El Heraldo
suministrada.
Colombia

Los sospechosos viajes del ex jefe de seguridad del presidente de Haití

El comisario Dimitri Herard estaba siendo investigado por presunto tráfico de armas.

En rueda de prensa ofrecida el lunes, el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, señaló que una de las aristas más importantes de la investigación que se lleva a cabo por el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moise, es la de los viajes a Colombia y otros países latinoamericanos del jefe de seguridad presidencial de la isla, el comisario Dimitri Herard.

Herard, quien será escuchado por las autoridades del país caribeño este martes, habría viajado desde enero hasta mayo pasado además a Ecuador, Panamá y República Dominicana.

Así mismo, se indagan los nexos de su empresa privada de seguridad con la empresa CTU Security, que habría contratado a los exmilitares colombianos.

El general Vargas reveló que el comisario Herard se desplazó el 19 de enero a Bogotá y República Dominicana; el 20 de enero entre Bogotá y Ecuador; el 1 de febrero entre Ecuador, Bogotá y República Dominicana; el 22 de mayo entre República Dominicana y Bogotá; el 23 de mayo entre Bogotá y Ecuador, y el 29 de mayo desde Bogotá hacia República Dominicana.

El jefe de seguridad del asesinado presidente haitiano venía siendo investigado además por presunto tráfico de armas.

Y las otras preguntas que flotan en el ambiente son por qué el anillo de seguridad de Moise resultó ileso y por qué dejaron que el mandatario fuese torturado y asesinado en su propia casa.

“Haití es autónoma”

El general Vargas dejó en claro que la investigación está en manos de las autoridades haitianas y que la labor de Colombia es de acompañamiento y colaboración.

“La investigación por el homicidio del presidente de Haití la tienen las autoridades judiciales de Haití. Colombia está cooperando en lo que requieren; el aparato judicial haitiano es independiente y autónomo”, aseguró el oficial en la rueda de prensa en la que también estuvo el ministro de Defensa, Diego Molano.

Empresa en Miami

La investigación también se ha extendido a la empresa CTU Security, que tiene sede en Miami (EE. UU.), pues con una tarjeta de crédito de esa compañía se compraron 19 pasajes aéreos con los que militares colombianos retirados viajaron a República Dominicana.

Según la página electrónica de CTU Security, la empresa se dedica a la venta de equipos de seguridad, que también ofrece servicios de protección para personas y organizaciones desde empresas a colegios, de investigación privada y de entrenamiento de perros.

“Hemos logrado establecer aquí en Colombia unos vínculos de comunicación del señor Germán Rivera García y con el señor Duberney Capador con la empresa CTU Security basada en Miami”, explicó el alto oficial.

Germán Rivera García es un capitán retirado del Ejército colombiano que figura entre los detenidos por la Policía haitiana, mientras que Duberney Capador dejó la institución con el grado de sargento viceprimero y es uno de los tres muertos en Haití.

“El representante de esta empresa es Anthony Emmanuel Intriago Valero, de nacionalidad venezolana”, añadió Vargas.

Frente a Intriago, la Presidencia afirmó en un comunicado que el presidente Iván Duque no se reunió con este personaje.

“Ante las versiones de prensa que señalan que el presidente se habría reunido en Miami, Estados Unidos, el 10 de febrero de 2018, con Intriago, la Presidencia se permite informar que el entonces candidato (...) no sostuvo ninguna reunión ni tiene vínculo alguno”, se lee en el documento.

Y agrega la información que el día de los hechos Duque “se encontraba en un evento público de campaña en la ciudad de Miami, Florida, al que acudieron más de 1.200 personas”.

Por ello, afirmó la Casa de Nariño, “en el acercamiento propio de un evento público de campaña, el entonces candidato accedió a saludar y tomarse fotografías con algunos de los asistentes”.

Sigue búsqueda

La Policía Nacional de Haití publicó ayer un anuncio de búsqueda y captura contra el colombiano Mario Antonio Palacio Palacio, supuesto integrante del comando acusado de asesinar al presidente Jovenel Moise en su vivienda de Puerto Príncipe el miércoles pasado.

