El Heraldo
Córdoba

Territorios Pdet, rayos de esperanza que empiezan a brillar en Córdoba

En las zonas beneficiadas comenzaron a recogerse los frutos del programa y a ser palpables los proyectos trazados tras una inversión de más de $380 mil millones de pesos.

Cinco años han pasado desde que se puso en marcha el Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial, Pdet, en el sur de Córdoba, un espacio en el que más de 7 mil campesinos decidieron sobre la ejecución de obras que consideraban necesarias para superar el rezago histórico en el que habían estado inmersos por causa de la violencia.

Puestos de salud, escuelas y proyectos productivos son ahora una realidad para los habitantes de los municipios de Tierralta, y Valencia, en el Alto Sinú; Montelíbano, San José de Uré y Puerto Libertador, en la subregión del Alto San Jorge, donde anteriormente los únicos que se consolidaban eran los grupos al margen de la ley.

Si bien no se trata de olvidar, los campesinos procuran dejar atrás el pasado violento al que fueron sometidos cuando la adversidad tocó a sus puertas; para por fin reconciliarse con la vida, bajo un nuevo sol que ilumina sus días con esperanza, con resiliencia, ofreciéndoles una renovada visión.

“Se cumplen cinco años en los que vemos cómo estamos cambiando nuestra calidad de vida. Hoy en día desde mi asociación contamos con 40 hectáreas sembradas en papaya, que benefician a más de 100 familias, ya logramos el primer despunte de las primeras 10 hectáreas que comenzamos a cosechar”, dijo John Aldana, representante legal de la  Asociación Agroecológica de Productores y Comercializadores de Papaya del Alto Sinú, Appalsi.

Aldana asegura que a través de la estrategia paz con legalidad del Gobierno nacional se ha logrado cambiar las expectativas de los campesinos que decidieron enterrar sus miedos para retomar el vuelo hacia un campo productivo.

“En las veredas, corregimientos y demás poblaciones  esperamos que estos apoyos e incentivos motiven a más vecinos a vincularse en aras de generar un mayor apoyo a la reactivación económica”, indicó.

A través del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial en Córdoba, se ha logrado una inversión de $380.462 millones de pesos, correspondientes a unos 114 proyectos de categorías como infraestructura, proyectos productivos, cooperación, proyectos integradores, entre otros.

Otro de los beneficiados es Juan Carlos Jaramillo, representante legal de la Asociación de Cooperativas y Organizaciones de Tierralta y Valencia - Activa G10, quien pasó de ser una víctima de la violencia para convertirse en el vocero de una de las organizaciones productoras de cacao más grandes del país, con 16 mil familias agrupadas en el sur de Córdoba, Bajo Cauca antioqueño, Urabá antioqueño, y Chocó.

“En el sur de Córdoba contamos con 1.400 familias cacaoteras en los cinco municipios Pdet, eso quiere decir que si un cultivo de cacao genera tres empleos por finca, eso representa alrededor de 4.000 mil empleos en el sur del departamento. Eso quiere decir que si seguimos impulsado el sector cacaotero vamos a seguir impulsando la economía y la generación de empleo”, aseguró.

Jaramillo sostiene que su proyección al año 2030 es contar con seis mil hectáreas cultivadas, lo que generaría unos 18 mil empleos tan solo en Córdoba.

“Queremos seguir creciendo, no nos estamos quedando quietos y queremos seguir como organización y como gremio. Aquí estamos para apoyar y contribuir con el desarrollo del país”, manifestó Juan Carlos.

“Hoy muchas familias sienten que este programa es como una semilla que genera felicidad, esperanza, resiliencia, equidad, y paz. Y así como esta semilla de cacao, llegó el Pdet a este territorio que día a día ha convertido y transformado nuestro entorno”, indicó.

Las zonas Pdet en Córdoba están ubicadas en las faldas del Parque Natural Nacional Nudo de Paramillo, por lo que la tierra es fértil, ya sea temporada de lluvias o de verano. A ras de piso crece la grama que alimenta al ganado y la estética natural del paisaje es decorado por árboles de variada altura, frutales, ornamentales, maderables y extensos sembrados de maíz, yuca, plátano, papaya y cacao, entre otros.

“Gracias a los Pdet porque hoy los campesinos vemos en este proyecto y en estos cultivos la esperanza de seguir aportando al desarrollo de un territorio que antes fue golpeado por la violencia, pero que ahora está teniendo muchas alegrías”, sostuvo.

