El Heraldo
Luis Rodríguez Lezama
Sociedad

“Yo soy un constructor de historias”: Fausto Pérez

Carnaval de Barranquilla S.A.S le entregará el reconocimiento ‘Vida y Obra’, por su trayectoria como periodista  El barranquillero celebra 40 años de carrera.

Cuatro décadas, cuatrocientos ochenta meses y más de catorce mil seiscientos días es el tiempo que lleva el periodista y escritor barranquillero Fausto Pérez Villareal en el ejercicio de su labor.

Sus letras han sido impresas por distintos periódicos y editoriales. Los premios han adornado y avalado su carrera. Por eso, en el Premio Ernesto McCausland será el homenajeado con el reconocimiento Vida y Obra, otorgado por Carnaval S.A.S, que exalta cada año la trayectoria de un personaje de la ciudad cuyo legado enaltece las fiestas carnavaleras.

Su personalidad, su carisma y, por supuesto, su talento son algunas de las características que resaltan de Fausto Pérez, y que lo ha hecho acreedor de distintos reconocimientos como el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar y Premio Periodismo a la Mejor Crónica del Carnaval ‘Ernesto McCausland Sojo’.

Aunque dudó recibir este premio porque “en muchos casos se entrega cuando la persona ya está en el ocaso de su vida. Después de una ardua reflexión decidió aceptarlo y consideró que es un honor recibirlo.

Además ha sido autor de 19 libros de crónicas y reportajes.

Sus inicios

En este oficio empezó en 1982, de la mano de una de las insignias más grandes del periodismo barranquillero, ‘Chelo’ de Castro Carrol, quien estaba en La Voz de la Patria y llevó a Fausto a El HERALDO.

Por esta casa editorial, Pérez Villareal ha pasado en unas cinco ocasiones. De aquella primera vez no olvida su proceso. “Cuando llegué me recibieron Ahmed Aguirre y Estewil Quesada, ellos a su vez me presentaron a Fabio Poveda Márquez y ahí empecé”.

A Fabio Poveda le llevó un escrito que había hecho cuando aún estaba en cuarto de bachillerato, “era sobre Rocky Marciano, que cumplía 13 años de muerto y fue un campeón mundial de boxeo peso pesado, el primero en retirarse invicto”, recordó Pérez.

Ese escrito, según contó el mismo Fausto, tenía bastantes errores de ortografía, pero a Fabio Poveda le gustó.

“Ponderó que un muchachito de 17 años debutara en el El Heraldo Deportivo. Durante cinco años me regalé, entre comillas, pero más que todo laboré siempre escribiendo en el deportivo hasta que surgió El Diario del Caribe y de aquí se llevaron a Estewil Quesada, y yo lo reemplacé en 1987 en nómina de El Heraldo y lo hice el año 1996”.

La persona detrás del periodista

La cultura costeña es un pilar importante de la forma de ser de los nacidos en esta parte del país. La comida, esa sazón caribe, sin duda es de los puntos más fuertes.

Fausto Pérez es un confeso amante de la sopa de mondongo, es su plato predilecto. “Tomo esas sopas una vez al mes”, dijo. El pescado, otro de los puntos fuertes de la Costa, nunca falta en la mesa de elecciones de este contador de historias.

Adicionalmente, sus pasiones están orientadas en varias direcciones. Y él, un melómano de pura cepa, tiene claro y no duda al mencionar que “para escribir prefiero la música instrumental, clásica, jazz o incluso hasta acordeón, pero solo instrumental”.

Si pudiera irse a una isla y tuviera que llevarse la música de algunos cantantes sabe a quienes llevaría. “Richie Ray y Bobby Cruz, La Sonora Matancera, las baladas de Roberto Carlos y Glen Miller”.

Los gajes del oficio

Estadio José Amalfitani, allí Vélez Sarsfield de Argentina recibía a Junior de Barranquilla. 2-1 fue el resultado final, en penales se decidió la suerte de ambos equipos y el club argentino derrotaría a los tiburones 5-4 y avanzaría a la final que a la postre ganaría.

Aunque haber estado ahí en el estadio, presenciando ese histórico momento del Junior pudiera ser una anécdota en sí misma, la de Fausto Pérez va más allá. Luego de finalizado el encuentro aprovechó para entrevistar a Carlos Bianchi, director técnico de los argentinos. “Yo entrevisté a Bianchi, hice mi trabajo y cuando voy saliendo se me perdió la grabadora. Yo me puse a llorar, era un ‘pelao’. Media hora después de eso salió Bianchi y le conté la situación, le dije donde trabajaba y que si no llevaba la entrevista me botaban. Pude volver a entrevistarlo, y ahí también llegó Chilavert y me dijeron que a cualquiera le puede pasar, que son gajes del oficio”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.