El Heraldo
María Valeria Guerra asegura que usa las redes sociales para crear consciencia en las personas.
Orlando Amador Rosales
Millennials

La ‘beauty blogger’ que empodera desde el amor propio

En Instagram María Valeria Guerra comparte contenido sobre el cuidado de la piel y la autoaceptación. Desde las redes sociales busca “impactar vidas”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

El despertador suena. Son las 5:00 a.m., y María Valeria Guerra empieza el día. Desayuna y realiza su rutina personal para luego dictar clases a jóvenes de sexto y séptimo grado del Real Royal School, desde las 7:00 a.m. hasta las 3:00 p.m. Después revisa su contenido para las redes sociales que publica en el transcurso del día y al cabo de un tiempo se dedica a despachar los productos que comercializa en su página web. Acto seguido genera contenido de skin care y de amor propio para Instagram, TikTok y YouTube.

Así, entre la docencia y las redes sociales, la profesional en Relaciones Internacionales se mueve a diario, como en un intercambio constante de facetas.

Creó hace dos años su cuenta en Instagram (@akasa.skincare), a causa de que “primeramente venía atravesando un estado de inseguridad” por ciertas condiciones de su piel, como el nevus (lunar que se produce al multiplicarse las células de la piel que producen la melanina) que ha tenido en el rostro desde que nació. Y segundo, estaba el tema de su peso y de los brotes que empezaron a aparecer en su adolescencia y que la llevaron a visitar a muchos dermatólogos y a consultar a algunos familiares médicos.

Una de las lecciones que recibió en aquel momento fue la importancia de cuidarse y de que todo proceso demanda perseverancia. Esto, sumado a la pasión que siempre ha tenido de educar, hizo que se replanteara una manera de transmitir la importancia del autocuidado.

“En esa búsqueda decidí crear un blog en el que pudiera concientizar a la gente sobre ese cuidado y sobre el amor propio (...) En la etapa en la que trabajé para poder aceptar la marca que tengo de nacimiento lo que más me di cuenta fue que la autoestima y el amor propio eran importantes para crecer como persona. Y es que cuando uno aprende a amarse empieza a alcanzar lo que realmente se propone”.

Ya con el concepto claro manifiesta que se dedicó a buscar una palabra que la identificara, topándose entonces con Akasha, un término que desde el hinduismo significa “etéreo, perfecto y luminoso”. Y eso era lo que en esencia buscaba transmitir.

“El cuidado de la piel le compete tanto a hombres como a mujeres y es esencial porque este es el órgano más extenso del cuerpo. De modo que en mi blog, que decidí llamar Akasa (omitiendo la h), busco educar sobre la importancia de tener la supervisión médica, antes de creer en lo que arroje el buscador de Google. También dejo claro que no receto, lo que sí hago es hablar desde mi experiencia y de cómo me va a mí con el uso de ciertos productos. Asimismo busco demostrar, con la supervisión y la curaduría de una de mis primas, que es médico estético, que sí se puede cuidar la piel para preservar su salud y que puede ser una rutina que no quita mucho tiempo”.

Hace dos años llevó a cabo su primera masterclass llamada ‘Manifestando amor propio’. Esta, según cuenta, se basó en la unión entre la mente, el cuerpo y el alma, y contó con el acompañamiento de un médico. También hubo espacio para la meditación y para un tutorial de maquillaje.

Replicarlo no fue una opción, debido a la llegada de la pandemia. Aun así asegura que a raíz de la acogida de la primera experiencia, como meta se ha trazado realizar otra masterclass que cuente con la compañía de un médico estético. Todavía desconoce la fecha. 

El confinamiento para ella también fue un momento de búsqueda interior, un tiempo que fue “especial” para reencontrarse consigo misma y “dar a luz” el podcast Café sin miedos.

“En este una compañera y yo hablábamos de temas que son tabú en la sociedad como si estuviéramos en una tarde de café, e invitábamos a personas expertas en los temas. El objetivo de este era que las personas entendieran que sí se puede hablar de todo y para nuestra sorpresa la gente lo recibió muy bien porque sentían esa cercanía y empatía que tal vez no experimentaban al hablar con los amigos o los padres. Con este podcast llegamos a México, Nicaragua y Emiratos Árabes, fue sorprendente (...) Hace cuatro meses lo pausamos por los proyectos que mi compañera y yo tenemos por aparte”.

Semanalmente María Valeria, de 28 años, se dedica a hacer lives como beauty blogger (persona que genera contenido acerca de la belleza educando en el área de la cosmética) para interactuar con la gente y mostrarse como “una amiga más”. Asegura que algunos de estos los ha podido realizar en colaboración con diferentes marcas que se encuentran en el mercado.

 

Además de ser ‘beauty blogger’, María Valeria es docente de bachillerato hace seis años. Orlando Amador Rosales

La base de todos los amores

El amor propio, asegura, lo concibe como el transitar por un camino largo de constancia en el que se puede encontrar la autoaceptación para florecer, y se identifica con la definición que sustenta que “es la base de todos los amores”. Reitera que si no nos aceptamos los demás no lo harán y que si cada quien no lucha por sí mismo, que es el protagonista de su propia vida, tampoco nadie lo hará.

María Valeria es consciente de que en poco tiempo ha crecido su comunidad en Instagram, que hoy sobrepasa los 51.000 seguidores, lo que le significa “mucho orgullo”. Aunque, aterrizada en el deseo genuino de ayudar a otras personas, más que medir su alcance por los números, prefiere ver como ganancia el hecho de que ha logrado impactar muchas vidas.

Además de Instagram cuenta con una página web de su marca, en la que comparte artículos escritos, ofrece velas, ambientadores hechos por mujeres cabeza de hogar y toallas desmaquillantes reutilizables y amigables con el medioambiente, hechas por manos de una mujer de la tercera edad. 

A futuro inmediato sueña con crecer con su emprendimiento en el territorio de la Región Caribe, además de seguir fomentando la manufactura local.

La docencia

Hace seis años es profesora. El trabajo con los jóvenes es para ella enriquecedor. Añade que con esta población puede “argumentar, extraer nuevos pensamientos y formar a ciudadanos del mundo que pueden ir más allá y que pueden ser críticos”.

“Mis alumnos tienen claro cuando soy influencer y cuando soy profesora. De hecho, a veces me piden recomendaciones (risas). La docencia me ha enseñado el valor de la constancia y esta es la que he podido aplicar en mi blog y en la realización de mi contenido. El confinamiento, que nos volcó a lo digital con todas las clases virtuales, me facilitó el hecho de estar mucho más pendiente a mi página y a mis proyectos personales”.

En su tiempo libre disfruta cocinar comida árabe, además de leer libros y ver programas de crímenes. De hecho, uno de los proyectos que vislumbra es, junto con una marca, realizar rutinas de skin care, mientras relata historias de misterio, de crímenes y de humor.

 

Cuando uno aprende a amarse empieza a alcanzar lo que realmente se propone
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.