El Heraldo
Deportes

Primeras señales de la Selección Colombia | Columna de Javier Castell López

​Las primeras señales de la Selección Colombia, ahora dirigida por Néstor Lorenzo, enfrentando a Guatemala y México, fueron alentadoras.

Es el inicio, por supuesto; es prematuro e irresponsable emitir juicios concluyentes, claro, pero sí se puede hacer, grosso modo, alguna lectura táctica de los dos partidos realizados. 

Lo primero que percibí fue que parece ser que se pretende retomar la posesión de la pelota, el juego elaborado como idea central del modelo de juego. Históricamente, una oferta de juego muy relacionada con la sensibilidad del futbolista colombiano. Pero esta posesión estuvo acompañada de dos elementos: en el inicio, tenía la participación de los defensas centrales y un volante, y el resto, sus compañeros, los posibles receptores para que la jugada progresara, no venían a quitarles el balón, como históricamente lo han hecho los futbolistas colombianos, sino que tomaban distancia y se posicionaban en el campo del rival. No le acercaban rivales, se los alejaban. No sé desmarcaban para quedar delante de los rivales, intentaban recibir el balón a sus espaldas. 

Esto, llevaba al segundo elemento, la circulación del balón en la mayor de las veces fue en el terreno contrario, y en el momento que actuaron los futbolistas que hoy están más activos, en mejor nivel competitivo, y con características más dinámicas (léase Sinisterra, Carrascal, Borré) se hizo con más ritmo, o mejor, con más cambios de ritmo, con más capacidad de desequilibrio y con una mayor carga de peligrosidad y efectividad. 

Con esa versión (la de los segundos tiempos) se ensayó también la recuperación del balón con más generosidad física y lo más rápido posible. Las alineaciones utilizadas permitieron ver una distribución con cuatro defensas en zona, un mediocampista central (Lerma vs Guatemala; Barrios vs México); dos mediocampistas más adelantados cómo interiores, y tres delanteros (dos punteros y un centro delantero). 

En singular, hubo algunas actuaciones destacadas como las de Sinisterra y Carrascal. Otras, buenas, como las de Lerma, Asprilla, Borré. El resto, en su mayoría, cumplidores. También, cómo no, los hubo que mostraron un nivel inferior como Falcao, James, Alzate, Dávinson. 

Fue evidente el desesperado intento de Luis Díaz, hoy por hoy el mejor jugador colombiano, por querer ratificarlo en cada acción en la que participaba. Desespero que lo llevó a una mala relación con el balón y las decisiones. Cuerpo técnico y compañeros deberían hacerle saber que confían en él y esperan que los mejore, no que se autoimponga el papel de salvador. 

De aquí en adelante, la tarea sería tener partidos antes de la Eliminatoria y darle continuidad a la alineación de los segundos tiempos. Entregarles la camiseta y la responsabilidad de titulares a esos jugadores, con poco recorrido en la Selección, para ver si son capaces de ratificar lo mostrado en estos dos ensayos. Ensayos en los que el examen sobre sus condiciones arrojó un aprobado. Las pruebas que siguen, sobre todo las oficiales, suelen examinar el carácter.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

Desastre en Cancillería

Álvaro Leyva dijo que le “complacía informar que tras 100 días de gestión" el 40%” de los embajadores provenían de la carrera diplomática. 

Se atribuye méritos que no son suyos. En realidad, este gobierno solo ha &nb

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

S.O.S por La Heroica

Cartagena, la capital turística del país, ha sido víctima histórica de la politización de su administración, dejando rezagada las oportunidades de crecimiento de una ciudad que debería ser uno de los principales centros de desarrollo de Col

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Arrollar el idioma

Esta semana leí un editorial de El Espectador que se refería en tono reprensivo a errores de redacción “incomprensibles” publicados en días pasados en dicho diario de circulación nacional. Lo que Fidel Cano Correa, quien recibió el Premi

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

La mentoría contra la escasez de liderazgo

Justo este fin de semana de fiebre mundialista, en casa conversábamos acerca de la pertinencia o no, de que sigan existiendo capitanes en los equipos de fútbol. Más allá de participar en la polémica que rodea a Lionel Messi en su rol de capit

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.