El Heraldo
Opinión

Que cese el baño de sangre

La salida de Leopoldo López de la cárcel para cumplir arresto domiciliario despierta muchos interrogantes sobre el papel del presidente Nicolás Maduro en una decisión judicial con trasfondo político. 

¿Fue la liberación del líder opositor venezolano Leopoldo López una medida humanitaria por su estado de salud? ¿Detrás de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia hay una estratagema política que se irá revelando con los días?  ¿Qué papel jugó el presidente Nicolás Maduro en la determinación de concederle el arresto domiciliario a su principal contradictor?  

Según algunos analistas, la salida de López de la cárcel de Ramo Verde, donde estuvo preso desde 2014, podría obedecer a un intento de aproximación de Maduro al sector que él representa, con el objetivo de crear fisuras en la oposición.   

Aunque no hay pruebas que certifiquen ese acercamiento, la mediación de expresidentes de España, Panamá y República Dominicana para abrir canales de comunicación entre las partes ha sido remarcada por la prensa internacional.

Esta situación, sin embargo, no debe distraer el foco de la forma en que ha sido aplastada la oposición al Gobierno de Maduro, con un baño de sangre en las calles de Caracas y otras ciudades que al cumplir 100 días de protestas ya deja 91 muertos y 433 “presos políticos”, detenciones que el Gobierno atribuye a los actos de violencia en las manifestaciones. 

La oposición, conformada por distintos sectores, ha recibido con agrado que López se encuentre en su casa, pero reclama la liberación de todos los que continúan en su condición.

Tampoco puede pasar a segundo plano el acoso a la fiscal General, Luisa Ortega, quien se ha convertido en una piedra en el zapato para el Gobierno y es víctima de una persecución que podría acabar en destitución o en la propia cárcel. 

El siguiente escenario en el que se volverán a medir fuerzas es el de las elecciones constituyentes fijadas para el 30 de este mes.  La oposición busca frenar a toda costa esa convocatoria y enviar el mensaje de que la sola excarcelación de López no es suficiente.

Para Maduro, tener a López fuera de la prisión es quitarse de encima el peso de ser el responsable de la vida del contradictor que más inquieta al chavismo. “Ahora su vida es responsabilidad exclusiva de su esposa y aliados”, afirmó el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas. 

En su primera reacción tras la liberación del máximo dirigente de Voluntad Popular, el presidente venezolano reclamó de este  un “mensaje de rectificación y paz”, para luego recalcar que acata y apoya la decisión del Tribunal Supremo ya que su país “quiere la paz”.

Y es eso lo que la comunidad internacional debe exigir de unos y otros actores. Que cese el derramamiento de sangre en las calles para que Venezuela vuelva a tener paz. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

El Editorial | Régimen de Maduro, en la mira

Colombia elevó el tono contra el régimen de Nicolás Maduro. El presidente Iván Duque pidió a Estados Unidos que declare a Venezuela como “país promotor del terrorismo” bajo el argumento de que ofrece protección al ELN y disidencias de l

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | En Barranquilla se quedó

La Puerta de Oro lo recibió cuando tenía sus “catorce primaveras”. Siendo apenas un adolescente, Joe Arroyo comenzó a trabajar sin cesar por el sueño de la música, esa que desde las calles del barrio Nariño, en Cartagena, hacía sonar co

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.