El Heraldo
Opinión

El cambio generacional…

Para entender el comportamiento humano, es interesante describir lo que se ha vivido en el tiempo. Las características y equivalencia de las edades se conectan con la época y el momento histórico.

Las generaciones, estaban amarradas a los esquemas de la época. Cuando la tecnología era la piedra, las actividades principales eran la caza, la pesca y la agricultura. A medida que el progreso fue llegando, el “cambio” marcó un hito. Las tecnologías cambiaron la forma de relacionarnos con el mundo, el trabajo y la cotidianidad. 

En el período de 1917-1939, el sometimiento era lo que marcaba esa generación. Mandaban la parada los prejuicios, tabúes, dogmas de fe y valores morales rígidos. ¡Ay! del que osara contradecir y desobedecer al papá; el recato en las mujeres, el vestir y cómo manejarse con el sexo opuesto era la norma. Si algún personaje de esa generación resucitara, moriría del impacto que le produciría ver cómo es la cosa ahora con los Malumas y champeteros a bordo.

Los Baby-Boomers generación del rock and roll (1940-1961) con edades entre 50 y 68 años, estuvieron marcados por la lucha entre un subconsciente anclado a las rigideces de una educación temprana y la rebelión de un yo sin prejuicios. La incorporación de la mujer al mercado laboral mostró la lucha interna entre las oportunidades que se dieron fuera de casa, el éxito social y profesional frente a la culpa del “abandono” a los hijos, el hogar, el marido y lo que aprendió era y debía ser su prioridad. 

La Generación X (1965 -1978) cuyas edades van de 36 a 49 años, fue influenciada por la TV y los videojuegos desde niños. La tecnología resultó muy necesaria. La incursión de la mujer en el mundo del trabajo cambió el rostro a la familia: pocos hijos y padres más involucrados en su crianza. 

Los jóvenes de la “Generación Net” nacieron después de la mitad de los 80, encuentran fascinantes las nuevas tecnologías, desdeñan el conocimiento enciclopédico, no escriben a mano, son “multitasking”, cero tolerancia a la demora.

Toda esa herencia ha influido para bien o para mal, las nuevas generaciones y  toca “absorber” sus cambios, teorías y prácticas. Hay de todo como en botica: jóvenes que nunca han conocido la escasez en su justa dimensión, que se criaron desperdiciando; los que han nacido al lado de padres insatisfechos con poco tiempo e interés para atenderlos y los que impulsan las buenas prácticas en el ser y el quehacer y siembran de innovaciones el “modus vivendi”.

¿Cómo será la generación de mis nietos? ¿Estarán anclados a las redes, comerán todo orgánico? ¿Cómo será su estilo de aprendizaje cuando estén en la universidad? No me gustaría que pertenecieran a la generación de los ‘NINI´S’ que ni estudian ni trabajan. 

Los torcidos que nos agobian tendrán que ser enderezados con este cambio generacional para que con retos y desafíos novedosos mejoremos el futuro.

rofuenma@gmail.com

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

Junior y el rebusque

Que en el fútbol todo está inventado puede ser cierto, pero siempre habrá formas y maneras de hacer “cosas” que mejoren su calidad, de sorprender con las estrategias, para suplir deficiencias o ausencias de jugadores por bajo rendimiento. A

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

¿Reactivación a todo costo?

El gobierno y la mayoría de los economistas están obsesionados con que el país alcance un nivel de crecimiento de su producto lo más alto posible. Ya el presidente Duque afirmó que la tasa del tercer trimestre de 13,3% era la más alta de est

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

¿Y el Paseo Bolívar?

No cabe duda que Barranquilla ha cambiado favorablemente durante estas cuatro últimas administraciones con nuevos desarrollos urbanos, con obras como el malecón y el puente abatible, con nuevas vías como la Avenida del Río, el Corredor Portuar

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.