Entretenimiento | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Shutterstock.

Lo que sabemos y lo que no sabemos de la luna

Alrededor de nuestro satélite existen muchas teorías en cuanto a su efecto en el ser humano. Aprovechando la ocasión de la superluna de este lunes, consultamos a expertos para que nos contaran las ficciones y verdades que existen alrededor de este astro.  

La luna, de diosa a objeto de investigación. Este astro ha tenido un gran impacto en la vida humana, tanto cultural como científico, no es coincidencia que civilizaciones como la egipcia, la griega, la azteca y la japonesa, separados unos de otros, le hayan rendido culto.

“Todas las civilizaciones preindustriales utilizaban la Luna para ubicarse en el tiempo. Por ejemplo, en el calendario agrícola que tenían, era un símbolo de tributo por su importancia y marcaba el rumbo de vida de esas poblaciones”, explica Johnny Meca, antropólogo de la Universidad del Atlántico.

Y desde que Galileo, prócer de la astronomía, la examinó en 1609, hasta nuestros días, la seguimos estudiando, dándole nuevos nombres y sentidos a sus varios fenómenos.

“Un eclipse solar en el que la Luna, un objeto que es 400 veces más pequeño que el Sol parezca del mismo tamaño, por estar 400 veces más cercana que él, es una de esas coincidencias de la astronomía que la hace tan atractiva”, dice Jorge Salazar, director y fundador del grupo de astronomía Apolo.

Aprovechando la ocasión de la noche de hoy, en la que a partir de las 6:30 p.m. se podrá ver una Superluna en el cielo, expertos en el asunto hablan sobre su origen, algunos de los mitos que existen alrededor de sus efectos en el comportamiento y el impacto cultural que ha tenido.

 Realidades

1. Una de las teorías más aceptadas dentro de la comunidad científica mundial, de acuerdo con Jorge Salazar, director del grupo Apolo de astronomía en Barranquilla, es que la luna en algún momento fue parte de la tierra. Esto contradice la idea de que las colisiones son siempre perjudiciales. Así como un impacto acabó con los dinosaurios y dio paso a nuevas especies incluyendo la humana, asimismo una colisión se produjo cuando el sistema solar aún no estaba completamente formado como lo conocemos.

Cuando los protoplanetas andaban a la deriva, un planeta más o menos del tamaño de Marte chocó con la tierra y muchos fragmentos quedaron liberados orbitando alrededor de la tierra. Lo sabemos gracias a las misiones Apolo en que los astronautas recogieron fragmentos de roca y se dieron cuenta que esos minerales están presentes en la Tierra. Entonces se unieron una con otra a través de la fuerza gravitacional que tenía la tierra, ese fenómeno se conoce como acreción gravitatoria.  Ese impacto provocó mucha energía liberada en forma de calor lo que causó que la unión fuera muy fácil. La luna tardó un mes en formarse. 

2. ¿Por qué no han vuelto? De acuerdo con Salazar, si bien es cierto que antes había mucha menos tecnología, el hombre fue a la Luna con la misma tecnología que tenía un Gameboy. En aquel entonces, Estados Unidos y Rusia estaban librando la guerra fría, y una de las maneras de mostrarse más fuertes militarmente era pelear por la supremacía del cielo, quien tuviera esa ventaja la iba a mantener en la tierra. La Unión Soviética siempre llevó la delantera, llevaron el primer satélite al espacio en el 57, enviaron al primer animal, los primeros seres vivos en orbitar la luna fueron 6 morrocoyos. Fue básicamente una jugada política, por sentirse amenazado.

Llegar a la luna no cumplía ningún objetivo específico,  podían llevar sondas, un rover para cumplir la misma función, pero ellos querían hacerlo por temas mediáticos. Estados Unidos gastó el producto interno bruto equivalente a un país como Honduras en todo el programa Apolo. No hemos vuelto a la Luna no porque no tengamos la tecnología, sino porque no hay el dinero para botarlo deliberadamente.

3. La luna no se puede colonizar. La luna, al igual que la tierra, recibe muchas colisiones de cuerpos menores o meteoritos, la diferencia es que la superficie terrestre está llena de agua entonces muchos de estos cuerpos impactan en el agua y ahí se pierden. No tenemos una evidencia tangible que estamos siendo bombardeados por objetos menores, en cambio en la luna, por no tener atmósfera, son mucho más evidentes esas cicatrices que dejan esos cuerpos porque cuando hay una colisión queda el cráter de impacto. Colonizar no se podría ya que habría que explorar otras cosas, como terraformar la luna para hacerla menos hostil, porque además, tiene temperaturas o muy frías o muy calientes, precisamente porque no tiene atmósfera.

Mitos

1. De acuerdo con un estudio de Robert Carrol, el término efecto lunar se refiere a la creencia infundada de que existe una correlación entre las etapas específicas del ciclo lunar y ciertas anomalías en la conducta de los seres humanos, anomalías que no pueden ser explicadas por la variación en los niveles de luz. Esta teoría lunar sugiere que el ciclo lunar podría influir en el comportamiento de los seres humanos, ya que la Luna afecta a grandes masas de agua como el mar, se piensa que existe un efecto similar en los seres humanos, cuyos cuerpos contienen una gran cantidad de agua. Sin embargo, esto es un error, ya que no toma en cuenta las diferencias de escala y proporción. La fuerza de la marea es muy débil con respecto al volumen del agua implicada. 

