Por: Estefanía Fajardo De la Espriella @Estefaniafd

ENTREVISTA


En video | “Los jóvenes deben hacer lo que se necesite para cambiar las cosas”: Adora Svitak

Entretenimiento

Hablar de cómo los adultos deben aprender cualidades de las nuevas generaciones para afrontar los retos actuales se ha convertido en una de las tareas de la activista y conferencista centennial que visitó Barranquilla.

Es la primera vez que llega a Colombia. Tiene una camisa blanca, jeans oscuros y sandalias, su cabello es corto y usa gafas. Tiene 21 años y está sentada en un sofá frente a un auditorio lleno de jóvenes, algunos mayores que ella por un par de años y otros acercándose a su edad. Es Adora Svitak, una activista estadounidense, escritora y conferencista, ante los estudiantes de la Universidad del Norte, en Barranquilla.

“Solo he estado un día, no sé si haya visto suficiente”, dice luego en diálogo con EL HERALDO. Solo ha podido ver la ciudad por la ventana del carro y analizar a algunos estudiantes de la universidad; sin embargo, bastó esa charla con ellos el pasado viernes para decir que le emocionó mucho “la pasión por las ideas que tienen los estudiantes y la forma en la que están tan informados del mundo”.

De Adora se puede decir que busca el empoderamiento de los jóvenes y la alfabetización. Es considerada una niña prodigio. A los 8 años publicó su primer libro Flying Fingers. Se trata de un compilado de 300 cuentos cortos después de haber sido rechazado por múltiples editoriales, pero que, cuenta, fue esa ingenuidad y determinación propia de la niñez lo que permitió que al final pudiera ser un éxito.

Es precisamente esa actitud de los niños y jóvenes que, cuenta en sus charlas, deben adoptar los adultos. Y es de esa generación a la que pertenece, la centennial, de la que habla desde una perspectiva de cambio.

P. Ha viajado por todo el mundo, dado cientos de conferencias y hablado con miles de jóvenes, ¿qué tuvo de diferente está en Barranquilla?

R.

Lo que más me llamó la atención es que ellos quieren aprender a ser líderes para sus comunidades. Tienen muchas ganas de aprovechar las oportunidades, de emprender proyectos, y yo creo que el cambio dará resultados positivos para todos.

P. ¿Qué deben aprender los adultos de los niños y jóvenes?

R.

Hay mucho que pueden aprender los adultos de los jóvenes. Yo creo que es un error ver a los jóvenes y a los niños y pensar que ellos son como hojas en blanco que están esperando a que les demos conocimiento. En realidad hay muchas cosas que podemos aprender, como la forma en la que ven el mundo, su curiosidad, que son honestos, todas esas son cualidades que si nosotros las tenemos como adultos serían un gran potencial para transformar nuestros lugares de trabajo, nuestras sociedades.

P. ¿De esa niña que empezó a escribir y dar clases qué conserva?

R.

Seguir tratando de tener mi curiosidad desde mi niñez. Ahora que vivimos en la era del Internet podemos buscar cualquier pregunta que queramos, no hay ninguna excusa para no ser curiosos hoy en día. Cómo funciona algo, de dónde viene, podemos acudir a nuestro celular, por ejemplo, y buscar la información. Desde pequeña mantengo una cualidad y es la curiosidad. Siempre me gustó aprender y creo que inclusive cuando estoy presentándome a los estudiantes llego también como una, me pregunto qué pueden enseñarme ellos a mí.

P. De los millennials se habló mucho, ahora es de los centennials. ¿Qué tiene esta generación de diferente frente a las anteriores?

R.

Cuando pienso sobre esta generación, los centennials, creo que es muy consciente de los temas sociales y eso lo vemos en otros aspectos de la vida. Desde la generación de mis padres, creo que muchas ideas que tenían que ver con el cambio social era algo que habían separado del resto de su vida, podía ser tal vez algún trabajo voluntario para los fines de semana, cosas buenas una o dos veces a la semana. Mi generación está buscando oportunidades para hacer cosas buenas todos los días. Queremos que la ropa que compramos, o la gente con la que trabajamos o escuelas a las que acudimos inviertan en una mejora colectiva.

P. Equidad y desarrollo sostenible entran en la agenda de esta generación...

R.

Los mensajes que tienen que ver con equidad y el desarrollo sostenible resuenan muy bien en la gente joven por la forma en la que hemos crecido. Ver a nuestros padres y abuelos y cómo sus vidas eran afectadas por fuerzas que no eran muy justas, esas son cosas que queremos cambiar.

Si veo una persona en mi vida, que es mayor que yo y está teniendo problemas de pobreza, o estrés, cuando tienen que trabajar demasiado de manera no sostenible, yo como persona joven, porque somos el futuro, nos planteamos las preguntas. Son las cosas que estamos tratando de solucionar.

Aspecto de la conferencia de Adora en la Universidad del Norte.
Aspecto de la conferencia de Adora en la Universidad del Norte. John Robledo

P. Esa curiosidad que conserva de su niñez le ha permitido aprender de las personas a las que les habla. ¿Qué le han enseñado?

