11 clásicos de la champeta afro-caribe colombiana

Un playlist para recordar y celebrar el legado de este género, la primera y principal música urbana del siglo XX en la costa norte de Colombia, sus historias e intérpretes.

Temas tratados

Entretenimiento

Un playlist para recordar y celebrar el legado de este género, la primera y principal música urbana del siglo XX en la costa norte de Colombia, sus historias e intérpretes.

Por Leopoldo Calderón Jiménez

Docente del Departamento de Música de la Universidad del Norte

«La champeta como fenómeno musical y cultural ha alcanzado, a pesar de los obstáculos, dimensiones inimaginables», afirmó Susana Marín Barrera, en 2017, al escribir su artículo «Defendiendo a la champeta con sabor champeta». Solo apenas tres años después, esta afirmación se magnifica, a cuenta de su veracidad y exactitud, como una profecía que reivindica la historia de una música y sus artistas que nacen de la marginalidad y la exclusión de una sociedad doble moral y conservadora, que hoy en día la acoge y celebra como la más propia y pura muestra de su identidad Caribe.

A continuación, un pequeño playlist para recordar y celebrar el legado de este género, la primera y principal música urbana del siglo XX en la costa norte de Colombia, sus historias e intérpretes, desde su irrupción en 1994 en la programación de las emisoras de música comercial de su natal Cartagena, para Colombia y el mundo.

Elio Boom - La Turbina (1995)

“¡Húndelo To’!”, el "grito de batalla" por excelencia al iniciar una gesta verbenística, uno de los llamados más característicos de la música champetúa, irrumpe como el llanto de un recién nacido en 1995 para ser escuchado y conocido por todo el mundo en la voz de su progenitor, Francisco Corrales, a quien la cultura picotera y la emergente industria de la nueva música afro-caribeña urbana colombiana inmortalizaría como Elio Boom, “El que canta bonito”, el creador de “El Vacile Efectivo". “La Turbina” es el cianotipo sonoro sobre el cual se erigiría una nueva estética y también novedosas prácticas musicales, que recopila la magia del legado del Soukous Congolés y todos los ritmos y movimientos que suscitó en Centroamérica y las Antillas, convirtiéndose en el referente definitivo del quehacer de quienes apostarían su talento, sueños e ilusiones en las posibilidades sonoras de esta acepción musical de África en Colombia, que a mediados de la década de los 90’s experimentarían la primera gran exposición mediática y éxito comercial, esquivos y ajenos a este fenómeno otrora subversivo, secreto y segregado. Después, Elio Boom se consagraría como uno de los más prolíficos compositores e intérpretes del género, con éxitos clásicos como “Los Caballeros del Zodíaco”, “Echen Agua”, “La Quinceañera”, “Carlitos, el Travieso”, entre tantos otros.

Louis Towers (“El Razta”) - El Liso en Olaya (1995)

“El Liso en Olaya” es la primera canción champetúa con éxito comercial que ofrece un relato costumbrista, algo inédito y novedoso en la Champeta hasta dicho momento, donde la cotidianidad se comenta con el humor “picante” y el doble sentido propios de los diálogos y conversaciones de la gente del común, sin recurrir a la vulgaridad ni a lo explícito. Esta conjunción elemental marcaría el estilo composicional y las letras de muchos músicos que siguieron el camino que Luis Alfredo Torres, Louis Towers (También conocido como “El Rasta”), marcaría con este, su primer gran éxito, donde también se aprecia un especial cuidado y preocupación por la calidad sonora y los valores de producción de la música, sus arreglos y mezcla, haciendo de la resultante auditiva un producto más cercano y competitivo a los estándares de la música comercial contemporánea a su estreno. Este es el hito que marca la génesis de una industria musical y una demanda real en torno a la Champeta, más allá del elitismo y la exclusividad (casi sectaria) de las “Kazetas" con sus artistas/cantantes; a partir de ahora, la Champeta es de todos.

