El Heraldo
Economía

Los interrogantes de una posible importación de gas desde Venezuela

Al menos cuatro años tomaría desarrollar la infraestructura y las inversiones que se requieren son millonarias.

La posibilidad de importar gas natural desde Venezuela en caso de que decaigan las reservas de este energético, tras la suspensión de nuevos contratos de exploración en el país, generó polémica a nivel nacional por las implicaciones de que Colombia pierda su autosuficiencia.

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, en primeras declaraciones tras su posesión, dijo que si llega a escasear el gas en Colombia Venezuela sería una opción para comprar.

Entre los interrogantes que surgen está, por un lado, cómo se realizarán estas importaciones, y por otro, cuál sería el impacto para los usuarios del país de tener que pagar por un combustible comprado en el exterior.

Ante esto la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) advirtió que con el gas importado las tarifas del servicio domiciliario podrían subir cinco veces más frente al valor actual.

En materia de infraestructura, la presidente del gremio, Luz Stella Murgas,  sostuvo que actualmente Colombia no cuenta con los equipos y redes que harían posible estas importaciones y que su desarrollo tomaría al menos cuatro años y millonarias inversiones.

Sobre el tema, el ex representante a la Cámara por el Atlántico y experto en temas energéticos César Lorduy explicó que el gasoducto entre Colombia y Venezuela se llama Antonio Ricaurte, pero no está en condiciones operativas y su reparación implicaría una gran inversión.

El también llamado gasoducto Transcaribeño tiene una extensión de 225 kilómetros, 89 de los cuales están el territorio colombiano en una zona con más de 60 comunidades wayuu que se han opuesto a la obra y exigen consultas previas. 

El gasoducto arranca en la estación de Ballenas en La Guajira y termina en el Complejo Termoeléctrico Rafael Urdaneta en Maracaibo. También tiene un tramo bajo el Lago de Maracaibo.

En desarrollo de un acuerdo entre Colombia y Venezuela, el país exportaría gas a Venezuela entre 2008 y 2015, con un volumen de entre 0,5 y 0,7 trillones de terapiés cúbicos, y luego Venezuela le enviaría gas desde 2015 hasta 2024. 

Colombia cumplió con su parte del acuerdo, pero el impacto del fenómeno de El Niño llevó al Gobierno a suspender las exportaciones, entre mayo de 2014 y febrero de 2015, y las reanudó posteriormente.

Sin embargo, en junio de 2015, Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) anunció que no renovaría el contrato de importación de gas desde Colombia y lo dejó vencer en ese mismo mes, por lo que nunca realizó las exportaciones con las que se había comprometido.

“El gas que se esperaba que llegara a Colombia por el gasoducto Transcaribeño dependía de los gasoductos que se debían construir para transportar el gas del Oriente de Venezuela hasta Maracaibo, obra que nunca se ha iniciado, y que en caso de arrancar se demoraría más de tres años”, agregó Lorduy.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.