GCGente Caribe | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Protagonistas

El médico que le apunta a frenar los efectos de la Covid-19

Carlos Riveros es un médico especialista en Medicina Interna, nacido en Barranquilla, pero criado en Cartagena. Actualmente está  radicado en EEUU.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Su impotencia de ver fallecer a amigos y a pacientes por la Covid-19 lo llevó a evaluar y a estudiar el material que se ha venido trabajando del virus y sobre el anterior SARS (Síndrome respiratorio agudo grave). Su inquietud lo llevó a crear un tratamiento contra el virus que ha sido efectivo en más de 300 personas.

“Me surgió el temor y la necesidad de construir algo porque solo estaba cruzado de brazos en aquel momento, esperando que por obra y gracia los pacientes mejoraran y se salvaran”.

Para Riveros, como médico clínico, especializado dos veces en Medicina Interna en Colombia y el exterior, la prioridad, más que encontrar una cura o una vacuna, era encontrar la forma de poder neutralizar el coronavirus en la primera etapa de la enfermedad, con el fin de evitar que los pacientes tuvieran que ingresar a una Unidad de Cuidados Intensivos.

“Llegué a la conclusión de que primero lo que yo estaba buscando era algo que se pudiera utilizar en atención primaria, es decir, en la fase inicial de la enfermedad. Para mí era básico eso porque soy un clínico; y mi afán era encontrar algo que en la forma práctica pudiera usar para salvar a personas antes de llegar a una fase más tardía. Esto es lo que desde el inicio se ha estado estudiando”.

El médico califica como un acierto haberse enfocado en la fase primaria del virus porque fue eso lo que lo llevó a determinar la fusión correcta entre los dos medicamentos que hasta al momento han demostrado ser eficaces contra el virus.

 “Yo me aparté un poco de la situación común, del qué debemos hacer en una UCI cuando ya el paciente está muy complicado. Y dije: necesitamos más investigaciones en la parte más primaria, anticiparme al momento de la complicación y ahí fue   donde me enfoqué y gracias a Dios logré llegar a una conclusión de que podría funcionar algo que inhibe en la replicación viral y que a su vez disminuye la inflamación de vías respiratorias y me encontré con la sorpresa de que no solamente podía ser eficaz contra el coronavirus, sino también contra otros virus”.

El tratamiento, que tiene como modo de empleo inhalaciones o nebulizaciones, inicialmente fue utilizado por el médico bajo una situación de riesgo laboral en la cual pensó que se había contagiado, aunque no presentó síntomas, y seguidamente fue usado por un colega cercano que sí presentó una neumonía leve, que mejoró a partir de la tercera dosis. Lo que llevó a que el medicamento se propagara entre familiares y amigos cercanos.

El estudio que lleva entre cuatro y seis meses en curso, se encuentra radicado en el Invima, pasó la primera fase de seguridad y actualmente  está en la segunda.

“Lo que quise hacer desde el principio fue tratar de no confundir esto con una noticia de redes, sino cumplir con cada paso de los requerimientos de rigor científicos, por eso lo presenté ante el Invima como un trabajo de investigación serio, pues siempre estará en la comunidad científica la duda de si sirve o no”.

Estudios en Barranquilla
Juan José Jaller y Carlos Riveros trabajan juntos “para evitar que el virus siga comprometiendo la vida de los pacientes diagnosticados”. Orlando Amador

Riveros, que ha vivido por más de 20 años en Miami y que realizó el estudio de este nuevo medicamento en los Estados Unidos,  quiso trasladarse a su país y especialmente a Barranquilla para avalar el proyecto. Por tanto decidió contactarse con  el centro de investigación Cimedical del médico reumatólogo Juan José Jaller, con el que ha venido trabajando en los requerimientos científicos que el estudio ha solicitado; al igual que en los recursos económicos que hasta al momento han sido propios de los médicos .

“Yo soy colombiano de pura cepa y quiero que los primeros beneficiados con el estudio sean los colombianos y espero que apenas esto se demuestre lo puedan usar aquí de inmediato”, explica Riveros.

Por su parte, Juan José Jaller afirma que este estudio puede funcionar y evitar que el virus siga comprometiendo la vida de los pacientes diagnosticados.

“El doctor Riveros tuvo una idea muy interesante para frenar la replicación viral y me pareció muy interesante trabajar en ella y creo realmente que puede funcionar. Estamos trabajando con nuestro equipo para evitar que este virus siga haciendo daño”, dijo Jaller.

Aunque todavía no está autorizada la comercialización del medicamento el científico aclara que aunque él y el doctor Jaller sean la cabeza de la investigación no estarían a cargo de la producción masiva o venta del tratamiento —en caso de ser aprobado por las autoridades—.

“El doctor Jaller y yo estamos llevando estrictamente la parte científica, no tenemos el conocimiento ni la forma de decir cómo un medicamento se lleva a una fase masiva. Somos dos científicos unidos para demostrar que una teoría es cierta y en eso estamos enfocados. Ya lo que venga después depende mucho de las autoridades y quizás de la industria farmacéutica”.

Pruebas en pacientes
Carlos Riveros es especialista en Medicina Interna y cuenta con 30 años de experiencia profesional. Orlando Amador

Aunque ya más de 300 personas han sido tratadas con el medicamento y han obtenido resultados favorables, los médicos esperan que próximamente se abran las inscripciones de 60 pacientes para el estudio formal con el Invima, donde se podrían recolectar todos los datos necesarios para realizar el análisis a mediados de enero.

“Esperamos que se inscriban 60 pacientes que básicamente deben ser mayores de edad y que sean diagnosticados con la enfermedad, con síntomas no severos y que además no tengan enfermedades controladas”.

Los médicos Carlos Riveros y Juan José Jaller están a la espera de que el estudio cumpla con toda la normativa y requerimientos planteados por el Invima para que la comunidad pueda gozar de un tratamiento que pueda frenar los síntomas y afectaciones en la primera fase de  la Covid-19, virus que ya deja millones de muertes en el mundo.

“Esto es un arma más, no es una cura, pero estamos tratando de poner un grano de arena y poder llegar a usar este tratamiento hasta como una profilaxis en cuanto sea verificado porque ya habría más confianza y no menos importante. Esta herramienta saldría de Barranquilla para el mundo de donde estoy muy orgulloso porque casi todo el equipo con el que estamos trabajando es barranquillero y el apoyo ha sido magnífico”, dijo Riveros.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • coronavirus
  • COVID-19
  • Investigación científica
  • medicina
  • Portada Gente Caribe
  • tratamiento
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web