Rincón Juniorista | EL HERALDO

El Heraldo
Cortesía
Rincón Juniorista

“Nos tocó caer, pero caímos jugando”: Julio Comesaña

El técnico rojiblanco no quiso evaluar ayer detalles que llevaron al equipo a la derrota.

Julio Comesaña no quiso valorar la derrota. El técnico colombo-uruguayo se quiso quedar, por lo menos de entrada, con todas las emociones que brindó un juego loco, de ida y vuelta y que pudo ser para cualquiera.

“En mi concepto fue un partido extraordinario por todo lo que pasó. Uno evalúa las cosas después, pero la verdad es que fue un gran juego, rico desde lo táctico por parte de los dos equipos. El árbitro no le hizo daño a nadie, aunque lo vi muy afanado por señalar penales. El VAR le salvó la jornada. No obstante, nada puede empañar este espectáculo”, afirmó. 

El orientador rojiblanco tampoco quiso señalar a nadie por las expulsiones infantiles que condicionaron el juego. Eso sí, lamenta la cantidad de bajas que tendrá para recibir a Millonarios.

“Lo que hemos estado dentro de una cancha jugando sabemos qué es irresponsabilidad y qué no es. Es un tema que hablaré con los jugadores, eso no lo miro hoy. Las expulsiones nos dejaron en una muy mala posición. Los únicos delanteros que teníamos salieron por lesión (Cetré) y por tarjeta roja (Bacca). Uribe no está, Carmelo no está bien, así que estamos sin atacantes”, expresó.

Por último, resaltó la reacción de su equipo, que perdía 2-0 y peleó el partido. “El equipo tuvo el coraje de reaccionar e ir al arco contrario. Nos tocó caer, pero caímos jugando”, concluyó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.