El Heraldo
Protagonistas

“Como Mirabel, muchas veces en la vida no me he sentido especial”

La cantante nacida en Santa Marta e integrante del grupo Ventino, le prestó su voz al personaje principal de la película animada de Disney, ‘Encanto’. Su llegada al filme comenzó con una llamada.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Estaba en México cuando le contaron que necesitaban a mujeres colombianas jóvenes para una audición. Olga Lucía Vives no tenía ni idea si era para una novela, serie o película. Ella solo fue y prestó su voz para unas pocas líneas. Eran los inicios del mes de julio de este año.

En agosto recibió una llamada. Ya estaba en Colombia. Había sido escogida para brindarle su espíritu samario a Mirabel Madrigal, el personaje principal de la cinta animada de Disney, Encanto, que el pasado fin de semana lideró la taquilla en países como Estados Unidos, Turquía y por su puesto en su tierra.

“Cuando me enteré yo no podía de la alegría porque iba a poder escuchar un poquito de las canciones escritas por Lin-Manuel Miranda. Ahí dije: ya puedo morir en paz”.

Olga Lucía, integrante del grupo Ventino junto a María Cristina de Angulo, Camila Esguerra y Natalia Afanador, se devolvió a México, grabó sus parlamentos, cantó las canciones y transmitió su encanto al mundo, en una cinta basada en las cosas buenas y mágicas que identifican a los colombianos.

Piel de porcelana y ojos azules. La hija de los samarios Joaquín Vives y Olga Rosa Serrano creció escuchando los vallenatos de Diomedes Díaz, Jorge Oñate y Carlos Vives, por supuesto. También las baladas de José José, Raphael y Chayanne. Todo esto bajo el reflejo que brinda la bahía más bella de América, el sitio en el mundo que más paz le brinda.

P.

¿Cómo está viviendo estos días en los que su voz es ultra famosa al darle vida en español al personaje de Mirabel Madrigal?

R.

La verdad demasiado feliz y orgullosa por el resultado de este trabajo con Disney. Estoy muy  emocionada de que la gente vea esta película porque el mensaje es universal, pero además para nosotros los colombianos es aún más especial porque es sobre nuestro país y nuestra cultura.

P.

Además de que las dos cantan, ¿en qué más se parecen Olga Lucía y Mirabel?

R.

Mirabel es una niña adolescente muy optimista y tiene mucha energía, pero igualmente por dentro tiene una tristeza por ser la única de la familia que no recibió un don, entonces no se siente especial. Yo considero que soy un poquito más tranquila que Mirabel, también siento que como ella soy bastante optimista. He tenido momentos en la vida en los que sí me he sentido que no soy especial y eso es algo que considero que no me pasa solo a mí sino a todos en algún momento

P.

¿En qué momentos de su vida no se ha sentido especial?

R.

 Estando en la industria musical, especialmente, hay mucha competencia, hay muchas personas muy talentosas y a veces surge la comparación, y en esos momentos es cuando uno dice —no soy tan bueno, no soy tan especial porque mira que esta persona puede cantar las notas que yo no logro alcanzar o le suena muy bonito y yo no lo hago tan bien—. Esa comparación puede ser muy dañina porque a uno lo puede dejar sintiéndose menos y al final del día cada persona es diferente, cada persona tiene que ser auténtica y no hay necesidad de la comparación.

P.

Hablando de eso, usted ha visto y escuchado ese talento tan especial en las voces de muchos niños de Colombia que en algún momento mirando la Bahía de Santa Marta, como en su caso, o los Llanos Orientales, cantan y saben que tienen encanto, pero llega una persona y les dice lo contrario. ¿Qué le aconseja a esos niños, a esos nuevos talentos?

R.

Eso pasa mucho. Hay personas que tal vez no lo hacen siendo malintencionadas, sino que dicen —eso es muy difícil, no trates de hacerlo, no vas a poder— y eso es muy dañino. Al final del día tenemos la fortuna de contar hoy con las redes sociales y el Internet, así que mi consejo para todos esos niños es que aprovechen toda esa tecnología, publiquen videos mostrando el tipo de arte que hagan, ya sea cantar o tocar un instrumento porque a través de esas plataformas pueden exponerse a que muchas personas los escuchen y de ahí pueden surgir grandes cosas, de pronto muchos en el mundo terminen escuchando una canción de ustedes. No se desmotiven que al final del día tienen que confiar en su talento y en el trabajo duro.

Olga Lucía posa al lado de Mirabel Madrigal, personaje principal de la cinta animada. Disney
P.

Volviendo a su experiencia en ‘Encanto’, ¿está contemplando seguir por el camino de la actuación?

R.

Me encantaría, obviamente mi primer amor siempre ha sido la música y cantar, pero siento que al final del día todo el arte está relacionado. Yo empecé muy pequeña haciendo teatro musical que también incluía baile y actuación, entonces este proyecto (Encanto) simplemente despertó en mí muchísimo más ese interés por la actuación. Me encantaría que me vieran actuar.

P.

¿Y cómo era eso del teatro musical?

R.

Yo me mudé a Bogotá estando bastante pequeña, y en el colegio donde estudiaba tenían clases de teatro musical. Yo siempre fui muy curiosa con la música, en Santa Marta estaba en cuanto coro había, pero regresando al teatro musical terminé enamorada de él porque no solo era cantar sino contar una historia a través de la música y de la actuación. En el colegio aprendí todas las bases necesarias que de hecho me llevaron a Ventino: el trabajar en equipo, el cantar a varias voces. El teatro musical me dio todo eso, me encantaría actuar explorando un poco ese arte que llevaba un par de años sin explorar hasta Encanto.

P.

¿En qué proyectos se encuentra Ventino?

R.

Ventino está muy bien. En este diciembre vamos a lanzar una canción navideña, estamos felices porque es nuestra época favorita del año y no la podíamos dejar pasar sin hacer algo especial. También estamos preparando los videos para tres canciones que tenemos listas para el próximo año.

P.

¿Y la relación entre ustedes?

R.

 Está muy bien, creo que nos gustaría pasar más tiempo juntas porque a raíz de la pandemia nos dejamos de ver como cuatro o cinco meses, antes de eso pasábamos 24 siete juntas, ahora las dinámicas de trabajo han cambiado, muchas cosas se hacen en línea. Al final del día no somos compañeras de trabajo sino hermanas.

P.

Háblenos un poco de su familia…

R.

Mis papás (Joaquín Vives, conocido como J Vives, y Olga Rosa Serrano ) son de Santa Marta. Mira que ellos nunca fueron cantantes, de hecho son abogados, pero en mi casa siempre hay música sonando, especialmente por mi papá. Además a él siempre le gusta hacerme exámenes, entonces me pone canciones de la gente de su época y me pregunta cómo seguirá la letra o quién la canta. Eso fue muy enriquecedor porque aprendí muchísimo de música. 

P.

Cuando le mencionan Santa Marta, ¿qué imágenes se le vienen a la cabeza?

R.

Cuando me dicen Santa Marta pienso en mi familia inmediatamente porque la mayoría vive allá, mis papás viven allá. Visitar mi ciudad es conectarme siempre con mi esencia, con la comida, con el famoso cayeye (plato típico). Santa Marta me trae mucha paz. Antes de que se acabe el año tengo que regresar para saludar a mis abuelas.

Olga en la rueda de prensa de la cinta, que se realizó en Bogotá. Disney
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.