Editoriales |

La cultura también es desarrollo

Las políticas públicas deben diseñarse pensando en que la cultura es igual de importante que las grandes obras de infraestructura, el aumento de las plazas de trabajo o la inversión social.

Luego de cinco meses, el Museo del Caribe reabre sus puertas al público de Barranquilla y del mundo. Fueron dos las razones de su cierre: la más comprensible de ellas, las obras de mantenimiento que no daban espera; la más preocupante, las afugias financieras que pusieron en riesgo su viabilidad. 

Por fortuna, ambos escollos fueron superados, en gran parte gracias al apoyo de la empresa privada, y de nuevo la ciudadanía podrá disfrutar de una oferta cultural que se viene renovada.

Este episodio es un llamado de alerta, y una oportunidad para que la sociedad barranquillera, en medio del más importante proceso de crecimiento de su historia, haga suyo el compromiso que las ciudades importantes tienen con la cultura.

La apuesta del Museo del Caribe contribuye con ese objetivo, pero no es suficiente por sí sola. Las políticas públicas deben diseñarse pensando en que la cultura es igual de importante que las grandes obras de infraestructura, el aumento de las plazas de trabajo o la inversión social.

Una gestión cultural eficiente y sostenida, alejada de los vaivenes políticos y de los intereses coyunturales, garantizará que nuestra ciudad se deje ver del mundo, al mismo tiempo que recibe todo lo que en otras partes se produce en términos de artes plásticas, historia, música, literatura, cine. 

Soñamos con una ciudad ávida de cultura, con cineclubes, museos, salas de conciertos; soñamos con facultades de bellas artes sintonizadas con las vanguardias; soñamos con más eventos que nos consoliden en el mapa mundial: ferias de libros, festivales musicales, encuentros académicos, exposiciones de pintura; soñamos con cineastas haciendo películas de temas locales, que no tengan que emigrar para poder tener oportunidades.

Porque para que nuestra ciudad sea en verdad todo lo grande que merece ser, no basta con canalizar arroyos y construir cientos de edificios; necesitamos con urgencia que la administración, los empresarios, las universidades, los jóvenes, los artistas, se sienten a conversar, y entre todos emprendan la tarea de convertir a Barranquilla en una ciudad culturalmente desarrollada. Los recursos existen, solo hace falta la voluntad. 

Ojalá que la reapertura del Museo del Caribe traiga consigo la oportunidad de pensar en grande, y de no volver a incurrir en la indolencia que ha hecho que nuestra oferta cultural sea pobre, si la comparamos con algunas ciudades del país.

Es preciso comenzar de inmediato, porque la cultura es vida, madurez y desarrollo.

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de JoshMattar
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web