El Heraldo
Orlando Amador Rosales
Qué ha pasado con

“Todo lo que he hecho ha estado inspirado en ser barranquillera”

Rosa María Corcho está más conectada que nunca con su tierra natal. Esta presentadora dejó los noticieros hace diez años para aportar al crecimiento de los demás a través de la comunicación efectiva y estratégica. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Desde hace un poco más de un año Rosa María Corcho siempre lleva una flor en el cabello. Para ella, más que un accesorio es un símbolo que representa la unión con su hermano, Lucho Corcho, que falleció en enero de 2020. Un día, entre el dolor y los cuestionamientos que le generó su pronta y repentina partida, encontró una nota escrita con su puño y letra que decía: “Que el miedo no te paralice y que nada te detenga”. Ahí sintió que fue él quien respondió sus peticiones al cielo y prometió recordarlo siempre con una rosa. Por eso, dejó una junto a sus cenizas y las demás las luce a diario, recordando siempre esa unión fraternal.

Hoy Rosa María dice que esa ha sido su “forma de salir adelante” y que pudo transformar ese dolor en alegría, acompañada siempre de su familia. Ella, devota y espiritual, cuenta que aquel mensaje lo convirtió en una de sus mantras de vida y trata de ponerlo en práctica a diario. Para esta barranquillera, ese suceso también marcó un antes y un después en su vida no solo personal, sino también profesional, pues, desde su labor como comunicadora social, busca “impactar positivamente la vida de las personas” a través de sus conferencias, talleres y capacitaciones. 

Esto lo intenta a través de RM Comunicaciones, la empresa que creó hace 10 años tras dejar su faceta como presentadora de noticias, y que actualmente cuenta con un amplio portafolio con el que busca “empoderar a las personas” para que a través de la comunicación “mejoren su vida y sus relaciones” interpersonales y profesionales. Tiene clientes en España, México, Chile y Colombia que quieren “mejorar” su forma de comunicarse. Con este último país también trabaja con empresas del sector público, privado y medios de comunicación nacional.  Rosa María ha sido maestra de figuras costeñas que actualmente se destacan en televisión nacional como lo son Linda Palma y Andrea Jaramillo Char, por nombrar solo algunas. 

Ahora, con más de 20 años de trayectoria profesional, quiere disfrutar de su familia y seguir fortaleciendo su pasión: la comunicación, con la que también anhela seguir sirviendo a los demás, a través de proyectos enfocados en obras sociales. Sobre todo en Barranquilla, su ciudad natal y el lugar donde ella describe  que “la brisa la peina y el calor la maquilla”. 

A continuación, apartes de la entrevista de Rosa María Corcho para Gente Caribe.

 

 

P.

¿Cómo ha sido estar de regreso en Barranquilla?

R.

Para mí Barranquilla siempre ha sido mi motivación, mi esencia y me he mantenido siempre conectada con la ciudad. Hace más de 20 años me fui. Sin embargo, su energía,  alegría y todo lo que he hecho a lo largo de mi carrera profesional ha estado inspirado en ser barranquillera, de lo cual me siento sumamente orgullosa. Hoy, que vuelvo nuevamente a esta reconexión, para mí es motivo de alegría y orgullo.

P.

Usted volvió con RM Comunicaciones, su empresa, que más que capacitar y dictar talleres alrededor de la comunicación se enfoca en el ser. ¿Por qué ese enfoque?

R.

Tomé la decisión de hacer mi maestría en Psicología Holística y eso permite que mis asesorías y líneas de capacitación puedan trabajar los tres planos: físico, mental y emocional. (…) Para mí la persona lo es todo. Banderas de comunicación que yo trabajo en que no es solamente lo que dices, sino la forma cómo lo dices. Ahí es donde están las emociones,  la solidaridad que debemos tener por las personas y lo que sienten. (...) El sentir esa magia que como seres humanos tenemos. 

P.

Con su amplia trayectoria como presentadora, ¿por qué decide enseñar y no emprender con un programa de televisión propio?

R.

Recuerdo que la primera vez que me senté frente a una cámara de televisión fue aquí en los jardines del Hotel El Prado y el camarógrafo me dijo ‘Rosa María tienes que sentarte segura, hablar tranquila y nada de nervios’. Yo le pregunté cómo se hacía y él me dijo  —ah no, tú tienes que saber cómo se hace— y esa frase a mí no se me ha olvidado. Siempre que llega una presentadora nueva nadie le enseña cómo, ni en la universidad nos lo enseñan. Yo me dediqué al cómo porque dije: si tú tienes el talento no puedes dejar que los nervios o las emociones te quiten las oportunidades. Por eso me dediqué a estudiar, a prepararme y diseñar todo un programa de capacitaciones para enseñar esa forma de cómo lograr las cosas. 

