El Heraldo
Carlos Gruezo con su esposa Teranyely Molina y su hijo Johansell Gruezo, un barranquillero de 4 añitos. Jeisson Gutiérrez
Deportes

Carlos Gruezo, el volante de la selección Ecuador que es juniorista

El jugador del Augsburgo de Alemania se casó con una currambera y acá pasa vacaciones desde hace cuatro años.

En Chile van a querer demandarlo. Carlos Gruezo Arboleda, volante de marca del Augsburgo de Alemania y de la selección Ecuador, se ha vuelto tan barranquillero como el arroz de lisa. El mediocampista de 27 años de edad, que es uno de los líderes del combinado tricolor que estará en el Mundial de Catar y que varias veces ha portado la cinta de capitán, vive en ‘Curramba’ cuando no tiene acción en la Bundesliga.

Gruezo, titular en 16 de los 18 partidos que le dieron la clasificación mundialista a Ecuador en la cancha (y en el escritorio después de la demanda del seleccionado chileno por la supuesta mala inscripción del volante Byron Castillo, a quien los australes señalan de haber nacido en Colombia), conoció a la barranquillera Teranyely Molina hace cinco años gracias a otro futbolista ecuatoriano ennoviado con otra currambera, amiga de su ahora esposa. Se enamoraron, entablaron una relación y ya suman cuatro calendarios de matrimonio.

Desde que oficializaron el vínculo conyugal, el jugador se ha convertido en asiduo visitante de la capital del Atlántico.   

No hay ningún problema ni duda con sus documentos, Gruezo es totalmente ecuatoriano, por supuesto, pero se ha colombianizado bastante, más bien barranquillerizado, a través de Teranyely, sus familiares y sus amigos.

“Ya soy más barranquillero que mi hijo (risas)”, dice Carlos refiriéndose a Johansell Gruezo, de 4 años de edad, el fruto barranquillero de la unión colombo-ecuatoriana.  

Carlos Gruezo con la rojiblanca que le regaló su cuñada. Jeisson Gutiérrez

PASIÓN ROJIBLANCA. Carlos Gruezo disfruta sus días de vacaciones y todo lo que ofrece ‘la Arenosa’, incluido el Junior. El equipo tiburón ya está entre sus afectos. Tiene camiseta y todo con su apellido en el dorsal. Se la obsequió su cuñada.    

“¡Claro! Ya es juniorista. Mi hermana le consiguió la rojiblanca y todo. Es que él se ha adaptado súper bien, es un costeño más, solo que a veces se le sale el acento ecuatoriano (risas)”, expresa Teranyely.

“La verdad que sí, una de las cosas que disfruto aquí es que puedo ir al estadio, ver el partido tranquilo y compartir con mi familia. Que mi hijo se críe en ese ambiente, me llena de felicidad. Siempre que estoy aquí voy al estadio, y trato de ir a todos los partidos”, manifiesta el futbolista.

El miércoles en la noche, cuando EL HERALDO llegó a la casa de su suegra, Amira Arias, en el barrio Las Gaviotas, de Soledad, a hacerle las fotos a él y a su familia para esta crónica, Gruezo tenía puesta la casaca de los ‘Tiburones’ y se encontraba viendo en familia el partido contra Nacional.

“Junior es un gran equipo, tengo muchos amigos cercanos que juegan ahí. El representante Ricardo Pachón, que es mi amigo, tiene varios jugadores ahí y siempre coordino con él para ir al estadio. Ricardo es representante de Cetré, que es amigo mío; ‘Cariaco’ González, que jugó conmigo en el Dallas (de la MLS de Estados Unidos). Antes estaba Marlon Piedrahíta, que fue dirigido por mi papá (Carlos Gruezo Quiñónez) en el Medellín (como asistente del argentino Luis Zubeldía)”.

La reacción de Gruezo y sus familiares tras el gol de Fredy Hinestroza en el partido frente a Nacional. Jeisson Gutiérrez

Teranyely, que fue porrista de Junior y Reina de Reinas del Carnaval 2013 representando al barrio Las Moras, asegura que la pasión por ‘Tu Papá’ no es lo único rasgo barranquillero que ha adquirido Gruezo.

“Le gusta bastante la champeta. Intenta bailarla, pero no es que baile mucho (risas). Le encanta la comida de aquí, más que a mí. El chuzo desgranado, el sancocho, mejor dicho: todo”, asegura la ex reina.

“¡Me encanta el arroz de coco con mojarra frita!”, apunta Carlos sin titubeos.

CORAZÓN DIVIDIDO. Gruezo tiene dicha y expectativa por la proximidad de Catar-2022, lo que será su tercera cita ecuménica. Aunque ya disputó el Mundial Sub-17 México-2011 y el Mundial de mayores Brasil-2014, con solo 19 años de edad y con el colombiano Reinaldo Rueda como entrenador, el desafío catarí lo entusiasma y lo pone a soñar.

Lo que lamenta es que Colombia no haya podido clasificar junto con el equipo ecuatoriano. Quería que los dos países dijeran presente en el reto mundialista.

