El Heraldo
Uno a uno fueron llegando al cementerio Ángeles de Luz los padres y familiares de los niños muertos el 18 de mayo. José Puente
Magdalena

“El dolor nos convirtió en una sola familia”: padres de Fundación

Dos meses después de la tragedia recuerdan a sus hijos con canciones y oraciones.

Con el corazón todavía partido y con el sufrimiento que aún los ahoga, los padres de los 33 niños que fallecieron calcinados en el siniestro del bus de Fundación, Magdalena se dieron cita  el jueves anterior en el cementerio Ángeles de Luz. Se cumplían dos meses del triste episodio, pero pareciera que apenas fuera el primer día.

Colocaron flores en sus tumbas, recostaron sus cabezas a las lápidas, derramaron sobre ella sus lágrimas y oraron.  “Es que no logramos olvidar ni evitar pensar en cómo serían las cosas si no se hubiese ido”, decían.

Y aunque cada familia afronta su propia tristeza y cada quien idealiza su  felicidad,  a todos los ha unido el dolor. “Muchos ni nos conocíamos y hoy el dolor nos convirtió en una sola familia”, afirma Xiomara de La Hoz, quien perdió en accidente a su hija Marina Toncel, de 5 años.

El proceso de duelo ha sido menos difícil porque las familias se buscan, se reúnen, proyectan el futuro y rememoran las travesuras de sus pequeños.

Muchos hasta hace poco manifestaban no tener paz en el corazón ni entender las decisiones de Dios, hoy, gracias a la solidaridad y al arraigo entre las familias, dicen tener más sosiego y comprensión.

“Es que no es fácil soportar este trance porque ninguno de nosotros estaba preparados para el dolor”, manifestó Jhony Barón, el papá del pequeño Jhony Jr, de 5 años,  el último de sus seis vástagos.

Canciones y Anécdotas

En el camposanto donde fueron sepultados los niños, paradójicamente el llanto lastimero de las madres se conjugaba con la música que salía de las grabadoras y de los celulares.

Haciendo sonar las canciones que más les gustaba a sus hijos, los padres retrocedían en el tiempo para revivir momentos  de alegría.

Leisy Manjarrés, recordó la felicidad que tenía su hija Giret porque llegaba el día del maestro y estaba practicando con sus compañeritos del colegio Antonio Nariño el baile del Serrucho.

La pequeña le dijo a su madre que le quería hacer un regalo a la ‘seño’ Marta y con muchos esfuerzos ella (Leisy) compró una colonia para que se la diera. ‘Mi niña estaba feliz”, dijo.

Las lágrimas de Leisy fueron más constantes cuando hizo sonar la canción que más le gustaba, ‘Yo te extrañaré’ del grupo cristiano Tercer Cielo.

“Ojalá pudiera  devolver el tiempo para verte de nuevo, para darte un abrazo y nunca soltarte; mas comprendo que llegó tu tiempo, que Dios te ha llamado para estar a tu lado; así Él lo quiso…”.

Xiomara de la Hoz, mamá de Marinita,  hizo lo mismo que su amiga Leisy, pero con la canción ‘Ahora que no estás’, de Álex Ubago:

“Ahora que no estás los árboles del parque juraron no crecer hasta que vuelvas…”.

Sandra Quintero y David Terraza, los padres de Sheritt y Yerison, no se cansaban de ver la foto que de los dos niños tienen las pantallas de sus celulares.
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.