¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

El carrito

Como un homenaje a Antonio Celia Cozzarelli, fallecido el pasado 3 de junio, seguiremos publicando algunas de sus columnas.

Bastaba una caja de madera y cuatro balineras para hacer un carrito. Eran cajas de madera fuertes, donde venían empacadas las puntillas ‘Vivenzi’, ‘Gerosa’ o ‘Codacero’, o los panes de jabón ‘Único’, aquellos bloquecitos rectangulares de color amarillo con los que se lavaba la ropa. Las balineras, que eran las ruedas, se conseguían en los talleres de mecánica, donde no las botaban para regalárselas a los ‘pelaos’.

Una tabla clavada en la parte superior del cajón era el asiento del “conductor”. En la parte frontal, un listón de madera, fijada al centro con tornillo, guasa y arandela para darle movimiento, era la “cabrilla” que se movía con los pies y la pita. Los “stops” eran dos tapas de lata de betún rojo. Se frenaba “rastrillando” los pies, con zapatos de “doble suela y carramplón”.

Concluida la elaboración del carro, había que ubicarlo en una loma bien empinada para salir a correr por los andenes. Era fantástica la sensación que daba la velocidad y grande la emoción que sentíamos bajando la loma. Aunque era corto, nos parecían kilómetros, y dando rienda suelta a la imaginación nos sentíamos en un autódromo. Al llegar a terreno plano, había que tirar con fuerza cuesta arriba para emprender de nuevo el descenso.

Nos divertíamos al aire libre, sin encierros, y sin más implementos que los que nosotros mismos fabricábamos. Gozábamos del viento que nos acariciaba y del radiante sol que Dios le regala todos los días a Barranquilla. ¡Ahora salgan, hagan su propia versión del carrito!

Más Columnas de Opinión

Lucero Martínez

Patriarcalismo y estado

Un orden endeble que la enfermedad mundial develó, propiciando la caída cultural más estruendosa en toda la historia de la humanidad, la que será narrada por los siglos de los siglos.

Somos el producto de la invención política, soc

Leer
Fernando Giraldo

Vergüenza y desencanto

No es así en el caso del exministro Arias, por tratarse de algo debidamente juzgado. Vía tutela se concedió una nueva instancia; mientras millones de casos son ignorados o quedan invisibles. No todos reciben las mismas oportunidades. Es la Colo

Leer
Kelina Puche

Nueva política social

El programa de Ingreso Solidario, liderado por el Departamento Nacional de Planeación, y dirigido principalmente a un grupo poblacional, quizás no pobre en su totalidad, pero sí ampliamente vulnerable, que en buena medida depende de la economí

Leer
Daniela Cepeda Tarud

Paciente 31

Un mes después de la identificación de la primera persona infectada con coronavirus, dicho país había conseguido contener su expansión, con solo 30 personas infectadas. Sin embargo, la paciente número 31, a pesar de tener síntomas, continu

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web