El Heraldo
Hansel Vásquez
Deportes

10 mil hinchas volvieron al ‘metro’

Volvió la alegría y el color de la afición a las tribunas. Un año, tres meses y cuatro días pasaron para que el escenario contara con público de nuevo.

La fiesta tuvo música. Por fin regresaron los aficionados al estadio Metropolitano y le dieron color, sonido y sabor al previo y desarrollo del partido entre Colombia y Argentina.

El silencio del fútbol en la pandemia, en el que solo se escuchaban los ecos de los gritos de los jugadores y las indicaciones de los técnicos, fue reemplazado por la corneta, el murmullo entusiasta, la emoción, los aplausos, las carcajadas y toda la alegría que solo pueden brindar los almas de esta pasión deportiva.

Aunque en el escenario solo se permitía un aforo del 25% (10 mil personas) , la vibra y el decorado, evidentemente, era otro.

Tal vez por estar tanto tiempo por fuera de la rumba futbolera y por lo temprano que muchos accedieron al escenario, los fanáticos se mostraron algo tímidos y desacomodados. Demoraron para entrar en ambiente.

Hansel Vásquez

Poco a poco los aficionados fueron ingresando y se fueron soltando y encajando en esta nueva normalidad en la que el tapabocas era invitado obligado.

A pesar de las recomendaciones de uso de tapabocas y desinfección constante de manos, que se hacían a través de la amplificación del estadio, no faltaron los que ignoraron la protección o la utilizaban solo para cubrir la barbilla.

Las cafeterías no se encontraban habilitadas para los aficionados, solo podían adquirir productos en el mismo puesto a través de los vendedores que se movían en las graderías.

Sin el habitual sol barranquillero y hasta con una brisa fría en el ambiente, los espectadores se fueron acomodando en todas las tribunas del ‘Metro’, viendo cómo los árbitros y los jugadores salían a reconocer el gramado, que parecía una mesa de billar. El césped cada vez luce mejor.

Hansel Vásquez

Un año, tres meses y cuatro días pasaron para el regreso del público a las tribunas del ‘Metro’. El último juego con hinchas había sido Junior-Flamengo, en la Copa Libertadores.

Con la canción ‘En Barranquilla me quedo’, de Joe Arroyo, retumbando en el recinto futbolero y toda la energía del público, se esperó la hora del partido.

No es fue igual que antes, cuando el estadio estaba repleto, pero al menos fue mejor que con las tribunas desoladas, como ha sido el fútbol en tiempos de coronavirus.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.