaval en la Vía 40, tendrá más de mil y una razones para volver.

Por cuenta de los propios hijos de la Barranquilla querida, nuestra ciudad estuvo en la órbita de las noticias que bien se destacan en el mundo. 

La inauguración simultánea de la Ventana de Campeones con la aleta de Tiburón más grande del mundo en homenaje a nuestro Junior del alma y de la Sede Deportiva de la Federación Colombiana de Fútbol en la que Ramón Jesurún y sus compañeros pusieron tanto empeño, que fue un negocio gestado desde la alcaldía con la empresa Argos, y el doblete de partidos de la Selección Colombia ante Brasil y Ecuador, fueron momentos sublimes, maravillosos y con visitantes como Gianni Infantino, presidente de la FIFA, Alejandro Domínguez, presidente de la CONMEBOL, Francisco Maturana y Bolillo Gómez, técnicos que nos llevaron a tres mundiales.

En los últimos 10 o 12 años, Barranquilla cambió de tal manera que, además de ser ciudad industrial y comercial, pasó a ser ciudad turística también, gracias a la idea de volver al río, con el malecón como atracción principal, obra de Alex Char, a las ventanas al mundo y de campeones ideadas por Yuyo y Cristian Daes, al desarrollo gastronómico con restaurantes de chefs de alto nivel y a los centros comerciales que incluyen recreación para concentrar, todo en uno, el disfrute de la familia entera.

Para mí fue un golpe de vida entrar al Hotel Barranquilla Plaza acompañado de Paul Tarud y encontrarnos en el hall a la cantidad de jugadores que pasaron por Junior, que vinieron a la gran fiesta del homenaje al equipo, y sentir su alegría y el abrazo de quienes, por tanto tiempo, entrevisté en los camerinos. Verlos vitales fue un bálsamo para seguir caminando en esta vida maravillosa.

Concentrar a tantos jugadores juntos, de épocas diferentes, ganadores de estrellas y a los técnicos campeones, era algo imposible que se volvió posible con el aporte y organización de Tecnoglass.

Las palabras de Fuad Char, alma, nervio y sostenedor del equipo por casi 50 años, fueron el cierre de un día espectacular donde se respiró ese ambiente de la Barranquilla alegre, festiva y deportiva. El mismo Fuad que, viendo a los exjugadores con la camiseta rojiblanca puesta otra vez, recordaría, a golpe de memoria, tantas anécdotas vividas con cada uno. 

Hay mil razones y más, para sentirse orgulloso de nuestra Barranquilla querida. La procera e inmortal… 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Frauky Jiménez Mazo

La ira en mi vida

Para vivir una relación de pareja plena es importante que cada miembro logre exorcizar sus propios demonios. Antes de pedirle al otro que cambie, debes asegurarte de que eres capaz de cambiar.

La ira es una emoción normal y humana. Sir

Leer
El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

Junior, puntos y milagrito

A Junior le pasa a la inversa, juega bien (y agradable a la vista), pero solo suma de a un punto, y de punto en punto difícilmente se llega a una final. Y sí, además, ha comenzado abajo en el marcador esos tres partidos, y los has empatado, qui

Leer
El Heraldo
Simón Gaviria

Navidad costosa

Es la crónica de una muerte anunciada, tras meses de pandemia, sin compartir con seres amados, es comprensible pensar que los hogares colombianos quieran ser generosos en navidad. A pesar de los buenos deseos es probable que muchos no lo logren.

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.