El Heraldo
Glenn Close, en el papel de Deb, sufre por el consumo de heroína por 10 años de su hija Molly (Mila Kunis).
EFE
Sociedad

Glenn Close se une a Rodrigo García en un drama sobre la drogadicción

La actriz protagoniza ‘Four Good Days’ con Mila Kunis. La cinta narra la lucha de una madre por lograr que su hija deje la heroína.

Puede que Glenn Close fuera la protagonista de los últimos Oscar pero la actriz no se desvive por un piropo: “Me gusta rodearme de gente creativa y sacar adelante una película, pero cuando no trabajo no presto atención a eso”, asegura en una entrevista.

Desde su casa en Montana, alejada del ajetreo de Hollywood, continúa recibiendo halagos por su baile al ritmo de Da Butt tras perder por octava vez en los premios hace una semana. Para muchos, fue el mejor momento de la gala. Para otros, una lección de saber estar firmada por un “tesoro nacional”.

“Me siento bendecida, no lo sé. No voy por ahí pensándolo mucho, sería insoportable. Vivo cerca de mi hermana Jessie en una ciudad pequeña en Montana y no pienso en eso”, cuenta Close, de 74 años, durante una videollamada.

Le puede interesar: Shakira califica de inaceptable la pérdida de vidas en las protestas

Hace un par de años que la actriz, que se define como introvertida por naturaleza, abandonó Los Ángeles y Nueva York para vivir en una pequeña casa en un estado rural alejado de los focos.

Por eso, quita peso a la parafernalia que rodea la industria del espectáculo. “Me gusta trabajar, me gusta estar con un grupo de gente creativa y tratar de hacer una película a partir de un buen guión, pero si no estoy trabajando no pienso mucho en ello”.

Un drama sobre la drogodependencia y el amor de una madre

Apenas dos semanas después de su participación en los Oscar por Hillbilly Elegy, la estadounidense ya está en plena promoción de su nueva película: Four Good Days, un drama dirigido por el colombiano Rodrigo García, hijo del Nobel Gabriel García Márquez, que se estrena este viernes.

La cinta, basada en hechos reales, cuenta la historia de Molly, una adicta a la heroína (interpretada por Mila Kunis) que para acceder al tratamiento de desintoxicación debe permanecer cuatro días sobria y para ello recurre a su madre (Glenn Close).

Deb, la madre, es una mujer estricta que debe encontrar un equilibrio entre ayudar a la persona que más quiere en el mundo y marcar las distancias para evitar que una recaída vuelva a romper a la familia.

“Cuando tienes un material tan bueno es muy inspirador —afirma Close—. En este caso quería saber cómo una madre podría cerrar la puerta de casa a su hija”.

En su presentación en el festival de Sundance del año pasado, la crítica destacó la química entre Close y Kunis, responsables de retratar una relación tensada entre el amor incondicional y la desconfianza que recuerda a filmes como Beautiful Boy o Ben is Back.

Lea aquí: Red Hot Chili Peppers vendió su catálogo de canciones

“Actuar es tener complicidad, mirar a los ojos de otra persona, reflejarse en otra persona. Mila es una compañera perfecta, está dispuesta a todo, es muy abierta y convincente”, destaca Close.

Kunis, por su parte, tampoco se queda corta en halagos para Close. “Yo ya sabía que iba a amar a Glenn, me encanta que ella me quiera”, explica un rato después en la misma videollamada.

Recordando todos los mensajes de apoyo que su compañera ha recibido desde la gala de los Oscar, Kunis encuentra una explicación para la ola de cariño. “Ella es una leyenda por una razón, es la mejor actriz con la que he trabajado, porque simplemente es ella. No es estática, siempre conmueve”, afirma.

Y aunque los premios no signifiquen nada, recuerda que esa “leyenda” ha ganado tres Emmy (televisión), tres Tony (teatro) y tres Globos de Oro. Si este papel o los próximos le darán un nuevo intento para el Oscar es algo que no le preocupa.

El director colombiano Rodrigo García.
Volver a los cines

Close, que ya trabajó con Rodrigo García en El secreto de Albert Nobbs (2011), prefiere animar a que el público regrese a los cines tras un año difícil por la pandemia: “Es importante tener un espíritu de comunidad y experimentar algo al mismo tiempo. No hay nada mejor”.

Un mensaje al que Kunis se une: “Necesitamos interacción humana, compartir un momento”.

“Persistencia de la esperanza”

El filme ‘Four Good Days’ está basado en una historia de la vida real que publicó en un artículo el Washington Post en 2016. El realizador colombiano Rodrigo García, hijo del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, en una entrevista para MSN Video, resaltó de la trama la relación entre las dos protagonistas y “la persistencia de la esperanza” por encima de todo, por más complicado que sea el panorama, en este caso de la madre que lucha porque su hija supere su adicción a la heroína.

Lea también: Forbes resalta la alianza madre-hija de Silvia Tcherassi y Sofía Espinosa

“Los desafíos curiosamente siempre son los mismos, tienes una idea de que la película tenga un tono particular, que no explote una desgracia ajena, que no se regodee en el tremendismo de la adicción ni en el impacto en la familia del adicto, sino contar lo que me interesaba que era la relación entre estas dos mujeres, eso fue lo que me interesó siempre del artículo y de las dos mujeres reales cuando las conocí, la complicación de la relación madre e hija”, dijo García.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • película
  • Cine
  • Gabriel García Márquez
  • Glenn Close
  • Mila Kunis
  • Rodrigo García
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.