El titulo es:El carrito

Últimas noticias

El presidente Duque destaca la entrada en funcionamiento de la nueva sede del Sena.
13:30

El director general del Sena, Carlos Mario Estrada, aseguró...

Extranjero ahogado en cabañas de Buritaca.
13:24

El cadáver fue localizado en una empalizada de las Cabañas...

El alcalde de Malambo, Efraín Bello, durante el consejo de seguridad.
13:23

Destacó que por la rápida reacción de la fuerza...

13:18

También se presentó avance de otras instituciones que...

12:44

El subastador estima en 7.500 euros el precio de salida de...

Entrada de la Escuela de Policía Antonio Nariño, ubicada en el municipio de Soledad.
12:43

El joven que se prepara en la institución de Soledad fue...

El menor herido es atendido en la Clínica Campbell de la calle 30.
12:39

Los hechos ocurrieron a las 6:00 de la mañana de este...

El presidente Iván Dque en la apertura de la carrera 38.
12:35

Una apretada agenda cumple a esta hora el presidente de la...

Ministra de Transporte, junto al gerente de Transmetro Ricardo Restrepo.
11:59

Propuesta del Gobierno Nacional es que la vía pase por...

Néstor Humberto Martínez Neira, fiscal general de la Nación.
11:54

El representante de los verdes, Mauricio Toro, pidió la...

Columnas de opinión
Actualizado hace 5 meses

El carrito

Como un homenaje a Antonio Celia Cozzarelli, fallecido el pasado 3 de junio, seguiremos publicando algunas de sus columnas.

Bastaba una caja de madera y cuatro balineras para hacer un carrito. Eran cajas de madera fuertes, donde venían empacadas las puntillas ‘Vivenzi’, ‘Gerosa’ o ‘Codacero’, o los panes de jabón ‘Único’, aquellos bloquecitos rectangulares de color amarillo con los que se lavaba la ropa. Las balineras, que eran las ruedas, se conseguían en los talleres de mecánica, donde no las botaban para regalárselas a los ‘pelaos’.

Una tabla clavada en la parte superior del cajón era el asiento del “conductor”. En la parte frontal, un listón de madera, fijada al centro con tornillo, guasa y arandela para darle movimiento, era la “cabrilla” que se movía con los pies y la pita. Los “stops” eran dos tapas de lata de betún rojo. Se frenaba “rastrillando” los pies, con zapatos de “doble suela y carramplón”.

Concluida la elaboración del carro, había que ubicarlo en una loma bien empinada para salir a correr por los andenes. Era fantástica la sensación que daba la velocidad y grande la emoción que sentíamos bajando la loma. Aunque era corto, nos parecían kilómetros, y dando rienda suelta a la imaginación nos sentíamos en un autódromo. Al llegar a terreno plano, había que tirar con fuerza cuesta arriba para emprender de nuevo el descenso.

Nos divertíamos al aire libre, sin encierros, y sin más implementos que los que nosotros mismos fabricábamos. Gozábamos del viento que nos acariciaba y del radiante sol que Dios le regala todos los días a Barranquilla. ¡Ahora salgan, hagan su propia versión del carrito!

Imagen de cheyenn.lujan

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1