El Heraldo
Sergio Llull (España) y Khris Middleton (Estados Unidos).
EFE
Deportes

Estados Unidos acabó con el sueño de España en baloncesto

Ahora el ‘Dream Team’ se verá las caras frente a Australia en las semifinales.  

Estados Unidos acabó este martes con el viaje de España en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 derrotándola en cuartos de final (81-95) y también con la travesía de Pau y Marc Gasol en la selección española, en el que fue su último encuentro con el combinado nacional, al que dieron tantas alegrías.

Estados Unidos es un muro para la selección española y para esta generación, que compitió mejor que ninguna contra ellos. Lo fue en las finales de Pekín 2008 y Londres 2012, la semifinal de Río 2016 y en los cuartos de Tokio 2020, donde España incluso dominó en la primera mitad, pero acabó derrotada por un conjunto físicamente superior tras el descanso, liderada por Kevin Durant (29 puntos).

La derrota traslada al conjunto estadounidense a las semifinales, que disputarán contra el ganador del Argentina-Australia, y detiene la exitosa singladura de Pau y Marc Gasol, campeones del mundo hace 15 años en el mismo Saitama Super Arena que este martes les vio bajarse de la selección para dar sitio a nuevas generaciones. "Para mí volver a jugar ya era un éxito", dijo Pau Gasol tras el duelo.

Su adiós fue la consecuencia de una derrota en la que España se desfondó a partir del descanso, cuando el físico y los cambios ofensivos estadounidense rompieron la buena dinámica previa al intermedio, con protagonismo especial de Jayson Tatum (13 puntos y 3 rebotes) y Damian Lillard (11, 4 y 4 asistencias).

Una eliminación pese a la actuación de récord de Ricky Rubio, autor de 38 puntos -el jugador español que más ha anotado en un partido a Estados Unidos en partido oficial-, los buenos momentos de Sergio Rodríguez (16) y la gran actuación del pívot de futuro de esta selección, Willy Hernangómez, que acabó con un 'doble-doble' de 10 puntos y 10 rebotes.

El triunfo estadounidense ante el conjunto español congregó más expectación que cualquier otro en el Saitama Super Arena, ante una grada de deportistas más llena que nunca, no solo con Juancho Hernangomez, sino con jugadoras españolas, de Estados Unidos, o de la selección alemana que había sido eliminada horas antes.

Estados Unidos salió jugando muy abierto, con Jrue Holiday sobre Ricky, al que desequilibró a la primera, por lo que luego se puso Bam Adebayo con él. Tras unos primeros ataques infructuosos, España comenzó a ver la luz doblando balones interiores para la llegada de Víctor Claver para atar en corto a los americanos (8-12, min. 5).

Sin embargo, Estados Unidos estaba más cómodo, Durant se colgaba de la canasta y circulaban bien para su primera brecha (10-17). España buscó entonces a Ricky con una buena circulación, y el genio de El Masnou siguió con dos jugadas personales que hicieron al técnico estadounidense Gregg Popovich pedir tiempo muerto (17-19, min. 8). La crecida española seguía: bandeja de Sergio Llull, tapón de Usman Garuba a Tatum, robo de Álex Abrines para la canasta final del menorquín y 21-19 al final del primero.

Pero España no es solo Ricky. Con 'Chacho' Rodríguez a los mandos, lanzando de tres y asistiendo completó sus mejores minutos, con Willy doctorándose en la pintura -6 puntos, 6 rebotes y 3 tapones en apenas 5 minutos y jugando en su puesto natural- y oficializando la escapada con un palmeo (39-29, min. 17).

Estados Unidos descontó antes del descanso, con puntos de Lillard y un arranque de rabia de Durant, con un triple y un mate tras robo de Draymond Green a Willy. Un mate de Zach LaVine escapándose bien de la defensa española dejó las tablas al descanso (43-43), pero las sensaciones del juego eran muy positivas para los españoles, que dominaban el rebote (29-18) y solo habían permitido cuatro triples americanos.

“Venga”, se escuchaba desde la grada, probablemente del jugador número 13, Juancho Hernangómez. Durant se echó a su equipo a las espaldas (47-58, min. 24), mientras España volvía a estar nublada en ataque con un Ricky más finalizador que creador de juego.

Estados Unidos comenzaba a gustarse, ya no solo era 'KD', sino que circulaban el balón, defendían y amenazaban con romper el encuentro. Scariolo introdujo a Sergio Rodríguez junto a Ricky, que ya iba por los 27 puntos -su récord personal con la selección-, y el canario limó la distancia del 'Team USA' a 6 puntos (63-69).

Sin Durant en el arranque del parcial definitivo, fue Damian Lillard, hoy menos resolutivo al triple que lo que acostumbra (2 de 7, 29%), el que tomó la responsabilidad con bandejas, que unidas a un triple de Tatum volvieron a poner once arriba a los norteamericanos (66-77, min. 33). El de los Celtics, además, le sacó una antideportiva a Ricky y en la posesión anotó un triple (66-81).

Los diez puntos parecían una losa imposible (73-83, min. 35), Durant reforzaba a un fantástico Tatum, y solo Ricky Rubio no era suficiente para derribar al gigante equipo estadounidense. A dos minutos del final (79-92) la reacción ya parecía una quimera y el lenguaje gestual de los jugadores españoles ya parecía indicarlo.

El 81-95 de la derrota acaba con el viaje olímpico de la selección española y con los máximos estandartes de una generación, Pau y Marc Gasol, que hizo historia en el baloncesto español. En Saitama, donde todo empezó con el primer triunfo español en un Mundial, termina su inolvidable trayectoria.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.