R.

Si algo he aprendido es no subestimar a los estudiantes. Al venir a esta presentación no fue la excepción, estudiantes que hacían preguntas que son un reto muy grande, que traen sus propias experiencias. Hablar, por ejemplo, de las fortalezas para tener más solidaridad entre las universidades fue algo que aprendí. Es interesante escuchar sobre esa relación entre las universidades públicas y privadas y ese era un tema que yo no había considerado. Fue un momento en el que aprendí mucho y es un área en la que diferentes organizaciones pueden trabajar unidas. Hay que ser humildes siempre y reconocer lo que otros nos pueden enseñar también.

P. Su historia como conferencista empezó desde muy pequeña, ¿qué recuerdos tiene de esa niñez que la hayan traído hasta donde está ahora?

R.

Tengo muchos recuerdos de mi niñez. Algo que me afectó mucho fue cuando conocí a una amiga que no le gustaba escribir ni leer, fue cuando entendí que yo quería ir a las escuelas, hablar con los estudiantes y enseñarles porqué me encanta leer y escribir, compartir esas historias increíbles con ellos. Eso fue lo que me trajo al punto donde estoy hoy en día.

P. Es importante también disfrutar de las pequeñas cosas...

R.

Me gustan muchas cosas. Me encanta trotar, yo creo que me ayuda a meditar. Cuando estás trotando no puedes pensar en muchas cosas, tienes que concentrarte. Me encanta ver películas, televisión y hablar con amigos.

P. Es casi que una pregunta obligada, pero ¿qué le falta por lograr?

R.

Esa siempre me parece una pregunta muy difícil. Es como una pregunta de entrevista de trabajo y cada vez que me la formulan siento que diré una cosa diferente. Para ser honesta, mi meta más grande es aprender lo que más pueda. Incluso ahora que me gradué tengo que buscar la forma de seguir aprendiendo.

P. ¿Cuál es el próximo proyecto?

R.

El próximo proyecto que tengo es trabajar en una recolección de presentaciones de jóvenes activistas que van a inspirar a jóvenes del mundo entero para que busquen qué problemas se tienen que resolver. Algunas de las personas que están incluidas son jóvenes como Greta Thunberg, que habla de cambio climático, otros que trabajan en el área de la política y otros temas. Darles ejemplo a los jóvenes que hay docenas de niños haciendo cosas importantes ayudará a cambiar. 

“A los más jóvenes les digo que tengan fe en sus propias habilidades para generar cambio en el mundo. Tienen muchos talentos”.

P. ¿Cómo aconsejar a los jóvenes y a los adultos cuando existen enfoques y percepciones diferentes de la vida entre generaciones?

R.

A los jóvenes les diría que tengan fe en sus propias habilidades para generar cambios en el mundo. Tienen muchos talentos, cualidades que son innatas, cosas como la curiosidad, la creatividad y el optimismo, que son difíciles de mantener a medida que creces. Sácales provecho, trata de ver áreas en tus comunidades donde tu mente pueda ser utilizada para mejorar la situación.

A la gente mayor les digo alienten a las personas jóvenes de su vida, que se vean como agentes de su propio destino. Alimenten esos sueños que muchas veces parecen ser poco realistas.

P. ¿Cuál fue ese sueño “poco realista” en su vida?

R.

Yo tuve un sueño de publicar un libro. Eso sucedió porque había escrito muchas historias cortas y quería hacer algo con ellas, que la gente las leyera. Las editoriales son escépticas si los llamas y les dices “hola, quiero publicar un libro”, pero como yo era tan ingenua y tenía tanta determinación, continué. Tal vez si hubiera sido un poco mayor y más sabia no lo hubiera hecho y me hubiera detenido.

P. Precisamente esa percepción de los adultos respecto a lo poco aterrizados de los jóvenes lleva a que no crean en ellos en algunas oportunidades...

R.

No debe ser excusa para tomar una acción. Cuando escucho decir que no se puede hacer esto porque así no funcionan las cosas lo que escucho en verdad son razones para no hacer algunas cosas. He tenido problemas con eso, con sentir que no puedo hacer algunas cosas para cambiar, pero también recuerdo que al ver desde una perspectiva de una persona joven se percibe que las cosas no se deben dejar como están si están mal, más bien hagamos lo que se necesite para cambiar las cosas. Ahí es donde encuentro la esperanza.

P. ¿Falta algo para que los jóvenes se unan y vayan todos en una misma dirección buscando el cambio, teniendo en cuenta la situación actual de nuestro planeta?

R.

No creo que sea de lo que nos falta sino si estamos viendo los problemas desde el ángulo correcto. Cuando pienso sobre Greta veo a alguien que tiene mucho valor y que ve el cambio climático como un problema increíblemente grande y dice “identificamos a los líderes que no están tomando acción y vamos a enfocarnos en eso”. Creo que ese enfoque es el que todos debemos tener cuando identificamos un problema. Tenemos que hacer las preguntas difíciles de quiénes son responsables y a quiénes tenemos que señalar.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimien...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web