Charles King - El Abogado Corrupto

Charles King, “El Palenquero Fino”, es uno de los referentes más importantes de la Champeta. Estudiar su música y escuchar el extenso catálogo de sus obras (un repertorio de más de 200 canciones de su autoría) es objetivar auditivamente el paso del tiempo y los cambios de lógica de la industria musical. La lírica de Carlos Reyes, su nombre de pila, innova también al incluir la denuncia y el comentario social sobre diferentes realidades diferentes y ajenas a las dinámicas propias que la Champeta había tenido hasta el momento (Canciones para el amor, desamor/despecho, lugares comunes en todos los géneros tropicales bailables), sin menguar o atentar en ningún momento contra su cualidad y naturaleza kinestésica, la esencia de su ser como género/ritmo musical. “El Abogado Corrupto” es una muestra magnífica, pues no es la corrupción estatal, política o social la que Charles King cuestiona y parodia, sino la descomposición de la personalidad y los valores, la falta de coherencia e ingratitud cuando la vida favorece a alguien que se olvida de dónde viene y quiénes le acompañaron en la tribulación. El primer manifiesto de amor a la Champeta como rasgo identitario de una nueva generación de afrocaribeños que comenzaron a vivir y disfrutar de nuevas oportunidades que el clasismo y la segregación no habían permitido.    

El Encanto - Alza El Vuelo (1999)

Leandro Barón Utria, conocido dentro del mundo champetúo como “El Encanto" fue uno de los primeros y principales artistas de Champeta cuya carrera se originó y desarrolló en el contexto de los barrios populares de Barranquilla (A diferencia de todas las grandes figuras reseñadas hasta el momento cuyo centro de actividades fue Cartagena y sus alrededores). Si bien la Champeta nace en Cartagena, Barranquilla la hace universal. La propuesta musical de “El Encanto” es mucho menos tradicional en la producción y arreglos que la de sus contemporáneos y sus predecesores, mantiendo la estructura típica del Seben Congolés, pero con una preocupación y conciencia organológica más afín con el zeitgeist y el cambio de milenio, ganando afectos y adeptos. “Alza el Vuelo” fue a finales del siglo XX un himno de verbena, donde el despecho y el baile resuelven todas sus diferencias.

El Sayayin - Paola (2000)

John Jairo Sayas Díaz, “El Sayayin”, es un ícono de la Champeta, uno de sus artistas más fácilmente distinguibles. La musicalidad de sus letras, el ritmo de su prosa, su particular humor y su “Nube Voladora” le ganó el cariño, admiración y afectos de un público que lo reconoció como el “líder espiritual” de un nuevo resurgimiento de la música de verbena dentro del imaginario colectivo, logrando romper con la poca resistencia de principios morales que pretendían impedir el inevitable advenimiento de los champetúos y su revolución sonora. Aquí inicia la Era Dorada de la Champeta.

Javier y sus Nenas - Todavía la Quiero (2001)

A inicios del siglo XXI, “Javier y sus Nenas” fue el intento de hacer aún más comercial y asequible la Champeta dentro de la demanda de música bailable en la costa caribe colombiana, cuando aún esta no era socialmente aceptada y bien vista, entendida todavía como un fenómeno marginal y de estratos socioeconómicos bajos. La puesta en escena de la agrupación, un cantante líder acompañado de 4 agraciadas bailarinas, permitió visibilizar y poner de moda la manera de bailar característica de este género entre un público de adolescentes y adultos jóvenes, logrando de a poco que tuviera mayor participación y presencia en la programación musical de fiestas y reuniones sociales. “Todavía la Quiero” una composición original de Sergio Liñán “El Afinaito” fue el más grande éxito de su corta pero impactante trayectoria artística musical.

