El Heraldo
Mercedes Pérez lamentándose tras su último intento en el envión de la categoría de los 64 kilogramos.
EFE
Deportes

El alarido de Mercedes Pérez que conmovió a Colombia

La pesista samaria finalizó su participación en los Juegos Olímpicos con un grito de lamento por no conseguir medalla.

Fue un grito desgarrador. “¡Noooooooooooo!”. Seguro se escuchó en todo el Centro de Eventos y Exposiciones, de Tokio. Mercedes Pérez lamentó a todo pulmón quedarse por fuera del podio de la categoría de los 64 kilogramos de la halterofilia de los Juegos Olímpicos.

La samaria tenía marcas que la perfilaban para colgarse alguno de los tres metales, pero la presión y los nervios, de alguna manera, la traicionaron e impidieron que saliera avante en su objetivo de ubicarse en los tres primeros lugares.

“Pude dar mucho más, pero tengo mi frente en alto. Dios tendrá deparado algo mejor para mí”, expresó Mercedes Pérez entre lágrimas.

En su último intento en la tarima en envión, Mercedes no pudo levantar los 131 kilogramos que señaló a los jueces y lanzó el grito de dolor y tristeza. Se vino en llanto ante todos los jueces  y su entrenador, el soledeño Luis Arrieta, quien trató de alentarla y consolarla.   

La deportista levantó un total de 227 kilogramos, 101 en arranque y 126 en envión. Solo le alcanzó para conquistar el cuarto lugar y un diploma olímpico.

La canadiense Maude Charron puso la medalla de oro al levantar un total de 236 kilogramos, 105 en arranque y 131 en envión. La italiana Giorgia Bordignon y la china Wen-Huei Chen alcanzaron la plata y el bronce, respectivamente

Bordignon alzó 232 kg (104 en arranque y 128 en envión), mientras que Chen levantó 230 kg (103 y 127). Solo tres kilos separaron a la magdalenense del tercer lugar del podio. Se tuvo que conformar con el diploma olímpico que le otorgan al cuarto lugar, algo que ya había conseguido en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro-2016.

“Es bonito poderle aportar a Colombia (el diploma), aunque pude haber dado mucho más, pero Dios sabrá cómo hace sus cosas. Estaré lista para lo que me depara mi Dios”, expresó Pérez con la voz entrecortada.

Mercedes solo acertó en uno de los tres intentos que le correspondieron en cada modalidad. Falló en cuatro ocasiones durante la jornada final.

Arrieta, su entrenador, explicó que los nervios le pudieron jugar una mala pasada. “¡Nojodaaa!”, gritó tras no redondear el levantamiento en el primer intento en arranque.

 En su segunda oportunidad sí acertó y se alentó a sí misma en busca de más, pero no pasó de los 101. Su revancha era en el envión. “¡Dale, león!”, se gritó entusiasta y levantó los 128 kg. En los dos últimos chances no se le dieron las cosas y su alarido final evidenció el tamaño de su frustración. Ánimo, Mercedes.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.