El titulo es:Después de elecciones

Últimas noticias

Titanes de Barranquilla deberá ganar hoy si quiere acceder a la final del torneo.
00:00

El quinteto barranquillero perdió anoche 84-78 ante...

Juan Manuel Buelvas, gerente de Telecaribe.
00:00

La transmisión de la velada de elección y coronación de la...

Gabriela Tafur Náder lee la edición del pasado martes de EL HERALDO en la que se anuncia su victoria.
00:00

La nueva Señorita Colombia atendió a los medios de...

Imagen del ‘gran K’.
00:00

Este será sustituido por una constante matemática.

Rodolfo Llinás.
00:00

Otro importante reconocimiento para el prestigioso...

La diabetes tipo 2 se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.
00:00

Este tipo representa la mayoría de los casos mundiales,...

Obra ‘Eros cabalga’, de Ángel Loochkartt.
00:00

Hoy se inaugura también la exposición ‘Yo seré tu reflejo’.

Eva y Candela construyen una relación única que se irá desgastando con el tiempo.
00:00

La ópera prima de Ruth Caudeli, que se proyecta por estos...

Duque en su llegada a París el pasado 11 de noviembre.
00:00

El mandatario mostró su interés por obtener recursos de...

Néstor Martínez, fiscal general, quien fungía como abogado del grupo Aval.
00:00

Jorge Pizano, quien murió hace cinco días, había revelado...

Columnas de opinión
Actualizado hace 5 meses

Después de elecciones

El lunes es cuando comienza la vaina. Estamos en elecciones desde el 2016 cuando se votó en el plebiscito, con el país dividido desde entonces. Lo que están pronosticando las encuestas recientes –que no son públicas– es que el que gane este domingo lo hará por una nariz, y el país va a quedar dividido en dos. 

Este no es un resultado indeseable, porque el nuevo presidente va a tener que moderar sus aspiraciones para no someter al país a la zozobra de un enfrentamiento prolongado e insostenible, o peor aún si se torna violento. 

Quien resulte ganador no podrá reducir el Acuerdo de Paz y el posconflicto a su más mínima expresión. Tampoco podrá emprender la reforma de la justicia sin incorporar a los perdedores al consenso. Tendrá que conformarse con una reforma de corte socialdemocrático, y archivar su proyecto más radical. 

 Aún con esas restricciones, la tarea que les espera es enorme. El Estado colombiano es cada vez más inoperante y hace falta mucho para poner al país en orden. Para lograrlo se requiere que no continúe agriamente dividido. Los colombianos tenemos que aprender a convivir con el que piensa diferente, a tolerar esas diferencias y a perdonar. No tiene sentido pactar el final de un conflicto interno que ha durado medio siglo y de ahí en adelante darle a las Farc tratamiento de leproso en la edad media. Se tendrá que aceptar que ser de izquierda o de derecha no es un estigma sino una manera de ver el mundo, que ser heterosexual es una opción entre otras disponibles, y que ser pobre no es algo que no tiene remedio.    

El tema más urgente en la agenda del gobierno entrante debe ser establecer control efectivo en todo el territorio nacional. Inexplicablemente el Gobierno y la fuerza pública no tomaron control de los territorios que las Farc dejaron libres y están en manos de criminales y otros grupos irregulares. El Estado debe llegar con un programa de emergencia a todas las regiones con seguridad, justicia y servicios básicos, atención a la primera infancia, educación, salud, seguridad social y trabajo. 

Esto debe complementarse con un plan de desarrollo rural integrado que le dé acceso a la tierra y a otros medios de producción a campesinos y pequeños productores, y que impulse la agricultura comercial y la agroindustria a mediana y gran escala.  En las ciudades hay que montar un programa equivalente de gran impacto que genere puestos de trabajo para los desocupados, preferentemente los jóvenes y los adultos mayores de 40 años. Las decisiones de presupuestos públicos y los programas de inversión deben atender primero que todo a los más desprovistos.  

Para llevar esto a cabo se necesitan recursos que deben provenir de un mayor recaudo de impuestos, corregir el sistema tributario para que sea progresivo, combatir la corrupción y la evasión. Es urgente establecer un programa de colaboración efectiva entre el Estado y el sector privado, para subir por lo menos un punto porcentual el crecimiento anual normal promedio de la economía (de 4 a 5 por ciento anual, por ejemplo) y políticas coyunturales que promuevan crecimiento.

Imagen de JoshMattar

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1