El Heraldo
Editorial

El Editorial | El mercado del agua

Cuesta entender que hoy se tenga que pujar por el agua, un bien que nos pertenece a todos e indispensable para la vida, en los mercados bursátiles para ejercer el derecho de usarla en un futuro.

La comercialización del agua en el mercado de futuros de materias primas, en la Bolsa de Nueva York, puso de relieve una vez más el debate sobre su creciente escasez, y provocó además una importante controversia mundial entre quienes la consideran una clara violación al “derecho humano esencial para el goce pleno de la vida y de todos los derechos humanos”, reconocido por las Naciones Unidas.

Según se ha indicado, el “Nasdaq Veles California Water Index” es un índice de precios que responde a las condiciones de oferta y demanda dentro de los mercados físicos de agua en este estado de EE. UU. –el de mayor producción agrícola del país– donde este bien es cada vez más limitado, tanto que ha duplicado su valor el último año. Durante su debut en Wall Street, una medida de 1.233 metros cúbicos de agua se cotizó a USD486,53, el equivalente a $1.673.000.

Los creadores de estos nuevos instrumentos financieros negociables dicen que los contratos de futuro no requieren entrega física del líquido, son puramente financieros y se sustentan en el precio promedio de las cinco principales cuencas de California hasta 2022 para dar respuesta a las expectativas de los principales actores del sector. Defienden que la llegada del agua al mercado de valores “permitirá una mejor gestión del riesgo futuro vinculado a este bien” por agricultores o municipios que podrán protegerse o especular ante los cambios en el precio del agua en tiempos de escasez o abundancia, por ejemplo.

Sin embargo, ahora que el precio del agua fluctúa como el del oro, el petróleo o el trigo, surgen inquietudes como una eventual pérdida de control del mercado o la posible aparición de una burbuja especulativa alrededor de este recurso considerado un derecho básico para la vida y la dignidad humana, hoy en riesgo para más de 2 mil millones de personas en el mundo que no tienen acceso o viven sometidas a un estrés hídrico extremo.

La situación siempre podrá ir a peor si se tiene en cuenta que en los próximos dos años, de acuerdo con estimaciones de Naciones Unidas, dos tercios del planeta experimentarían escasez de agua y millones de personas se convertirían en migrantes climáticos debido a factores derivados de su sobreexplotación, como el crecimiento de la población mundial, el aumento progresivo de la demanda por el sector primario y la industria, la contaminación de las fuentes de agua por la agricultura y la minería extractiva y los fenómenos meteorológicos. 

Con los nuevos contratos, la especulación está servida para los grandes sectores agrícolas, industriales y de servicios públicos que podrían excluir del mercado a los pequeños agricultores poniendo en máximo riesgo la búsqueda de mayor justicia social y ambiental para quienes el acceso a fuentes de agua potable y segura es una quimera. Una exuberancia irracional de alcance global porque el valor del agua en California podrá ser usado como referente para el resto del mundo en mercados similares.

El agua es un bien que nos pertenece a todos, un componente esencial, de valor incalculable para la salud pública, que forma parte de nuestras vidas, como se ha demostrado en el difícil tiempo de la pandemia. Por eso cuesta entender que ahora se tenga que pujar por ella en los mercados bursátiles para ejercer el derecho de usarla en un futuro. El agua disponible, cada vez más limitada, multiplica su valor económico y anticipa un escenario realmente conflictivo. Gestionarla de manera sostenible, antes de que sea demasiado tarde, debe ser un propósito fundamental para el Gobierno nacional y los territoriales. Hay que garantizar una adecuada protección de las fuentes hídricas y valorar el agua como un recurso de manejo estratégico antes que nos sigamos quedando sin ella.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

El Editorial | Recuperar la Triple A

En pocas semanas, tras adelantar los “trámites de validación de información técnica, financiera y jurídica” para concretar la valoración de la empresa, la Sociedad de Activos Especiales (SAE) debería dar respuesta a la solicitud del Dis

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Perseverar en desminado

La pandemia de la covid-19 ha dejado su nefasta huella en cada área, en cada sector, en cada grupo poblacional de Colombia y del mundo, y de ella no ha escapado la titánica labor de pretender dejar al país libre de minas antipersonal a 2025.

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Y ahora, la fatiga de Zoom

A la larga lista de indeseables efectos de la pandemia de coronavirus, que un año después de su aparición sigue desencadenando un devastador impacto en la vida de las personas, hay que añadirle ahora uno más que se veía venir tras la innegoc

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web