Si bien hoy se divisan puestos de salud, escuelas, vías y demás obras de infraestructuras, el inicio del programa Pdet tuvo sus retos en el sur de Córdoba.

María Victoria Pineda Kerguelén, jefe de la Oficina Asesora de Planeación, de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, recuerda los primeros acercamientos con las comunidades beneficiadas.

“Uno de los principales retos para el inicio fue comunicar, lograr que las comunidades más apartadas pudieran conocer de qué se trataba esta apuesta de país, no fue fácil. Tuvimos que ir a regiones donde difícilmente entra el transporte. También fue un gran reto  lograr la credibilidad hacia las instituciones de Gobierno. Es algo que requirió de trabajo permanente, de hacer presencia efectiva y oportuna en los territorios y a eso es lo que le estamos apostando”, argumentó.

Según la directiva, la apuesta inició en el año 2017 con la participación no solo  de las comunidades rurales, sino también de los diferentes actores del territorio y de organizaciones internacionales.

“Hubo un concurso muy importante por parte de la comunidad y de los actores que están tomando decisiones en el territorio como los comerciantes, los empresarios, la cooperación internacional. Esto nos ayudó a tener una visión amplia, plural y participativa de qué se necesitaba  para que estos territorios pudieran ser transformados en pro de su desarrollo y del cierre de brechas”, sostuvo Pineda Kerguelén.

La socialización de las inversiones contó con las opiniones de más de 7 mil personas, habitantes de las zonas beneficiadas, quienes fueron los encargados de trazar la hoja de ruta para su propio desarrollo.

“Seguimos construyendo, seguimos aunando esfuerzos con las comunidades y con los mandatarios locales, con el Gobierno nacional que ha puesto los recursos al servicio de los territorios Pdet, es una invitación a seguir construyendo sobre lo construido”, agregó.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Rodolfo Zea Navarro, destacó que este tipo de inversiones se replican en 16 subregiones Pdet  de Colombia.

“Hemos inaugurado la vía que va de La Apartada de Valencia a San Pedro de Urabá, y de esta forma vamos a poder tener comunicación para que nuestro productores puedan sacar el plátano, el banano, el cacao y toda la actividad ovina, avícola, y piscícola, que se produce en la región, obras como esta son las que le traen desarrollo a las comunidades y que permiten que nuestros productores puedan tener una comercialización adecuada”, dijo Zea Navarro.

“Saldando deudas sociales”

 Entre tanto el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez Mora, sostuvo que la iniciativa Pdet ha transformado a los cinco municipios del departamento donde se ha implementado, por lo que se ha comenzado a saldar deudas sociales y a llevar oportunidades de bienestar.

“Esta se ha convertido en una manera de canalizar inversiones y se logren respuestas en distintos sectores que históricamente la gente necesitaba, porque fueron pioneros de los propios proyectos”, manifestó Benítez.

El mandatario departamental continuó diciendo que “el Gobierno tiene la voluntad de asignar los recursos de otras vías y esperamos que sea una realidad pronta. El Pdet es un cambio de época en una época de cambio, algo que puede significar muchas cosas”.

Una inversión histórica

De igual manera, Mario Atencio Doria, alcalde de Valencia, sostuvo que por primera vez su municipio logra un presupuesto de $200 mil millones, lo que representa un momento histórico que no se debe dejar pasar.

“El Pdet se ha destacado por sus buenos frutos con el acompañamiento de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, en el municipio al día de hoy tenemos las mayores  inversiones que se han hecho en toda la historia de este municipio y hemos seguido trabajando”, indicó.

Según el Alcalde, los proyectos deben ser gestionados y esa es la tarea de los mandatarios locales. “Estos son recursos que benefician a todo el municipio, porque aunque las inversiones Pdet son rurales, se trata de obras que se combinan con lo urbano, lo que representa un impulso inmenso para la reactivación económica y sobre todo para la calidad de vida de nuestros campesinos,  para que se enamoren del campo, para que tengan más arraigo porque van a tener mejores condiciones”, expresó. Atencio Doria considera que de alguna manera se reivindica al pueblo de Valencia.

“Esto tiene dos componentes,  el institucional que consiste en seguir ese compromiso para redimir toda esa problemática que sufrieron estos pueblos a causa de la violencia; y el segundo aspecto tiene que ver con la comunidad  para que se apropien de los proyectos que hoy son una realidad”, puntualizó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.