El Heraldo
Ana María Peláez ha escrito dos libros, ha participado en otro y ha creado tres agendas corporativas.
Orlando Amador Rosales
Protagonistas

La felicidad desde la óptica de una ‘coach’ y ‘speaker’

Ana María Peláez, también empresaria y escritora, se ha dedicado a estudiar la felicidad. Como ‘speaker’ hace poco hizo su primera charla TEDx.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

La felicidad tal vez sea concebida por algunas personas como una emoción, un sentimiento o —desde el punto de vista hedonista— un placer. Pero para la speaker Ana María Peláez no es más que un estado del alma que se debe provocar. Lo entendió así hace cuatro años, justo cuando decidió estudiarla para dejar de verla como una búsqueda inalcanzable.

“Luego de atravesar una crisis existencial, me fui en enero de 2017 a un retiro, en Uruguay. Allí me encontré conmigo misma y empecé a andar por un camino hacia una vida plena. Me cuestioné mucho y traté de definir lo que era felicidad, hasta que comprendí que era una ciencia que se estudiaba y que se basaba en la psicología positiva. Desde ahí me dediqué a leer mucho sobre el tema”.

Luego de que confluyera su crisis con la búsqueda de lo que era felicidad, se llenó de conocimientos para sacar a la luz su primer libro titulado Simplemente sé feliz.

“Este libro lo escribí para trascender y para dejarle un regalo al mundo. En sí contiene fotografías y cuestionamientos que me hago sobre cada paso de mi vida. Ahí plasmé lo que me gusta, lo que es el equilibrio, cómo se construye un camino, qué es el perdón y cómo me siento con mi familia (...) En su escritura comprendí que todo dependía de tres seres: Dios, de la otra persona y de mí. Lo que era de Dios y del otro no había nada que yo pudiera hacer, pero lo que era de mí ahí sí tenía que trabajar, enfocándome en mis hábitos”.

Ana María está convencida de que la felicidad reúne —parafraseando a Benjamin Franklin— las pequeñas cosas que pasan todos los días y no los grandes acontecimientos que pasan de vez en cuando. Recalca que todo aquel que va en busca de la felicidad debe seguir tres pasos: aceptar, cambiar y escuchar los mensajes que le da la vida.

Oportunidades

Gracias al lanzamiento de su primer libro fue invitada a un congreso a hablar de la felicidad en el trabajo.

“En ese año vencí el miedo a hablar frente a un público y empecé a cogerle el gusto a ser speaker. También me certifiqué en liderazgo y coaching, asistí a mi primer congreso de felicidad en Miami (Estados Unidos) y recibí una certificación en mindfulness y en Chief Happiness Officer. Después escribí otro libro: Vender alegre-mente, que contiene claves para multiplicar la felicidad de tu empresa”.

Ana María explica que su segunda publicación surgió cuando pudo darse cuenta de que en muchas empresas no existe un liderazgo vinculativo ni inspiracional. Dice que tampoco existe el departamento de Talento Humano, sino el de Recursos Humanos, así que su invitación es a que las organizaciones aprendan a ver a las personas como un talento y no como un recurso.

“Es necesario que las empresas se pregunten de qué manera pueden potencializar el talento de sus equipos. Yo estoy segura de que invertir en la felicidad vale la pena. También creo en que la figura del Chief Happiness Officer debe existir porque es como un gerente de la felicidad, una persona que realmente se encarga de velar por el bienestar de sus empleados, brindándoles las herramientas de liderazgo, de autoconocimiento, de gestión de sus emociones, entre otros detalles con los que se puedan sentir mejor con la vida (la que le rodea) y con su vida (que es la que tienen como seres humanos)”.

Posteriormente, indica Ana María, creó tres agendas corporativas que contienen herramientas de autoliderazgo llamadas: Planea tu felicidad, Organiza tu vida con claridad y propósito; y la tercera, Haz que las cosas pasen. Después llegó su participación en el libro escrito en inglés Ignite Happines, en el que intervinieron otros escritores.

Ana María asegura que no negocia su tiempo libre, su tranquilidad y paz mental. Orlando Amador Rosales

Su fórmula

Para mantenerse en el camino de la felicidad guarda como un as bajo la manga una fórmula. Esta consta de agradecer a diario por 10 cosas como mínimo; tomar correctas decisiones siendo responsable de cada una de ellas; analizar el entorno, rodeándose de personas que sumen y multipliquen; tener tiempo para sí misma y brindar amor y servicio a los demás.

Hace poco dictó su primera charla en la plataforma mundial de comunicación TEDx, un logro que califica como “el sueño de todo speaker que cuenta con una idea que merece ser compartida con el mundo”.
Su propósito de vida lo tiene claro. Por tanto, sabe que llegó al mundo a servir a través de la comunicación oral y escrita.

Ana María también es empresaria. Cuenta con una trayectoria de 28 años en el sector automotriz, desempeñándose como gerente de Mercadeo en Autolitoral. Hace cuatro años pertenece a la junta directiva de Fenalco, en la que representa al sector automotriz e interactúa con un grupo de personas que le significa gratificación, especialmente porque ve la entidad como “la fuerza que une y que le apuesta a la felicidad de la gente”.

Adicionalmente cuenta con una fundación de perros y gatos, llamada Entrelazando corazones.

“En la fundación tenemos perritos que nos los dieron para que los pusiéramos a dormir, pero los hemos salvado. En total tenemos 180 perros y 60 gatos. Contamos con un albergue en Malambo y otro en la Ciudadela, y la verdad nos encantaría que la gente nos apoyara porque es difícil, aun así hacemos lo que podemos (...) Nuestro fin es que en Barranquilla se cree la conciencia de adoptar y no comprar. A su vez es importante esterilizar para que no siga creciendo el problema”.

Ana María es mamá de María Gabriela Santos y tiene un perro de raza Shih Tzu, llamado Maxi, que es su compañero de vida. Con los dos —dice— ha podido conocer el verdadero amor.

 

Su marca personal

Ana María Peláez procura imprimirle un sello personal a su ‘look’. Es así como hace dos años usa pañoletas coloridas, con diferentes estampados, anudadas al cuello sobre diferentes camisas o a la cadera.

“Me gusta usarlas como decoración porque no hago uso de muchas joyas”, explica entre risas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Entrevista
  • empresaria
  • conferencista
  • coach
  • escritora
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.