El Heraldo

Culpables sin condenas

Te señalan, te juzgan y te sentencian con pena de muerte social, sin siquiera conocer las pruebas que reposan en tu contra o el derecho aplicable al caso. Se cree que todo aquel que tenga un proceso, bien sea disciplinario o penal, es culpable sin importar lo que un juez tenga que decir. Ni el sistema penal acusatorio, ni la descarada mafia de falsos testigos que opera en Colombia son tan responsables como la sociedad, por la condena social y el prejuzgamiento de personas que solo con la apertura de un proceso sufren el rechazo social, el estigma y el escándalo desinformado de algunos medios de comunicación.

Este dañino prejuzgamiento que desconoce a todas luces la idea de la presunción de inocencia hasta que se pruebe lo contrario es una patología social arraigada en Colombia, que tiene como base la creencia de que todo político o ciudadano que sea investigado por corrupción, narcotráfico, parapolítica o farcpolítica es culpable, porque bien es cierto que no hay refrán más profesado en el país que aquel que dice que cuando el río suena piedras lleva. Para la sociedad que se alimenta de la habladuría y del chisme popular, los términos de apertura de investigación u orden de captura son suficientes para acabar, destrozar y hacer añicos la reputación de una persona y el buen nombre de su familia. Poco le interesa a la sociedad esperar al juicio o a que se culmine el proceso, porque para una gran mayoría del país es suficiente un titular amarillista de noticiero nacional para empezar con la campaña del desprestigio de voz a voz. 

En Colombia se ha presentado un sinnúmero de casos donde la justicia penal se ha equivocado gravemente, con acusaciones sin fundamento, como el conocido caso de Alberto Júbiz Hazbún, pero no suficiente con las imperdonables falencias que tiene el sistema penal, algunas personas se dedican a reafirmar estas acusaciones como si fueran jueces dueños de la verdad.

En un país donde actualmente se presentan tres mil casos de falso testimonio, y donde para muchos responsables de la comisión de delitos se ha vuelto un negocio endilgarles a otros la responsabilidad de sus conductas, debería esperarse cuando menos una condena judicial antes de hacer aseveraciones irresponsables y carentes de fundamento. Está bien que el país sea crítico y se interese en aquellas conductas criminales que afectan la institucionalidad, pues ello hace del control propio de las democracias, sin embargo, ello no da lugar al prejuzgamiento social por la comisión de delitos o faltas disciplinarias.

@tatidangond

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Bañarse o no

La realidad del acceso al agua en Bogotá es bastante crítica. Parece que, aunque se  debieron activar activar alertas tempranas, incluso desde la administración de Claudia López, los habitantes de la ciudad no comprenden completamente la

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Confío en ti

Me emociono leyendo los salmos. Me gustan las imágenes que usa el poeta para expresar las emociones que le produce su experiencia espiritual. Las figuras literarias son tributarias de su momento histórico, de su cultura y social en el que viven.

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.