El Heraldo
Archivo
Sociedad

5 historias con mucho orgullo

Este 28 de junio se celebra el Día internacional del orgullo LGBT. La fecha busca reivindicar lo derechos de la comunidad diversa.

La diversidad se festeja. El Día Internacional del Orgullo LGBTI se celebra el 28 de junio de cada año, debido a la conmemoración de los disturbios presentados en Stonewall en Nueva York, Estados Unidos, en 1969. 

Ese día, la comunidad homosexual se alzó contra una redada de la policía de Nueva York en el bar Stonewall Inn, en Manhattan, cuyo local era un lugar de encuentro entre las personas diversas. 

En la época, la homosexualidad era considerada un delito, además de estar perseguida por las autoridades. Sin embargo, los que estaban esa noche en el bar respondieron a la violencia de la policía. Un año después, el 28 de junio de 1970, se dio el primer Desfile del Orgullo.

En él se llevó a cabo un evento conocido como: “Marcha de la Liberación”, en la que activistas de todo el país recorrieron un total de 51 manzanas hasta Central Park.  A la iniciativa también se sumaron colectivos de otras ciudades, como: Boston y Los Ángeles. 

Estos hechos, fueron los que dieron lugar a lo que hoy se conoce como “Día Internacional del Orgullo LGBTI”. 

Actualmente, estas celebraciones poseen un trasfondo reivindicativo y su objetivo es reafirmar el reconocimiento y el respeto por la diversidad sexual, permitiéndoles a la personas de la comunidad vivir con libertad su orientación sexual e identidad de género, sin temor a discriminaciones.

A propósito de esta fecha, EL HERALDO quiso reconocer a seis personas orgullosamente diversas, que por sus talentos y disciplina se han destacado y hoy son referentes en sus entornos sociales.

Vivir el amor desde las diferencias
Cortesía.

Carlos Quiroz y Giancarlo Mainero, son una pareja de esposos y llevan diez años juntos, para ellos el secreto del amor se basa en la comunicación, el respeto y la aceptación de las diferencias.

Carlos es médico dermatólogo y Giancarlo es arquitecto dedicado al diseño de casas unifamiliares e interiorismo, aunque para muchos existen ciertas reservas con las aplicaciones para citas, para ellos fue la puerta que les permitió conocer el amor. 

Carlos muy diurno y Giancarlo nocturno, se leían los mensajes el uno al otro cada 24 horas, hasta que concertaron su primera cita, un sándwich en Subway en un centro comercial cercano, que quedó en principio muy por debajo de las expectativas que tenía Carlos, sin embargo, la plática y la conexión que sintieron fue tan única que desde ese día, hasta hoy, no han dejado de verse. 

Su relación de noviazgo transcurrió aparentemente rápido, a los dos meses Giancarlo compro los anillos para proponerle matrimonio a Carlos, pero desde la fecha que se compraron las prendas, pasaron siete meses para hacer la propuesta, ya habían hecho varios viajes juntos con los anillos, pero no se había dado la ocasión, hasta un día en Brasil en la celebración del grado de una amiga de la especialización de Carlos; Giancarlo le propone matrimonio y recibe como respuesta un ‘Sí’.

Los procesos de aceptación de la homosexualidad de ellos fueron muy diferentes, aunque coinciden en que todo parte del autoreconomiento y el amor propio, lo cual es la única fórmula capaz para lograr vencer las luchas internas y los comentarios de la sociedad.

Actualmente, disfrutan de un matrimonio estable y poco a poco han ido ganando el respeto entre las personas que los conocen, también añadieron que vivir el orgullo representa algo más que ser aceptado por los demás, que realmente está encarado a vivir plenamente, sin importar las imposiciones de la sociedad. 

El orgullo es una reivindicación social
Cortesía.

Prince Luz Torres, es Doctora en administración de la Universidad Autónoma de Querétaro, tiene un trabajo estable hace 11 años como profesora e investigadora en la Universidad Simón Bolívar en Barranquilla, y se considera a sí misma como una mujer propositiva, dinámica, optimista, comprometida, pero sobretodo muy alegre.

Dentro de su espacio de trabajo tiene contacto con personas de todo tipo, desde los programas de doctorado, donde la media en edad comienza en los 50 años, hasta en el pregrado, en el que muchos de los estudiantes aún ni siquiera tienen cédula porque acaban de salir del colegio. 

Es clara al decir que su discurso siempre es muy inclusivo y cada que se encuentra con alguien que tenga una orientación sexual o una identidad de género diferente se esmera por brindar el mayor apoyo posible. 

