Deportes

Declaran muerte cerebral al boxeador Luis Quiñónez

Los familiares del pugilista se trasladaron a la Clínica General del Norte para verlo y recibir el reporte médico.

El boxeador santandereano Luis Quiñónez, que fue hospitalizado el sábado en la noche tras sufrir un nocaut en su combate con el colombo-venezolano José Muñoz, en el coliseo Elías Chegwin, en una velada organizada por la cuerda Cuadrilátero, fue declarado con muerte cerebral.

Una fuente de entero crédito le confirmó a EL HERALDO que el pugilista sufrió unas complicaciones que lo llevaron a ese estado.

Familiares de Quiñonez se trasladaron a la Clínica General del Norte para verlo y recibir el reporte médico.

“Mi hermano aún sigue luchando, todavía está vivo. Si no ha dejado de respirar, no se puede decir que mi hermano falleció. En estos momentos está respirando. Nosotros lo vimos y lo vimos fuerte todavía. Tenemos fe, sé que Dios puede hacer milagros sorprendentes, estamos esperando hasta último momento un milagro de Dios”, dijo Leonardo Quiñónez, hermano de Luis en diálogo con el periodista Francisco Urruchurto.  

Quiñónez, que fue noqueado por su amigo y compañero José Muñoz en la disputa del título nacional welter junior, entró a la clínica “con deterioro neurológico producto de trauma craneoencefálico por contusiones traumáticas craneales secundario a su actividad profesional de boxeo”, según informó el primer parte médico.

“Unas horas después del combate presentó somnolencia progresiva y obnubilación, con postura de descerebración a los estímulos centrales”, explicó el centro médico.

Con el paso de los días, el deportista se fue complicando y la clínica anunciaba que su estado era de “pronóstico muy reservado”.

Luis es un barranqueño de 18 años de edad que llegó hace cinco calendarios a la capital del Atlántico con la ilusión de ser campeón mundial de boxeo.

A su combate con Muñoz llegó luego de haber peleado en 10 ocasiones y proclamarse como vencedor todos los pleitos. El coraje con el que enfrentaba cada asalto dejaba ver la fuerza que había ganado en toda su carrera como profesional, la cual fue impulsada por otras personas que pretendían hacerlo débil, pero, por el contrario, lo terminaron haciendo más fuerte.

Así lo relata su hermana mayor, Mayra Alejandra Quiñónez, quien ha estado al lado de Luis en todo su proceso de recuperación.

“En el colegio le hacían mucho ‘bullying’. Los compañeros le pegaban coscorrones y le hacían daño. Así que él decidió tomar una decisión para que no lo siguieran molestando”, cuenta Mayra.

Su hermana comenta que Luis principalmente se inclinó por practicar taekwondo y luego ingresaría al mundo del boxeo, razón por la cual se iría para la ciudad de Bucaramanga a entrenar esta disciplina, en donde alcanzó a representar al departamento de Santander.

“Nosotros al principio no queríamos que él se metiera en este deporte, porque sabíamos todos los riesgos que eso significaba. Sin embargo, él siempre manifestó su deseo de convertirse en campeón mundial y nadie le podía sacar eso de la mente. Cuando empezó a pelear y vimos que estaba ganando todas sus peleas, comenzamos a apoyarlo más en lo que estaba haciendo”, declara.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.