El Heraldo
Archivo.
Colombia

Cuatro años después Sor Cecilia sigue en cautiverio: esta es su historia

El hermano de la religiosa habría contado a medios nacionales que el plagio se debió a un asunto religioso.

Tras cuatro años, siete meses y 16 días del secuestro de la monja colombiana Gloria Cecilia Narváez, en Malí, África, por parte de un grupo de Al Qaeda, se conoció que la religiosa tendría quebrantos de salud, por lo que sus familiares, amigos y miembros de la comunidad Franciscana claman a las autoridades por su regreso.

La religiosa fue plagiada por integrantes armados en una aldea de Malí, cerca de Burkina Faso en África, el 7 de febrero de 2017. Desde entonces, solo se han conocido dos videos de pruebas de supervivencia y testimonios de personas que fueron liberadas y que compartieron cautiverio con Sor Cecilia.

¿Cómo empezó el viacrucis de la monja colombiana?

Mientras un grupo de religiosas se disponía a dormir el sonido ensordecedor de varios perros alarmaron a las monjas que se encontraban en una aldea en Karangasso, a unos 400 kilómetros de la capital de Malí. No era para menos, hombres fuertemente armados entraron a la fuerza en donde vivían las religiosas.

Al llegar al lugar donde se encontraban las monjas, entre ellas, Sor Cecilia, los hombres se autodenominaron como yihadistas, y según ellos, iban en busca de dinero.

“Somos misioneras, no tenemos dinero”, expresaron las hermanas. Los hombres insistían en saber quién estaba al mando, indicó una fuente en su momento a revista Semana.

Ella como toda colombiana, valiente enfrentó a los secuestradores asegurando que era ella quien estaba a cargo del lugar donde se encontraban las religiosas

Gloria Cecilia Narvaez, de 56 años y natural de Pasto, era la hermana superiora del grupo de tres religiosas colombianas y una lugareña, quienes se encontraban en una misión.

En un doloroso relato de una de las hermanas que estuvo presente en el lugar dijo que fueron angustiosos momentos.

“Los hombres la obligaron a regresar a la sala, donde se sentó y suplicó que no nos hicieran nada, que teníamos niños huérfanos al cuidado, que éramos misioneras, que no éramos europeas sino colombianas, que no teníamos dinero”, dijo la hermana Clara Natalia Vera a las autoridades locales.

El temor se apoderó de las mujeres en esa aldea, pues a las demás monjas las encerraron en una habitación, mientras que a la colombiana la dejaron con los demás hombres armados en una sala, donde ella rogaba por la vida de todas. Sin embargo, sus súplicas no surtieron efecto.

Uno de los terroristas se fue con Sor Cecilia a que les entregara el dinero, pero no encontraron.

Narran las demás hermanas que cuando estaban encerradas escucharon el sonido de un carro que se alejaba y un disparo.

Al salir todas de donde estaban encerradas se dieron cuenta que ya la hermana Cecilia no estaba.

Así mismo, Édgar Narváez, hermano de Sor Cecilia, en entrevista con Caracol Radio, indicó que el secuestro de su hermana había sido religioso. “Porque ellos practican otra religión. La comunidad franciscana tratan de ayudar a las musulmanas para practicar el catolicismo, esto fue lo que les molestó a los yijadistas, esa fue la piedra en el zapato”, indicó Narváez, en entrevista con el medio nacional. 

Quebrantos de salud

Según información de Blu Radio, personas que se encontraban en el mismo lugar que ella, aseguran que al momento de escapar, Sor Cecilia no estaba en condiciones de huir del lugar donde los mantenían retenidos, pues al parecer se encuentra muy débil.

“Quisieron llevarse a la monja con ellos, pero la operación se vio frustrada, pues la religiosa no pudo hacerlo por su estado de salud”, sostuvieron las hermanas Franciscanas al medio radial nacional.

La comunidad de María Inmaculada a la que pertenece Narváez pidieron a las autoridades confirmar o desmentir dicha versión.

La hermanada superior Aylem Yela Romo hizo un vehemente llamado a las diferentes autoridades en Colombia para que ayuden en el proceso de liberación de Gloria Cecilia Narváez, monja de la comunidad Franciscana, quienes suplican que no las dejen solas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.