El Heraldo
Deportes

Palestra deportiva | La vez que ‘Pambelé’ se comió un postre argentino

La defensa que hizo ante Carlos Giménez fue muy fácil.

La defensa más fácil que le tocó al campeón mundial de las 140 libras Antonio Cervantes, ‘Kid Pambelé’, fue lograda sobre un argentino que fue volteado en un dos por tres y se llamó Carlos Giménez.

No se conocía, hasta entonces, un retador de tan baja calidad como la de este púgil argentino. Su mediocridad corría pareja con su bajísima calidad de desafiante. Sin embargo, no se conocía en todo el orbe pugilístico una víctima tan propiciatoria como este argentino, que no pudo colocarle a ‘Pambelé’ un solo golpe que pudiera calificarse como tal. 

Pero antes de combatir, el hombre parecía todo un campeón, pero con la boca. Había que ver los aires de campeón mundial que exhibía en los salones del hotel Tequendama el supuesto desafiante de las 140 libras.

En la reunión de visitantes y deportistas que suelen presentarse en estos casos, el hombre empezó a dar muestras de la pedantería que lo respaldaba. 

En aquel salón del Tequendama entró una llamada telefónica procedente de Buenos Aires; la hicieron los jugadores de un club de fútbol preguntando por el desafiante; este de inmediato tomó el auricular y le dijo a los jugadores: “Aquí habla el campeón mundial peso wélter”. Los futbolistas quedaron desconcertados con el auto pronóstico del retador, quien afirmaba “aquí les habla el campeón mundial” una y otra vez; “no queremos hablar con ‘Pambelé’ sino con el argentino Giménez”, y finalmente no hubo entendimiento.

Otra muestra desconcertante originaria de lo que creía el pugilista cuando este reafirmaba una y otra vez que ya era el campeón mundial sin haber subido al ring.

La pedantería de este argentino llegó en otra llamada telefónica, donde un abogado y juez civil de Argentina, que había llegado a Bogotá para ver la pelea, pidió que le pasaran al boxeador gaucho. 

Era un juez que había sacado de la cárcel siete veces a este boxeador bronquista, pero vamos a ver que cuando el juez entró en contacto telefónico con el púgil, este desconcertó y desmoralizó por completo al funcionario, diciéndole: “Pero qué pasa, ahora que seré el campeón mundial vienen los inoportunos a molestar”, olvidándose este desagradecido de las veces que el juez lo había sacado de la cárcel.

Por fin llegó la pelea, y este argentino más desagradecido que un gato barcino se dio cuenta con el primer campanazo que con el que se había enfrentado era todo un campeón. ‘Pambelé’ comprendió que frente a él lo que había era una ‘anchova’ y lo fue sobrellevando durante varios rounds para liquidarlo más adelante.

Pero el argentino comprendió claramente que allí no tenía él el más mínimo chance, y en el quinto o sexto round le dijo a sus ayudantes que lanzaran la toalla porque él no tenía oportunidad ninguna frente a ‘Pambelé’, finalizando así un amago de pelea que no tenía sentido.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
José Félix Lafaurie

La Colombia de Petro

Tuve una pesadilla. Amanece el 8 de agosto de 2022 y Petro se levanta adormilado, se tercia la banda presidencial, se mira al espejo, se empina, saca pecho y se regala su mejor sonrisa socarrona. Se siente el Bolívar -no Gustavo sino Simón- del

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Un talento llamado Silvestre

Eran tal vez las 4 de la madrugada de aquel 12 de mayo de 1980, cuando en el hospital de Villanueva (La Guajira) nació un niño que llevaría el nombre y apellido de su abuelo Silvestre Dangond.

Sus años de niñez y adolescencia los vi

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

¡Eche!, etimología, Amira

¿Qué es el ‘¡eche!’ barranquillero? M. Arteaga, Cali Textos sobre costeñismos dicen que “es interjección despectiva”. Alario Di Filippo afirma que “tiene cierto sentido de protesta”. No se relaciona con la interjección ‘¡che!

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

La ciudad del progreso

¿Por qué nos debe importar tanto que haya venido el Rey de España a Barranquilla? ¿Por qué hay tanto alboroto porque haya llegado ‘un señor’ a estas tierras caribeñas? ¿Por qué la ciudad se paraliza por algo tan ‘superfluo’?

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.