Mr. Black “El Presidente” - Los Trapitos Al Agua (2001)

Edwin Antequera Mercado, el hoy aclamado “Presidente del Género”, siempre tuvo claro que el camino era la fusión e innovación, y apostó por seguir su intuición artística y su ambición comercial. Casi 20 años después, ciertamente puede decirse mucho de él, su música y su carrera, pero no puede ignorarse la magnitud de sus éxitos y logros, al punto de reinventar/redefinir la Champeta, creando el subgénero de “Champeta urbana” (cuyo nombre merecería otro espacio para su discusión y análisis; La Champeta por definición desde su nacimiento siempre fue urbana). “Los Trapitos Al Agua” hace parte de ese repertorio mandatorio de festejos y convites de principios de siglo, donde la Champeta era la gran novedad, y artistas como Mr. Black, El Afinaito, El Sayayin, Álvaro El Bárbaro, entre otros, crecían en nombre, recordación, y prestigio.  

Anne Swing - La Vuelta (2005)

Viviano Torres, por siempre en el imaginario colectivo reverenciado como Anne Swing, es uno de los grandes precursores y pioneros de la Champeta. Su aporte definitivo al género es la presencia y curaduría del lenguaje y cultura afropalequera, y persistir y perseverar por una integridad musical y artística en contra de cualquier modismo o corriente musical. Es el “Miles Davis” de la Champeta, ha estado en todos los momentos y etapas del género, y sigue activo, reinventándose y reinventándolo, siempre en gratitud por lo logrado, y en disposición de ayuda y acompañamiento a quienes están transitando el camino. Junto con Louis Towers y Charles King, conforman lo que se ha denominado como “La Santa Trinidad de la Champeta”.

Álvaro El Bárbaro - Pa’ Qué Mentir

“El Bárbaro de la Champeta”, Álvaro Almario, encontró el éxito con esta, su canción más exitosa. Una historia de superación y logros, con la música como motor de vida, Álvaro es uno de los grandes cantantes cartageneros en desarrollar un estilo y voz propia sin traicionar la estética y esencia de la Champeta, ya en un momento histórico donde el Reaggaetón irrumpe y rompe en todas las dinámicas comerciales de la música.

El Jhonky - Doña Clereta (2005)

John Eister Gutiérrez Cassiani, “El Profeta de la Champeta”, fue una de las últimas voces y propuestas musicales innovadoras en el mundo de la Champeta, dinamizando la escena musical con sus líricas, irreverencia y humor. "Son cosas de mi barrio que a diario se están viendo, ese es el mensaje que estoy trayendo” canta el coro de esta, una de sus canciones más famosas, que recoge la naturaleza sencilla que logró la especial conexión con su público, que aún hoy, 15 años después de su muerte, lo recuerdan y celebran.

El Afinaito - El Columpio (2012)

Sergio Liñán fue una de las voces más importantes de la Era Dorada de la Champeta. El Afinaito fue el poeta de la Champeta, y alcanzó a plasmar gran riqueza lírica en sus composiciones. De entre un catálogo de éxitos como “Busco Alguien que me Quiera”, “Amor por Interés”, entre otros, hacia el final de su carrera encontramos esta obra maravillosa, donde casi que de manera premonitoria ofrece un memorial de su vida, aspiraciones, sueños, pérdidas y la promesa de amor a la amada a quien ha herido, con la seguridad y convicción de no volver a fallar, porque el único anhelo es su presencia. Una canción para reflexionar de la vida y compartir con aquellos quienes todavía incrédulos piensan que la Champeta es música intrascendente sin capacidad de introspección, ni profundidad emocional.

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimien...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
LO ÚLTIMO 🔴 El número total de infectados por coronavirus en el mundo supera los 800.000 🔴 España registra 849 muertos por coronavirus en 24 horas y los contagiados ascienden a 94.417 🔴 Alemania suma 61.913 casos y 583 muertos por coronavirus 🔴 La OMS anuncia que casi el 92 % de los infectados en China por covid-19 se han recuperado 🔴 Muere una niña de 12 años con coronavirus en Bélgica 🔴 La Fed permitirá a los bancos centrales extranjeros acceder a efectivo a cambio de bonos 🔴 X
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web