Sociedad

El sonido de la ópera que resuena en Malambo y el Atlántico

El Coro Departamental ‘Voces de Malambo’ se presenta este lunes en el primer concierto de ópera y coral  La vida de cientos de jóvenes atlanticenses ha cambiado desde la creación de este semillero.

El resonar de la voz de Andrea Bocelli, Plácido Domingo, Il Divo, no solamente se escucha en el Viejo Continente, sino que en el departamento del Atlántico un grupo de jóvenes reciben el legado del canto lírico.

Aunque en el Caribe colombiano los sonidos folclóricos, el vallenato, la cumbia, la champeta y, por supuesto, la música urbana son los predominantes, un grupo de valientes niños, jóvenes y adultos, le hacen frente a la globalización musical a través de la ópera.

El Coro Departamental Voces de Malambo comenzó el 23 de noviembre de 2020 y estaba conformado por 74 jóvenes de este municipio; sin embargo, fue creciendo y actualmente está integrado por 122 jóvenes de distintos municipios.

La vida de estos jóvenes cambió rotundamente desde la creación de este espacio. En palabras de su director Kelvin Lara Lubo: “Hemos llevado música a los barrios. Cambiamos drogas y delincuencia por música”.

La pandemia, un punto de inflexión

El mundo dio un giro de 180 grados con la llegada de la pandemia por la covid-19. La vida y los planes de millones de personas se vieron trastocados de un momento a otro.

Ejemplo de ello fue el proceso que lideraba Lara Lubo, en el Instituto de Cultura, pues cuando empieza la cuarentena y el mundo pasa a ser virtual “nosotros comenzamos a desarrollar clases virtuales, pero muchos niños no tenían conectividad, algunos no tenían teléfonos”.

Las clases dadas por Lara Lubo estaban enfocadas al cantotécnica vocal respiración. Por eso, para poder romper esa limitante creó un grupo de WhatsApp para poder enviar los tutoriales y que así sus pupilos pudieran seguir el proceso.

Es en ese momento “cuando estábamos llegando a la semipresencialidad comenzamos a dar clases en pequeños grupos y analizando las voces, el estilo de música que les estaba enseñando, se me ocurrió crear un coro”, el cual, dos años después es epicentro de cultura.

Los protagonistas

Angel David Pineda Barrios, a sus ocho años, es una de las estrellas del coro. La Ranchera, su género predilecto para cantar, brota de su garganta y ameniza la vida de su familia, amigos y compañeros de pasión.

Desde hace dos años va puntualmente a sus clases, en las que ‘El profe’, “nos ha apoyado mucho y le quiero dar las gracias por siempre motivarnos a todo. Él nos ha impulsado a ser artistas y siempre nos está dando empujones para seguir avanzando”.

Para él, ha sido un cambio significativo en su vida hacer parte de este semillero. “Es muy lindo estar en el coro”, debido a que ha ido adquiriendo diferentes habilidades para su vida “cuando nos tropezamos el profe Kelvin nos levanta. Ha sido un buen maestro”.

Ahsley Arenas, a sus 7 años, ya deslumbra con su poderosa voz. Desde los 4 años, la niña nacida en Venezuela, utiliza el canto como una forma de expresarse. Para ella, pertenecer al coro es “maravilloso”, porque el profesor la ha apoyado mucho. “Me encanta estar aquí”.

Asimismo, su sueño es cantar. Dijo que es lo que más le gusta y pertenecer a este coro de música la ha ayudado en muchos factores y cuando se equivoca en algunas partes, el profesor la va guiando.

En este grupo, hay cabida para todos, la edad no es una limitante y aunque entre algunos integrantes haya una diferencia generacional, eso no impide que puedan compenetrarse en una amalgama de voces.

Maryolis Quintero, tiene 32 años y desde hace siete meses el coro, es una de sus actividades principales. “Empecé a estudiar técnica vocal en la Casa de la Cultura, a medida que fui pasando los procesos me ingresaron al coro”.

Quintero agregó que estar esta experiencia la ha “ayudado mucho para manejar las técnicas vocales, a conocerlas, porque antes cantaba pero no sabía qué técnicas utilizaba y el profesor nos ha instruido muy bien, nos vive enseñando y recalcando cada cosa como lo debemos hacer”.

Sonia Badillo es la madre de uno de los integrantes del coro, quien declaró sentirte “orgullosa de que mi hija haga parte del coro”, esto debido que desde su perspectiva su hija ha encontrado un lugar de esparcimiento y conocimiento.

Un concierto único

Este lunes 5 de noviembre a partir de las 7:00 p. m., Barranquilla se deleitará con el Primer concierto Ópera y Coral, en el auditorio Mario Ceballos de la Universidad Autónoma del Caribe, en el que Voces de Malambo será la estrella.

Este evento nació gracias a que en una fiesta privada a la que asistió como cantante a Kelvin Lara, le propusieron la idea. “Tuve la oportunidad de cantar en un evento privado y conocí a Abelardo De la Espriella, quien me comentó que se le hacía raro y poco común que una persona joven como yo se incline por ese tipo de música”, indicó Lara.

En ese instante, De la Espriella aprovechó para proponerle el novedoso hecho al director del coro quien de una me puso a mover contactos para lograrlo. “Mi sueño era hacer un concierto en Barranquilla y que vean que en el Atlántico nacen voces para todo tipo de música”.

“El coro va a tener la oportunidad de presentarse en un teatro y mostrarle a Colombia que en el país no todo es reguetón, sino que en también se canta ópera. Quiero que mis chicos brillen”, indicó el director de este semillero.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.