En el aviso policial de la isla caribeña se indica que el prófugo es “muy peligroso” y forma parte del “grupo de mercenarios” que es acusado del magnicidio, perpetrado supuestamente por los exmilitares colombianos y dos estadounidenses de origen haitiano.

El cartel publicado difunde varias fotografías del sospechoso, una de ellas vestido de militar, y pide a la población informar a las autoridades en caso de tener informaciones sobre Palacio.

La Policía haitiana busca a cinco supuestos integrantes del comando, todos ellos de nacionalidad colombiana, pero no ha divulgado la identidad de los otros cuatro.

Del grupo que supuestamente perpetró el ataque han sido arrestados 18 colombianos y los dos haitiano-estadounidenses, mientras que otros tres colombianos murieron en tiroteos con la Policía.

El domingo las autoridades anunciaron la detención de uno de los supuestos autores intelectuales, el médico haitiano Christian Emmanuel Sanon, residente en Estados Unidos.

Clamor de familiares

Los familiares de los exmilitares colombianos han seguido asegurando en los medios de comunicación que sus seres queridos son inocentes, que los engañaron en esa misión y que los habían contratado para proteger al presidente y no para asesinarlo.

Además, Yenny Capador, hermana del fallecido sargento Capador, pidió a las autoridades colombianas repatriar el cuerpo de su ser querido cuanto antes. Para ello viajó desde Armenia a Bogotá, con el fin de pedirle a la Cancillería que se agilice el retorno del cadáver de su hermano.

Así fue el reclutamiento de los exmilitares colombianos detenidos o muertos en la isla caribeña

Los compañeros de los exmilitares colombianos detenidos en Haití por el magnicidio del presidente de la isla han seguido dando sus testimonios a autoridades y medios sobre lo que sabían de la misión para la que habrían sido contratados los uniformados retirados.

Los colegas que conocieron la convocatoria han dicho que ofrecían unos 2.700 dólares mensuales, que son cerca de $10 millones y que era para los exmilitares comandos. Para ello, contaron, se creó un grupo de WhatsApp en el que había al menos 250 hombres y que había sido creado por el sargento Capador, muerto en las acciones.

Los interesados debían tener pasaporte vigente, una camisa polo negra, un pantalón caqui y botas color arena.

La oferta de trabajo, dicen, era para cuidar un presidente, y posteriormente se reveló que era el mandatario de Haití.

Así mismo, un soldado profesional retirado indicó que al exigirse que los uniformados fuesen comandos o miembros de las fuerzas especiales, el tema implicaba que era una misión de alto riesgo.

Explicó que los comandos colombianos no trabajan como mercenarios en el exterior porque les enseñan a ser hombres de honor.

De igual modo, comentó que la manera en que se perpetró el crimen de Jovenel Moise no es propio de un comando del Ejército colombiano, porque se trataba de un asesinato con sevicia. Y comentó que si un uniformado fuese a hacer un trabajo ilegal, lo primero en que pensaría es en que fuera lo más discreto posible.

También han comentado los uniformados retirados que en el reclutamiento también habrían estado el capitán retirado Germán Alejandro Rivera García y el soldado profesional retirado Manuel Antonio Grosso Guarín.

En uno de los mensajes del grupo, Capador habría señalado: “Señores, ustedes ya están seleccionados todos los que van hasta el momento. Tranquilos. Aún faltan más, estoy adelantando trabajo, estudio de seguridad. Es que yo los conozco a todos y conozco sus capacidades”.

Agrega el sargento (r) muerto: “Yo ya estoy en el sitio hace casi un mes, esto va rápido y andando. En el momento que se llamen tendrán máximo dos días para estar listos, prepárense sicológicamente, porque los vamos a necesitar muy rápido”.

De la misma forma, se había dicho que viajaría un segundo grupo de militares retirados dependiendo de los resultados del primer grupo.

Capador también manifestó en el grupo: “Si yo digo: yo soy fusilero... Fusilero somos todos, pero si usted se desempeñó en acción directa, combate cercano, en reconocimiento especial, es tirador de alta precisión, es puntero, contrapuntero, rastreador, es experto en inteligencia, ha estado en vigilancia y seguimiento, eso es lo que yo necesito que pongan ahí, sus especialidades”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.