El Heraldo
Opinión

Imposible, alfombras, peto

Lo que preguntan por ahí.

¿Es correcta la frase: “Haré hasta lo imposible para que mi hijo no viaje”? ‘Juana Trucupey’, B/quilla

“Haré hasta lo imposible” es un uso familiar del idioma para expresar un deseo vehemente y definitivo valiéndose de una hipérbole, es decir, de una exageración, quizá la mayor que pueda existir, pues hacer hasta lo imposible para alcanzar algo es una acción que no puede ejecutarse, precisamente, porque es imposible.

¿Por qué se extienden alfombras rojas para recibir a visitantes ilustres? Darío Diago, B/quilla

En tiempos míticos, solo los dioses caminaban sobre alfombras. Según Esquilo, al arribo de Agamenón a Argos después de la Guerra de Troya, su mujer, Clitemnestra, mandó a cubrir con alfombras el camino hasta el hogar, pero él le dijo: “Quiero que me honren como a hombre, no como a dios”. Las alfombras de Clitemnestra eran púrpuras o rojo violáceas, color obtenido de una sustancia de altísimo costo, preparada a base de la mezcla de muestras secretadas en mínima cantidad por varias especies del molusco gasterópodo conocido como púrpura. Entonces el rojo, además de su connotación erótica o de fortaleza, pasó a simbolizar riqueza y poder político, porque, por el muy elevado precio de las telas teñidas con la excreción del molusco, las vestiduras violáceas pasaron a ser distintivo de dignidad real y, con el tiempo, de la de cónsules, sumos sacerdotes o cardenales. Las alfombras violáceas siguieron recogiendo los pasos de soberanos y jefes militares, pero en Estados Unidos, en 1821, se desplegó una ante el presidente James Monroe. Esta acción se imitó en los ferrocarriles, que crearon la RCT (Red Carpet Treatment o Tratamiento de Alfombra Roja, especie de categoría VIP), y después en las entregas de premios en eventos rutilantes.

De niño, en Barranquilla me daban peto. Era espeso y agradable. ¿Por qué el nombre? ¿Ingredientes? José Antonio Moreno Armella, Guayaquil

Se llama peto porque es una bebida preparada con maíz eto o peto, variedad colombiana obtenida en Medellín en 1945 por la Sección Genética de la Estación Agropecuaria Experimental Tulio Ospina, cuya sigla, ETO, está en el nombre del grano. Diccionarios de colombianismos dicen que peto es “una mazamorra de maíz pilado”. Sin embargo, el peto de la Costa es distinto. Así lo describe Consuelo Araujonoguera en su Lexicón del Valle de Upar: “Bebida espesa y típica de la cocina criolla hecha con el agua en que se hierve el maíz, a la cual se le agrega una porción de maíz cocido y molido y algunos granos enteros para que espese. Esta agua se combina con igual cantidad de leche y se adereza con azúcar y astillas de canela que le dan un sabor exquisito. No es una mazamorra como la que gustan en Boyacá, Cundinamarca y otros departamentos del interior, sino una bebida que aún tiene gran demanda y que fue muy apetecida en nuestra infancia cuando nos alertaba el gusto el pregón de la vieja ‘Chichema’ Fuentes: ‘Petooooo, peto caliente… sí hay, sí hay petoooo…’ ”.

edavila437@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

El caso ‘Cariaco’ González

Es el minuto 14 del primer tiempo. Junior y Nacional juegan en el Metro. ‘Cariaco’ González recibe el balón sobre el sector izquierdo, avanza, centra con el pie derecho, ya no tiene el balón, de improviso, y sin él verlo llegar, Edwin Torr

Leer
El Heraldo
Jorge E. Robledo

Coincidencias poco conocidas

Se sabe de la animadversión, resistencia o como quiera llamarse de Gustavo Petro y los dirigentes petristas a la economía empresarial. Y no se trata de contradicciones con algún empresario por alguna razón particular, sino en contra del conjun

Leer
El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

¿Alcalde enredado?

Más de 1.100 alcaldes manejan el país. Si un 50% lo hace bien, con seguridad que Colombia marcharía por buen camino. Pero la realidad es otra porque la mayoría de estos mandatarios no se prepararon para gobernar. En estos momentos, casi todos

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

Una densidad urbana inaceptable

Presento excusas por ser tan reiterativo con este tema, pero lo considero como mi obligación de barranquillero, y esperaría que de tanto repetirlo este lograra calar en las llamadas fuerzas vivas de la ciudad, Comité Intergremial, Cámara de Co

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.