Miércoles | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Mujer M

La sirena que vendió pescado en Valledupar

Su ímpetu lo posee desde niña, solo que ahora no lo muestra en los mercados y las calles donde trabajó mucho tiempo, sino en las pasarelas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Carmen Verbel, la reconocida vendedora de pescados que se transformó en modelo y que hoy sueña con ser una top model internacional, recuerda con alegría la propuesta que cambió su vida.

“Cuando yo vendía pescado arroyaba, pescaba y salía a venderlos. En una de esas ventas conocí al diseñador Darío Valencia y se asombró al verme. Me entregó una tarjetica y me preguntó que si quería hacer parte de sus modelos, pero no supe que responder en ese momento y seguí vendiendo mis pescados, pero con la idea de la propuesta en la cabeza”.

Para la cartagenera de 18 años, que desde niña había soñado con estar en una pasarela, la propuesta del diseñador le parecía increíble y un poco difícil de cumplir, porque no contaba con la preparación que requería, sin embargo, una amiga cercana la convenció de entrar a la academia Arte, Pasión y Cultura, donde inició su preparación al lado de Jheiton Rangel en Valledupar, para luego presentarse ante Darío Valencia transformada y lista para ser su modelo.

Tiempo después de haber entrado a la academia, con el ímpetu que siempre la ha caracterizado, pero ahora con conocimientos en el manejo de pasarela, la joven se presentó en un casting que anualmente realiza el diseñador en un centro comercial de la capital del vallenato para escoger a sus modelos en las que de inmediato Carmen fue una de las seleccionadas, volviendo a dejar a Valencia impactado con su belleza.

Para la cartagenera hacer parte del grupo de modelos del diseñador vallenato ha sido una gran meta y cuenta que lo más importante de su transformación no ha sido la parte física, pues para ella aprender a quererse y a sentirse segura con ella misma ha sido lo más significativo.

“Antes de ser artista hay que ser persona, hay que saber comunicarse, comportarse y eso me ha gustado de este proceso, porque me han enseñado mucho. Y estoy muy feliz, todavía no me creo que yo sea modelo. Antes no confiaba en mí, pero ahora me veo en el espejo y me siento segura y me digo a mí misma, esta soy yo, amo ser negra y amo mi afro”.

Por su parte, el diseñador de modas Darío Valencia, afirma que aunque ha ayudado a Carmen a convertirse en una modelo, todo ha sido dedicación y mérito de ella.

“Yo convertí a Carmen en una modelo, pero todo lo ha logrado con su esfuerzo y dedicación. Ella se ha posicionado con una historia muy bonita y a mí me llamó la atención cuando la vi vendiendo pescados porque era ver una mujer alta, delgada con todas las cualidades para ser modelo”.

Su ‘Daddy’, como le dice cariñosamente Carmen a Darío, también está seguro de que su alumna llegará muy lejos en el mundo del modelaje.

“Carmen es una niña que apenas tiene 18 años, pero sé que va a llegar muy lejos. Es disciplinada, le gusta mucho la actuación y siempre está actualizándose en todo lo que requiere para convertirse en una gran modelo y yo sé que lo va a lograr”

El orgullo de una familia cartagenera
Orlando Amador

La joven se ha convertido en el orgullo de su familia, a pesar de que inicialmente no estuvieron de acuerdo con el proceso que significaba un cambio radical en su vida. Entrar a conocer el mundo artístico y del modelaje  para sus papás representaba inseguridades y la puerta para muchas otras cosas. 

“Mi familia se siente muy contenta, sobre todo mis papás están muy orgullosos de mí, a pesar que tuvieron un poco de miedo al inicio porque este mundo se presta para muchas cosas, pero los convencí de que se sintieran seguros porque todo esto lo estoy haciendo con amor y esfuerzo”.

Pero no solo los familiares de Carmen se sienten orgullosos, también sus antiguos clientes a los que le vendía pescado, y de quienes recuerda —entre risas— que ella siempre les decía: “llegó tarde el pescado, pero llegó” y ahora son ellos quienes le dicen: “el pescado tarde, pero llegó transformado”.

Aunque ha sido un proceso de mucho aprendizaje, Carmen también ha recibido críticas negativas del proceso que hace más de un año viene realizando, sin embargo, para ella todos los comentarios poco constructivos solo han logrado fortalecerla y darle más ganas para salir adelante.

“Las críticas han sido fuertes, pero han sido esas mismas críticas las que me han llevado a levantarme cada día a esforzarme y luchar por mis sueños”.

La joven que se convirtió en una sensación en redes sociales al hacerse viral su transformación, confiesa que desde niña siempre le gustó trabajar y que era ella quien le daba ideas a su mamá para vender cualquier cosa en las calles de la heroica. 

“Desde chiquita me gustaba trabajar, siempre le decía a mi mamá, mami vamos a vender esto, vamos a vender dulces, vamos a vender postres. Pero lo que más me encantaba era salir a vender el arroz de coco porque siempre me lo comía en el camino”, recuerda entre risas.

Carmen también lleva paralelamente una carrera deportiva en la práctica del atletismo en la que se destaca como una de las mejores en la Liga del Cesar. De hecho ha recibido propuestas de otros departamentos para salto doble y salto triple.

Las metas
Orlando Amador

La joven actualmente tiene como metas en su vida convertirse en una profesional, aprender idiomas y viajar por el mundo para convertirse en una gran modelo internacional.

“Quiero estudiar Idiomas y Comunicación Social, y poder llegar a estar en una de las mejores pasarelas del mundo, en Italia, para lo cual me estoy preparando en todos los sentidos, como en mi acento que a veces me sale golpeadito, pero lo estoy manejando. Practico mucho con lápices como pronunciar la erre y me ha costado mucho, pero voy mejorando sin olvidar mis raíces”.

Carmen Verbel lleva un año y dos meses con su proceso de transformación personal y profesional que ha sido en su mayoría en medio de la pandemia, que no la ha frenado para seguir aprendiendo y creciendo en su formación.

“Trabajar con Darío ha sido estupendo, aún en medio de la pandemia he aprendido mucho y creo que todo pasa en el tiempo Dios y si él quiso que fuera en este tiempo por algo será; lo que ahora tengo claro es que voy seguir creciendo y educándome”.

Dentro su corta trayectoria como modelo Carmen ya ha participado en tres grandes desfiles de moda en un año coyuntural que ha forzado a la industria de la moda en general a replantearse. Sin embargo, aun con la pandemia ya tiene diferentes propuestas en el extranjero que estarían por definirse en el comienzo del 2021. Ella espera seguir creciendo sin olvidar de dónde viene, con la meta claro de dejar en alto el nombre de su familia, de su Cartagena adorada, luciendo su afro por las pasarelas del mundo, empoderada como las mujeres Miércoles.

Créditos

Vestuario: Darío Valencia

Maquillaje: Nestor Pelaez

Carmen Verbel del mercado a las pasarelas

La joven lleva un año y dos meses en su proceso de transformación y ya tiene propuestas de trabajo en el exterior.

Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Vestuario: Darío Valencia y Maquillaje: Nestor Pelaez
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Darío Valencia Guzmán
  • Historia
  • modelo
  • pescado
  • Portada Miércoles
  • Transformación
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web