El Heraldo
Miguel Ángel ‘el Ñato’ Guzmán y Luis Quiñones. Cortesía
Deportes

Habla el entrenador de Luis Quiñones: “Se me fue un hijo, eso era para mí”

Miguel Ángel ‘el Ñato’ Guzmán mostró su tristeza por la partida de su pupilo. Asegura que se preparó bien y que durante la pelea no hubo un golpe que hiciera pensar en un desenlace trágico.

La voz se le entrecorta y las lágrimas se asoman cuando Miguel Ángel Guzmán describe lo “buena gente que era” su pupilo. ‘El Ñato’, como se le conoce a este experimentado entrenador de boxeo, fue quien recibió a Luis Quiñones en el momento en que el joven dejó su tierra natal, Barrancabermeja, Santander, para emprender en Barranquilla el sueño de convertirse en pugilista profesional.

“Estoy muy triste. Se me fue un hijo, eso era Luis para mí”, dice al borde del llanto. “Era un muchacho apasionado por el boxeo, vivía por el boxeo. El único boxeador que tenía las llaves para abrir el gimnasio era él. Cuando yo viajaba él abría y les daba clases a los practicantes particulares que yo tengo. Una persona carismática y cariñosa. Buena gente”, cuenta Guzmán, que le tendió la mano al joven barranqueño con la estadía y la alimentación en sus comienzos en la capital del Atlántico.

“Se ganó el afecto de la gente en Barranquilla por ser buena gente. Yo me encargué de todo al inicio. Después el señor John Olarte, un amigo mío al que busqué para que me colaborara con él, le daba 150 mil pesos a la semana para su alimentación. Cuando se enfermaba o necesitaba las vitaminas, yo estaba ahí. Todo lo de él corría por cuenta de nosotros. Era como mi hijo, eso lo tengo claro”, añadió.

Guzmán sigue incrédulo ante la noticia de la muerte de Quiñones tras salir noqueado en la pelea por el título nacional welter junior ante José Muñoz, su amigo y muchas veces sparring (persona con la que se entrena un boxeador para preparar un combate).

Después de cinco días en la Clínica General del Norte, el santandereano falleció en la noche del jueves (11:30 p.m.), horas después de que declararan su muerte cerebral.

‘El Ñato’ asegura que la preparación de Luis “fue muy buena” y que “pasó sus evaluaciones médicas sin ningún problema. Y afirma que el pleito ante Muñoz fue muy parejo y no se presentó una desventaja o un poderoso golpe que hiciera pensar en un desenlace trágico.

“El que vio la pelea se dio cuenta que ahí no hubo nada excepcional. Todo el mundo lo dice: era una pelea de trámite normal, no hubo un golpe para que la esquina o el árbitro parara la pelea. Todo normal. Cuando llegaba a la esquina me comentaba todo normal, sabía en cuál asalto estábamos, todo común y corriente”, dice Guzmán.

“Si la pelea se hubiera terminado (sin nocaut) hubiese sido un empate, no hubo un golpe fuerte o contundente. Los golpes con los que se cae a la lona no fueron contundentes, no lo toca ahí, cae por lo que le pudo pasar antes, que no sé. Él no tuvo problemas para dar el peso y no le pasó nada con los sparrings. Tuvo una herida en la ceja con los sparrings y se le suspendió el sparring dos semanas antes de la pelea para que la herida no se abriera”, agregó.

El formador de pugilistas, que por primera vez afronta una situación de este tipo, no ha hablado todavía con Muñoz, el colombo-venezolano que combatió con Quiñones, pero está seguro que debe sentirse desconsolado con lo sucedido.

“Me imagino cómo estará. Desde acá le mando un fuerte abrazo y mucha fortaleza. Esto no es fácil, nadie va a querer hacerle daño a otro. No fue malintencionado, fue una competencia que se presentó”, dijo ‘el Ñato’ Guzmán, que solo sonrió al recordar una faceta de la personalidad de Luis.       

“Era un poquito tacaño, yo lo regañaba por eso, que no fuera ‘amarrao’ (risa)”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.