El Heraldo
Wilmar Barrios y Santos Borré disputando el balón. AFP
Deportes

“River-Boca ya no es el superclásico, es el megasuperclásico”: Infantino

El presidente de la Fifa destacó la importancia de tener a dos clubes con mucha historia en la final de la Copa Libertadores 2018.

"Hay que inventar palabras nuevas para este partido. Ya no es un superclásico, es un megasuperclásico", aseguró este viernes el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, al describir el River-Boca de la superfinal por la Copa Libertadores de América 2018.

"Es bueno poder estar con los dos clubes. Esta es una final increíble, fantástica, espectacular. Esto es como una final del mundo", agregó Infantino.

El presidente de la FIFA arribó a Buenos Aires en la medianoche del jueves para asistir este sábado a la inédita final de la Libertadores entre los dos clubes más populares y poderosos del fútbol argentino,  centenarios archienemigos históricos.

Además, el presidente de la FIFA participó este viernes en una reunión del Consejo de la Conmebol que se celebró en Buenos Aires.

Infantino abandonará el país en la noche del sábado tras la disputa del partido, que se jugará a partir de las 17H00 locales (20H00 GMT) en el estadio Monumental del barrio de Núñez, en el norte de la capital argentina.

En el encuentro de ida, jugado hace dos semanas en la Bombonera, Boca Juniors y River Plate empataron 2-2.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.