Columnas de opinión |

Evolución, genética y personalidad

Vino Richard Dawkins a Colombia a hablar, junto al padre Gerardo Remolina, sobre la existencia de Dios. Muchos consideran el tema zanjado con el argumento de que “es lógicamente imposible demostrar la no existencia de algo, luego es imposible demostrar que Dios no existe”. Pero Dawkins nos recuerda que la carga de la prueba no recae sobre los ateos. Son los creyentes, al fin y al cabo, quienes afirman lo extraordinario: la existencia de una deidad invisible. Les corresponde a ellos, por tanto, convencer al incrédulo, no al revés.

Pero a Dawkins no se le recordará por haber sido el ‘coco’ de los creyentes, sino por su aporte a las ciencias biológicas. Y estas, junto a la computación, serán en el siglo XXI lo que fue la física en el XX: las disciplinas definitorias de la era.

No me refiero –aunque también– a los promisorios avances que conoceremos en la medicina, sino a dos campos relativamente nuevos: la psicología evolucionista y la genética conductual. Ambos estudian las conexiones entre evolución, genética y comportamiento humano. Y sus hallazgos serán una inquietante caja de Pandora de la que surgirán los grandes debates éticos de nuestro tiempo. Pues, al igual que rasgos físicos como la estatura y el color del iris, nuestra personalidad es parcialmente heredada. Y eso nos lleva a preguntas endiabladamente complicadas. 

¿Cómo afectará nuestra idea del mérito, por ejemplo, saber que el talento o la laboriosidad que conducen al éxito profesional no necesariamente son producto del esfuerzo de una persona, sino del software que traía preinstalado al nacer? ¿Cómo afectará nuestras nociones de justicia y culpabilidad saber que el delincuente puede haber nacido con una predisposición genética al crimen? ¿Cómo alcanzar la igualdad ‘social’ cuando sabemos que la desigualdad no es únicamente causada por la sociedad?

Las nuevas ciencias del comportamiento causan en muchas personas algo cercano al espanto. Por un lado, la idea –equivocada y desmentida– de que hay razas o castas genéticamente ‘superiores’ condujo, en el pasado reciente, a los peores crímenes de la historia. Por otro lado, a las ciencias sociales no les agrada que les digan que hay patrones de comportamiento que no dependen de ‘estructuras’ como el ‘patriarcado’, la ‘desigualdad’, los ‘estereotipos’, etc. –que son, en principio, modificables–, sino que obedecen a instintos más recónditos y menos perfectibles. Aceptar eso implica aceptar que no todo en la sociedad se arregla a través de políticas públicas bienintencionadas.

Y, claro, el estudio de las claves biológicas de la personalidad traerá la tentación de ‘mejorarla’ por medio de técnicas de manipulación genética, un juego con ramificaciones imprevisibles.

Pero el ritmo de los descubrimientos no se detiene ignorando los que nos resultan problemáticos. La física del siglo XX desarrolló el potencial de la electrónica así como la pesadilla de la nube de hongo. De manera análoga, la revolución genética del siglo XXI producirá una expansión del entendimiento humano acompañada de explosivos desafíos. 

@tways / ca@thierryw.net

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de cheyenn.lujan
ALERTA 🔴 Italia registra 760 muertes en un día y suma ya 13.915 casos letales por el coronavirus 🔴 Ecuador retira 150 cuerpos de viviendas de Guayaquil en medio de pandemia 🔴 Tráfico aéreo mundial de pasajeros se desplomó un 14,1% en febrero 🔴 En EE.UU. Prueban en ratones una vacuna capaz de neutralizar el coronavirus 🔴 Subsidios por desempleo alcanzan un nuevo récord en Estados Unidos con 6,6 millones de solicitudes 🔴 Más de 500.000 casos de nuevo coronavirus oficialmente declarados en Europa 🔴 España supera los 10.000 muertos por el coronavirus 🔴 X
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web