“Cuando jugamos acá (en Barranquilla) las sensaciones fueron muy diferentes, más que todo por mi esposa y su familia. Ellos venían apoyando a Ecuador, pero durante ese partido tuvieron que dividir sus corazones. Fue un lindo momento. Es algo que no sucede a menudo y tratamos de disfrutarlo al máximo. Independiente del resultado, lo importante era vivir la fiesta”, comentó Carlos.

El jugador ecuatoriano y su suegra Amira Arias. Jeisson Gutiérrez

“¡Ay, no, eso fue muy fuerte! En último partido entre Colombia y Ecuador, me ponía triste con cada jugada gol de los dos. Cuando se acabó el partido y quedó empatado (0-0), me sentí feliz, un punto para cada uno. Mi esposo juega ahí y lo apoyaba, pero también estaba Colombia, que es mi sangre, es mi país, y eso no se olvida. Se le divide a uno el corazón”.

El volante del Augsburgo considera que se ha amoldado a Barranquilla porque “su cultura es muy parecida” a la de su tierra natal, Santo Domingo de los Colorados.  

“Los barranquilleros son personas muy alegres y carismáticas. Mi esposa es muy frontal y directa, tiene un geniecito, como toda costeña, pero es una mujer centrada en lo que quiere, y eso es lo que más admiro de ella”, elogia Gruezo.      

Su señora también tiene flores para el deportista por su sencillez y generosidad. “Es una gran persona, da la mano en todo momento. Muy amoroso. Con un temperamento fuerte, pero se le pasa por ser tan maravilloso. Mucha gente abusa de su gran corazón, pero para él la plata no es importante, no se fija, le gusta ayudar a la gente”.

En el desespero que tiene Chile por ir al Mundial así sea ganando en el escritorio, de pronto le van a poner una nueva demanda a Ecuador diciendo que Carlos Gruezo se ha vuelto colombiano. “Je. Nada de eso, yo soy completamente ecuatoriano”, aclara el volante por si acaso.

Gruezo en medio de familiares y amigos con los que vio Nacional vs. Junior. Jeisson Gutiérrez

“Lo único que nos preocupaba era el estado mental de Byron”

No hubo nerviosismo. En el interior de la selección de Ecuador, según Carlos Gruezo, nunca se pensó que el Mundial se esfumaría. Siempre creyeron en la inocencia de Byron Castillo y que la Fifa fallaría en contra de los chilenos en la demanda por una supuesta falsedad documental del volante, a quien los australes señalan de haber nacido en Colombia y no en territorio ecuatoriano.

A pesar de los rumores que aseguraban que ‘la Tricolor’ se quedaría sin asistir a Catar-2022 y que Chile ganaría el partido en el escritorio, había serenidad entre los compañeros de Castillo. Al menos en lo que respecta al pleito jurídico.

Gruezo y Byron Castillo en un intercambio de camisetas. Jeisson Gutiérrez

“Nosotros internamente vivimos todo muy tranquilos. Ecuador, como Federación y como equipo, había cumplido con todos los requisitos para competir en la eliminatoria. Los puntos que conseguimos, los conseguimos en la cancha. Estábamos tranquilos, lo único que nos preocupaba era el estado mental de Byron porque no es fácil soportar esa situación, estar metido en esas cosas. Lo importante es que se pudo demostrar lo contrario, el chico puede estar nuevamente en la selección y Ecuador puede ir al Mundial. Eso nos llena de alegría y más tranquilidad. La mejor forma de responder a todo eso fue el silencio. El tiempo nos dio la razón, hicimos todo bien y por eso merecemos estar en el Mundial”, comentó Gruezo.

“Fue un momento muy difícil para él, hubo un partido en el que tuvieron que sacarlo porque anímicamente no estaba muy bien en su club (Barcelona. Recientemente fue transferido al león de México). Como grupo y selección pudimos darle el apoyo y mantenerle la tranquilidad. Dios le dio la respuesta”, agregó Gruezo.

Gruezo marcando a Lionel Messi.

Gruezo empezó su carrera futbolística en la Liga Deportiva Universitaria de Quito y después pasó por Defensor Sporting (Uruguay), Independiente del Valle, Barcelona de Guayaquil, Stuttgart (Alemania), FC Dallas (Estados Unidos) y Augsburgo (Alemania), donde se encuentra actualmente.

En el balompié alemán afinará su nivel de juego de cara al Mundial en Catar. Mientras tanto se prepara en la que se ha convertido en su ciudad adoptiva, Barranquilla. Bajo las órdenes de Jeison Salgado, Andrés Rubiano y Kevin Santrich, integrantes de PF Trainner, una empresa que entrena y hace trabajos específicos con varios futbolistas colombianos que actúan en el exterior, se alista de la mejor manera. 

Hasta en ese aspecto de la preparación se muestra feliz. “Ellos me tienen en forma”, asegura Gruezo. Otra razón más para amañarse con ‘Curramba’ y con todo lo que hace parte de ella, incluido el Junior.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.