2. El diccionario de la Real Academia Española define el término lunático como “que padece locura, no continua, sino por intervalos”.  Antiguamente se creía que la luz de la Luna o sus cambios periódicos producían locura en algunas personas. La palabra española ‘lunático’ viene del latín lunaticus -de luna- . Se puede trazar la historia de este termino al evangelio de Mateo 4:24 en el que se distingue al lunático de un endemoniado. Sin embargo, una comparación de Mateo 17:15 con Marcos 9:17 muestra que los escritores del Nuevo Testamento aparentemente veían una estrecha relación entre los dos. 

De los síntomas descritos en los dos textos se ha pensado que la persona mencionada sufría de epilepsia, una enfermedad nerviosa caracterizada por ataques intermitentes acompañados de contracciones convulsivas de los músculos e inconsciencia. 

3. Este término fue popularizado por Paracelso, médico suizo, alquimista y astrólogo del siglo XVI, reconocido por ser uno de los primeros científicos que practicaron la popularización de la ciencia, encarnó una nueva corriente en la época renacentista que representó una ruptura con la medicina clásica. 

Paracelso clasificó a los enfermos mentales permanentes en tres categorías. Una de estas clasificaciones eran los lunáticos, aquellos cuya enfermedad tiene su origen en la Luna y cuyas manifestaciones se relacionan con las fases de este satélite. El término lunático se mantuvo vigente hasta bien entrado el siglo XIX para designar tanto a los pacientes como a los establecimientos reservados para ellos.

El mito del hombre lobo está relacionado a su vez con la fase de la luna.  El primero en hacer esta relación fue el cronista medieval Gervase de Tilbury, que traza una relación con el despertar de las pasiones por la fase de la luna y este híbrido que adquiere las características del animal pero con forma humana.

La luna en la cultura pop

La Luna tarda en rotar sobre sí misma lo mismo que su movimiento de traslación alrededor de la Tierra. Lo que quiere decir que siempre se ve la misma cara de la luna y que su otra cara permanece en dirección contraria a la Tierra.

Este hecho inspiró a la banda británica Pink Floyd en el nombre de su álbum de 1973, ‘The dark side of the moon’. Canciones como Brain Damage, que utilizan la figura del lunático, o Eclipse, la canción que cierra el álbum con la frase “No hay un lado oscuro de la luna realmente. De hecho, es toda oscura”, muestran la inspiración que ha sido el astro lunar.

Portada de ‘The dark side of the moon’.

Alrededor de nuestro satélite existen muchas teorías en cuanto a su efecto en el ser humano. Aprovechando la ocasión de la superluna de este lunes, consultamos a expertos para que nos contaran las ficciones y verdades que existen alrededor de este astro.
La banda barranquillera León Bruno también le rinde homenaje al misticismo lunar con su canción ‘El selenita’. Esta palabra, que sería el gentilicio para los habitantes lunares se remonta a la tradición griega, cuando especulaban con respecto a un lugar habitado por seres más avanzados.

Conspiración

Existe una nueva corriente de pensamiento liderada por autores como Jay Weidner que afirman que el aterrizaje en la Luna del Apolo 11 en 1969 fue grabado por Stanley Kubrick en el mismo set en donde se filmó la película de ciencia ficción ‘Odisea del espacio 2001’.

Estas teorías fueron refutadas por la NASA en 1977 y en 2001. En 2004 incluso invitaron a los 10 autores de libros sobre esta conspiración con más lectores y abordaron cada una de sus preguntas individualmente. Sin embargo el escepticismo continúa hasta el día de hoy con respecto a varios aspectos como las condiciones de gravedad, la inconsistencia de las sombras y entre otros.

La Superluna

En esta ocasión la súperluna se verá aún más impactante porque coinciden el hecho de la cercanía con la fase de luna llena. 

Este fenómeno se da cada 15 años, y consiste en que el satélite se ve 14% más grande y 30% más brillante de lo normal, según informa la NASA. La luna se ubicará a 357 mil 861 kilómetros de la Tierra, siendo su distancia promedio de 384 mil 400 kilómetros.

El 14 de octubre fue la primera Superluna,  y luego de la de hoy quedará una nueva oportunidad de verla, el próximo 14 de diciembre.

Richard Nolle fue quien le dio el nombre de superluna a este fenómeno, y además dijo que dos días después de verlo ocurren graves desastres naturales. Sin embargo, esto no se ha comprobado y otros científicos se han encargado de desmentirlo.

La Nasa asegura que desde 1948 no ha estado a esta distancia y que no volverá a ocurrir hasta el 25 de noviembre de 2034.

Este lunes el Planetario de Combarranquilla desde las 6:30 p.m. ofrecerá el encuentro ‘Telescopios, cámaras y acción. ¿Qué sucederá?’. Equipos de observación estarán a disposición del público en el tercer piso del parqueadero de la Unidad Boston.

El fenómeno se puede apreciar a simple vista y no tiene ningún efecto adverso a la vista; basta con salir a un lugar preferiblemente oscuro y con buena visibilidad, estar pendientes justo al caer el Sol, para comenzar a ver la espectacular superluna alzándose por el oriente”, explica el coordinador del planetario de Combarranquilla, Orlando Méndez.

⚡ Vive la experiencia de una Feria Virtual 🏠 ¡Desde la comodidad de tu casa! 👉 VISITANOS 🚀

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Luna llena
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web