Aunque Prince ha sido ganadora de muchos premios por su excelente desempeño laboral, si reconoció que hubo momentos en los cuales fue víctima te matoneo por ser lesbiana e incluso alguna vez fue despedida de un trabajo injustísimamente cuando se enteraron de sus preferencias sexuales. 

Sin embargo, es una fiel creyente del poder transformador de la educación y que su misión en la vida es enseñar; uno de los hechos más recientes que recuerda, es que en el grupo de WhastApp que tiene su familia se había levantado una discusión sobre la adopción por parte de las familias homoparentales, uno de sus primos se expresó de forma un poco despectiva respecto al tema y ella, naturalmente respondió al hecho comentando: “¿Qué tal si la que quisiera adoptar soy yo?, tu prima, que cuento con los recursos y el afecto para hacerlo”, después de ese mensaje, el grupo quedo en silencio todo el día, y cuando en familia se ha vuelto a tocar el tema, ahora se hace desde el respeto. 

Al final su invitación es a vivir el orgullo desde la reividicción de los derechos.

La vida es un videojuego

Hollman Becerra es Comunicador Social, tiene 25 años, y desde 2016 comenzó en el camino del emprendimiento. 

Recuerda que creció viendo el ejemplo de su mamá y su tía, quienes durante una época económicamente difícil, vendían bolsos, accesorios y zapatos. 

Por ello, el primer producto que se atrevió a comercializar fueron bolsos para dama hechos en cuero que por marca llevaban sus iniciales, la forma de pago era a crédito y los proponía en los salones de la universidad, en una libreta anotaba los datos de contacto y hacia el seguimiento. 

Esto lo motivo a abrir una página en Instagram que funcionara como un directorio multimarca de moda y estilo, hasta que un día, se atrevió no solo a comentar sobre las marcas, sino a tenerlas todas en un mismo lugar, para que todos los interesados pudiera ir a comprar. 

Actualmente, Hollman es CEO de una tienda llamada MIF, que vende productos para el cuidado de la piel y maquillaje. Becerra, también comentó que uno de los momentos más liberadores de su vida fue cuando confesó a su mamá que era gay y que esa es su invitación para vivir este día del orgullo: Ser libres. “Este videojuego que llamamos vida, solo se gana siendo libres y tenemos esta decisión en las manos”.

Todos estamos llenos de color

Valentina Hereira o ‘Vallu’, como es conocida entre sus amigos, es una joven Comunicadora Social de 22 años, apasionada por los temas sociales y la educación con amor. 

Se califica a sí misma como una persona espontánea y muy divertida, hace tres años y a través de sus redes sociales ‘Vallu’ crea contenido enfocado en el feminismo y la lucha por los derechos LGBTI, durante este camino dice que lo más importante para ella ha sido ‘desaprender’, eliminando desde la consciencia aquellas enseñanzas machistas y heteronormativas que crean estereotipos sociales y avatares a las personas diversas. 

Su proceso para aceptarse como lesbiana fue un poco largo, y partió desde el autoreconocimiento, en el que empezó a amarse.
 
A pesar de que al principio su familia necesitó mucho apoyo para asimilar la noticia, hoy cuanta con lo que ella describe como: “El abrazo familiar más fuerte”, en el que es amada completamente.

‘Vallu’, disfruta de sí misma y se siente orgullosa de ser la mujer que es, porque pese al miedo y a los comentarios negativos que pretendían condenarla al fracaso, se siente exitosa por ser libre y poder compartir con el mundo todo lo que siente. “Es el momento de sonreír, ser y amar libremente”.

Se vale ser libre para amar

Johnny Insignares es Comunicador Social y Diseñador Gráfico barranquillero, profesor universitario, artista plástico y desde hace un par de años tiene su propia marca de indumentaria Caribe llamada: Todo Mono

Para Insignares, el proceso creativo de sus diseños están situados en un ejercicio de la memoria, ya que es claro en decir que la mayoría de sus creaciones artísticas son parte de sus recuerdos de la infancia, añade que los recuerdos en la casona de su abuela en el barrio recreo y su pasión por la ciudad son su mayor inspiración, y que todo lo que construye creativamente lo hace pensando en la reivindicación de la cultura barranquillera.

Johnny dice no reconocer un momento en el que descubre su homosexualidad, sino que desde niño él sabía que era gay, sin embargo, el nacer en los 80’ le hizo crecer “amando en silencio”. 

En medio de una sociedad que le exigió durante su adolescencia fingir ser alguien que no era.

Actualmente, Insignares usa sus redes sociales para crear contenido que le permita a las nuevas generaciones entender que todas las formas de amar son válidas. “Se vale ser como uno quiere ser y ser libre para amar sin una etiquetas y sin que te juzguen”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.