Sociedad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Álvaro Martes señala que los mismos habitantes del barrio son multiplicadores de los procesos culturales.
Jhonny Olivares
Sociedad

“El Museo busca resignificar la cultura del Barrio Abajo”: director MAUA

Álvaro Martes habló sobre el proyecto del Maua para convertir este barrio en un Museo a Cielo Abierto y recuperar el patrimonio inmaterial del sector.

Es director del Maua hace cuatro años. Antropólogo de la Universidad del Magdalena, especialista en Arqueología de la Universidad del Norte y estudiante en la maestría de Arqueología de la Universidad del Magdalena. También es Técnico en Conservación de la Universidad de Arizona. Tiene 35 años.

P.

¿Cómo surge la idea de hacer del Barrio Abajo un Museo a Cielo Abierto?

R.

El museo es todo lo que se exhibe, como las muestras artísticas, pero contempla otros factores como la parte educativa y la compenetración social. El proyecto de nosotros involucra todos estos aspectos, tanto de la exhibición en las calles como la construcción de recorridos urbanos turísticos qué servirán para impulsar la economía naranja del barrio. También incluye la creación de una cartografía cultural y finalmente la elaboración de una app interactiva donde estén todos estos componentes conectados y que los habitantes del barrio sirvan de moderadores a la hora de hacer recorridos, visitas, expliquen y den a conocer la importancia patrimonial de su barrio.

P.

¿Quién presentó el proyecto?

R.

La Red Departamental de Museos del Atlántico en cabeza del Maua, con la alianza del Archivo Histórico y la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Barranquilla con la doctora María Teresa Fernández a la cabeza.

P.

¿Cuáles son los principales objetivos de este Museo a Cielo Abierto?

R.

Lo que se busca es resignificar todas aquellas manifestaciones que hacen parte de la identidad cultural del Barrio Abajo, no solamente desde el punto de vista arquitectónico, que por ser material es lo que la gente más trata de recuperar, sino que también abarcamos patrimonio inmaterial. Ahí está la gastronomía, la música, las danzas del barrio, los juegos tradicionales que aún se conservan. El desarrollo y la aprehensión que se tiene en las esquinas, también está asociada la religiosidad del barrio, como son las fiestas que se celebran con mucho fervor de San Martín de Loba en un espacio específico. Con todo esto vamos a ayudar a caracterizar a la comunidad porque es un proyecto de la misma comunidad. Son ellos los que hablarán y decidirán cuáles son esos bienes patrimoniales que reflejan la identidad del barrio y ellos mismos se apropiarán de todos estos elementos para que se vuelvan multiplicadores de estos procesos dentro del barrio. Esa es la propuesta que presentamos al Ministerio de Cultura y que ganó en la convocatoria de estímulos 2020.

P.

¿Cuánto tiempo aproximadamente tomará este proceso?

R.

Nosotros tenemos pensado un cronograma de cuatro meses. Un par de semanas atrás comenzamos las juntas de reuniones virtuales con los asesores y gestores culturales, quienes se han venido sumando a la propuesta y la han construido ellos mismos a partir de las discusiones que se tienen en esas mesas de trabajo. Ya hemos abordado en esas mesas la elaboración de las cartografías culturales, hemos abordado también el componente histórico del barrio, cómo está asociado a la historia, crecimiento y desarrollo de Barranquilla. Ya se abordó también lo correspondiente a infografías urbanas, porque en los sitios que la gente escoja habrán unas infografías en la calle que demarquen todo ese recorrido cultural. Precisamente el viernes tuvimos una mesa de gastronomía que recogió toda esa herencia y el valor para la cultura de  rescatarla y resaltarla.

Eso se viene dinamizando por parte de los propios gestores del barrio pero la idea es darla a conocer mucho más a la comunidad. Finalmente terminaremos con nociones básicas de patrimonio, la relevancia desde la antropología de atender el patrimonio inmaterial como una puesta en escena de un grupo humano para el fortalecimiento de los procesos de memoria e identidad.

P.

Entonces está avanzando con rapidez…

R.

Hemos venido avanzando con eso y esperemos que en cuatro meses tengamos estos resultados que serían la creación de la app, la cartografía cultural y una cartilla pedagógica dirigida los niños de las escuelas circunvecinas para que aprendan desde la propia voz de los hacedores, de sus abuelos, de sus tíos, en qué consiste ese patrimonio cultural del Barrio Abajo y lo sigan manteniendo a través del tiempo como una herencia cultural dentro de la ciudad de Barranquilla.

P.

¿Qué papel juegan las ruedas de cumbia dentro del patrimonio inmaterial del barrio?

R.

Lo que se resalta en las ruedas de cumbia es, uno, el espacio creado por la misma comunidad, y dos, el interés de promover dentro del núcleo sociocultural ese tipo de expresiones tanto artísticas como musicales para que no se pierdan, como parte precisamente de la memoria de identidad. Así como está la rueda de cumbia también estará la parte gastronómica que refleja esa herencia afro que hay en el barrio.

