Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
La población joven consultada por la encuesta virtual en Barranquilla está entre los 18 y 25 años de edad.
Jhonny Olivares
Barranquilla

Salud mental: 51,4% de jóvenes en Barranquilla están afectados

Expertos consultados por EL HERALDO señalan que la falta de interacción social y el desempleo están ocasionando estrés y ansiedad a esta población.

El aislamiento social producto de la crisis sanitaria mundial es una amenaza de gran proporción tanto para la salud física como para la salud mental, eso ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS) al referirse a la situación emocional que influye en el bienestar de sociedades enteras.

El 35,7% de los barranquilleros han hecho evidente esta adversidad al manifestar un deterioro de su salud mental durante la cuarentena. Llama la atención que en la población joven (entre los 18 y 25 años de edad) este porcentaje asciende al 51,4%.

Las afectaciones en este último grupo poblacional tienen tres visiones: una a nivel social, otra biólogica y por último a nivel psicológico. Así lo enumera el psiquiatra Andrés Rosado.

La primera estaría asociada con dificultades económicas.

A nivel biólogico, el especialista dice que tiene relación con la falta de interacción social, lo que desencadena una serie de sucesos como aumento del estrés, procesos de inflamación al organismo que afectan el sistema inmunológico, a su vez se originan afectaciones en el sistema endocrino que produce daño cerebral, sumado a esto se presentan cuadros de conducta afectivos y cuadros de sueño, “situaciones que estamos observando en la población actual”, sustenta.

A nivel psicológico, el psiquiatra basa su tesis en que independiente del concepto de redes sociales los seres humanos son sociales y esa  interacción con el otro hace que el organismo promueva “que nuestra psiquis, nuestro ser, pueda observar en el otro sus propios pensamientos, afectos y conductas, evaluándose o simplemente inconscientemente viviendo esa interacción, llenándonos de emociones y sentimientos”, afirma Rosado.

En resumidas cuentas, la pérdida de cada uno de estos elementos bio-psico-social desequilibra lo orgánico de tal manera que produce el aumento de los casos “que estamos observando no solo en nuestra población, sino a nivel mundial”.

Una valoración similar hace la doctora en Psicología y docente de la Universidad del Norte, Olga Lucía Hoyos De Los Ríos, quien precisa que la interferencia en los procesos de desarrollo que están viviendo los jóvenes ha permitido que se detengan muchas rutinas y actividades.

“Algunos jóvenes están en pleno desarrollo de sus vidas, en la búsqueda de un trabajo, estableciendo familias y la situación tal vez los hace ver con menos optimismo  el futuro, sobre todo si se enfrentan a pérdidas concretas de empleo o de la pareja, esto podría llevarnos a entender por qué están reportando mayores niveles de ansiedad, nerviosismo y rabia”, sustenta la doctora. 

Además, señala que hay datos concretos que revelan que esta población es la que más ha perdido empleo de manera importante.  “Aunque estos datos nos están mostrando una realidad y una tendencia general, hay que reconocer que cada persona responderá con los recursos que su historia individual les ha permitido ir construyendo, vivencias previas que pueden haberlos preparado para responder de una manera más positiva a este momento que estamos viviendo”.

La especialista destaca la  importancia del estudio porque muestra una ruta para dirigir los esfuerzos a corto plazo en salud mental y así cranear estrategias para hacer acompañamiento a los jóvenes, un grupo de mayor riesgo, que está planteando necesidades importantes y que requieren programas de intervención para facilitar el retorno a la realidad con los cambios que ha supuesto.

Para la doctora en Psicología con Orientación en Neurociencia Cognitiva de la Universidad del Norte Edith Aristizábal este deterioro en la salud mental es el resultado del temor y la incertidumbre por el virus, lo que hace que surjan síntomas asociados a la ansiedad y el estrés.

“Se da por el encierro y la monotonía que se genera al no poder salir a compartir con amigos o con la pareja. En los jóvenes es más alta la necesidad del intercambio social”.

Además, si la persona presentaba algún signo antes de la cuarentena, es posible que durante el aislamiento la crisis mental haya podido intensificarse, dice la psicóloga.

Recomendaciones

 Para sobrellevar la crisis, los especialistas recomiendan incluir dentro de sus actividades una rutina que incluya recreación y ejercicio.

Buscar espacios de esparcimiento, adoptar hábitos de comida saludable. Una recomendación importante es hablar y expresar las emociones con alguna persona cercana. “Se necesita  poder soltar a través de las palabras lo que se siente”, sugiere el psiquiatra.

También aconseja buscar ayuda de un especialista en caso de no poder controlar  las sensaciones.

La psicóloga Aristizábal recomienda a las familias mayor comprensión a la situación de los jóvenes y generar espacios de esparcimiento en casa.

Datos

Otros de los principales hallazgos de la encuesta fue la percepción de la salud por localidades. En la localidad Suroriente fue el sector donde peor se sienten los ciudadanos con respecto a su estado de salud mental. Mientras que en la localidad Metropolitana es donde mejor se sienten. (Ver mapa).

La OMS

Aunque actualmente la prioridad es salvar vidas y fortalecer las medidas de salud pública,  la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han dado unos lineamientos en respuesta a la necesidad de atender la salud mental para la Covid-19, la cual tiene como objetivo reducir el sufrimiento y mejorar el bienestar psicosocial de personas afectadas por el virus de manera directa o indirecta.

Dentro de esa estrategia se describen apoyos familiares y comunitarios para grupos con algún grado de vulnerabilidad, pasando a apoyos focalizados para individuos con necesidades específicas en salud mental, y finalmente se describen las intervenciones de servicios especializados.

Las propuestas tienen como objetivo responder a las necesidades específicas, así como prevenir un mayor grado de afectación de la salud mental, con intervenciones oportunas.

“El miedo, la tristeza, la ansiedad y la preocupación pueden ser reacciones consideradas comunes y comprensibles que pueden manifestar las personas, estas pueden llegar a prolongarse y tornarse más graves e incapacitantes, lo que conduce a un aumento de los trastornos mentales entre adultos y niños.

Medición virtual

La Encuesta Virtual #MiVozMiCiudad realizada por la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona se realiza con el apoyo de la firma Sensata UX. La encuesta es una nueva iniciativa de medición y monitoreo que recolecta información de bienestar subjetivo con el fin de que los ciudadanos manifiesten su percepción sobre la calidad de vida en la ciudad durante la cuarentena. Así mismo, este ejercicio busca brindar insumos para la toma de decisiones durante la coyuntura actual.

La encuesta usa herramientas digitales y las redes sociales como mecanismos de innovación para la medición y análisis de información ciudadana, y la cual contó con una metodología rigurosa y estrictos protocolos de seguridad. En Barranquilla, la encuesta contó con la participación de más de 3.000 ciudadanos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Ver el especial

Más noticias de:

  • desempleo
  • jóvenes
  • OMS
  • Pandemia
  • Salud mental
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web