Créditos Vestuario de Judy Hazbún (@judyhazbun) Maquillaje y peinado de Neyder Gómez (@neydergomez.hair.makeup) Producción de Moisés Gallo (@moisesgallomalo) Locación de Hotel El Prado (@hotelelpradobarranquilla) Orlando Amador Rosales
P.

Dentro de sus líneas maneja la “comunicación sublime”, ¿a qué se refiere con eso?

R.

Es algo que nace por mi experiencia, en donde reconozco como especialista en comunicación efectiva y estratégica que para que se recuerde un mensaje tienes que impactar la mente y el corazón. En la mente tú enseñas y compartes información, cuando alimentas el corazón es cuando comunicas con emociones y sensibilizas. Ahora, no se trata solamente de enseñar procesos, se busca sentir. Entonces la comunicación sublime es la que te da ese equilibrio y es cuando sensibilizas el corazón y se recibe mucho mejor el mensaje. 

P.

Ahora también está trabajando con Valeria Charris, la reina del Carnaval 2022. ¿Cómo ha sido ese proceso?

R.

Ha sido fantástico conocerla porque es una niña que llega dispuesta a conquistar y dueña de una magia increíble. Gracias a la Fundacion Finsocial estoy acompañando en asesoría de comunicación a la reina. (…) De hecho, describimos lo que es su perfil: ese encanto que tiene y diseñé toda una línea de lo que fue la pausa del Carnaval. Entonces para mí acompañarla es un sueño hecho realidad porque es estar dentro del corazón del Carnaval. Contar con una reina como ella, que lleva un compromiso de ser embajadora de nuestra fiesta, ha sido maravilloso.

P.

O sea que veremos su huella en el Carnaval de Valeria…

R.

 ¡Sí! Es más, ya está (risas). Qué lindo eso que me acabas de decir de la huella porque yo hablo de la energía de la rosa y esa día a día ha empezado a cobrar mucha más fuerza y la gente habla de su energía. Ese es mi propósito de vida: inspirar, motivar, que sientan mi energía y que las personas que lleguen a mí se vayan mejor. 

Créditos Vestuario de Judy Hazbún (@judyhazbun) Maquillaje y peinado de Neyder Gómez (@neydergomez.hair.makeup) Producción de Moisés Gallo (@moisesgallomalo) Locación de Hotel El Prado (@hotelelpradobarranquilla) Orlando Amador Rosales
P.

¿Cree que su comienzo en Telecaribe abrió el camino para todo lo que ha hecho?

R.

Telecaribe es mi punto cero, mi casa y mi escuela. Gracias al canal comencé a diseñar lo que fue mi camino como presentadora y podría decirte que tengo un sueño y es regresar para algún día poder retribuir todo lo que me enseñó. (...) Soy y me reconozco como un talento Telecaribe porque allí nací. 

P.

De todo lo que usted hace a diario y lidera como persona y profesional, ¿cómo hace rendir el tiempo?

R.

Vivo el presente, el día a día y le pido a mi Dios que me honre con su voluntad. Para mí todo lo que sucede cada segundo de mi vida lo recibo dentro del plan perfecto que Dios ha diseñado para mí. 

P.

¿Usted siente que en algún momento le faltó tiempo?

R.

Sí. Tal vez cuando tenía tantas ganas de hacer algo pero no estaba tan organizada sí fui muy imprudente y de hecho mi diabetes es causa de ese desenfoque por el exceso de trabajo. Afortunadamente estaba acompañada de una familia que me ayudó. Pero yo hice un pare en mi vida y eso fue un antes y un después. Hoy día lo valoro mucho más porque no podemos desperdiciar la vida en afán, en exceso de trabajo y preocupación por querer tener más. Hoy entendimos que el lujo es la salud y lo que más debemos valorar es nuestra vida y las que tenemos al lado. (…) Me permito sentir mi vulnerabilidad cuando lo tengo que hacer y tomo los tiempos de pausa y de descanso. Puedo decir que hoy a mis 48 años aprendí a vivir.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.