Estarán también todos los ritmos autóctonos que del barrio se han desprendido y que han enriquecido el Carnaval de Barranquilla, porque sabemos de la relevancia e importancia que ha tenido el Barrio Abajo para la consolidación de la fiesta. Asimismo,  algunos aspectos asociados a la jerga que es muy particular, que inclusive tiene un alto grado de influencia del lenguaje palenquero criollo.

Eso es importante también resaltarlo y rescatarlo dentro del barrio, el patrimonio inmaterial encierra una parte lingüística que se verá reflejada en el Museo a Cielo Abierto que estamos proponiendo.

P.

¿Quién se encargará de hacer la app?

R.

La misma Universidad del Atlántico está en la construcción de la app, nosotros tenemos diseñador, web master. La universidad cuenta con Vivelac, esta es una unidad de la Gobernación y la Universidad del Atlántico que los estudiantes desarrollan dentro de su proceso de formación acompañados de docentes y que ya ha dado muy buenos resultados a nivel distrital y departamental. A partir de ese Vivelac creamos una app para el museo donde está cargada la exposición de los 100 años del barrio El Prado

P.

Cómo arqueólogo, según los estudios, ¿cuándo se puso la primera piedra del Barrio Abajo?

R.

Dentro del registro arqueológico hay unas evidencias que han venido surgiendo a raíz de unos proyectos qué colegas de la Universidad del Norte han llevado a cabo. Ellos tienen una datación para el Barrio bajo del 1200 y 1300 d.C., para la época, por decirlo así, prehispánica, más o menos el período de contacto con los españoles. Estamos hablando de una ocupación bastante temprana en lo que corresponde a la historia de la ciudad y del departamento probablemente desconocida por muchos.

 Sabemos que hay una serie de ocupaciones posteriores asociadas a la República, asociadas a la industrialización de la ciudad y finalmente asociadas a la etapa moderna que se pueden ver en el estrato. Lastimosamente antes los proyectos de arqueología no estaban tan a la mano de la ley y se hicieron todos estos procesos en Barranquilla. No solamente en el Barrio Abajo, en toda la ciudad hay un gran potencial arqueológico, se han encontrado muchas evidencias.

P.

¿Cómo cuáles?

R.

Ya desde la década de los 50 y 60 (siglo XX) el maestro Carlos Angulo Valdés así lo decía. En dónde está la Iglesia del Rosario bajando hasta el Parque Cultural, se encontró una necrópolis indígena bastante interesante en su momento, pero que no se pudo excavar y obviamente eso quedó sepultado y está allí bajo el concreto. Pero volviendo al Barrio Abajo podemos hablar de un proceso de desarrollo asociado a la industrialización, a la modernidad de la ciudad.

Lo que nos estamos dando cuenta en estas mesas de trabajo, lo que la misma gente del barrio nos ha dicho es que cuando se estaba construyendo La Aduana y la Estación Montoya mucha gente también migró de otras partes y se estableció en el barrio como fuente de mano de obra.

Al parecer hubo mucha población afro asociada a esta migración y alrededor de la zona, entonces es un barrio que tiene una historia bastante rica, sui generis, porque creo que es uno de los pocos barrios que nos muestra todas esas ocupaciones, desde grupos indígenas hasta la actualidad.

P.

Este museo protegería aún más ese patrimonio histórico del Caribe que es Barrio Abajo…

R.

Sabemos que hay una declaratoria como zona de economía naranja por todo lo que concierne a nivel cultural. La Universidad del Atlántico, a través de su facultad de Arquitectura, que encabeza la doctora Marcela Cuéllar, está trabajando también el Plan Especial de Protección del Barrio Abajo a nivel arquitectónico, a nivel inmueble, y este proyecto del Maua y del Archivo Histórico y la Secretaría de Cultura Distrital permite fortalecer todo este proceso que estamos llevando con los restauradores y que sabemos va a dar buenos dividendos, no sólo desde las perspectivas de las Industrias culturales barriales sino también de la apropiación del conocimiento, por ello para el mes de septiembre hemos planteado con la comunidad una actividad que daremos a conocer muy pronto en la que por ejemplo tendremos una exposición que se llamará ‘Rostros del pasado: patrimonio de hoy’, en la que se colocarán imágenes de personas que la comunidad considere hitos relevantes desde el punto de vista patrimonial, que la gente empiece a pegar todas esas memorias y recuerdos que representan al barrio. Tendremos otra actividad enfocada en la gastronomía y otra en la dancística.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Ver el especial

Más noticias de:

  • Actividades culturales
  • barrio abajo
  • Museo Antropología de la Universidad del Atlántico
  • Museo de Antropología
  • Universidad del Atlántico
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web