El Heraldo
Archivo
Colombia

Al Batallón de Malambo fue trasladado el exsenador Eduardo Pulgar

El traslado se dio luego de que el Centro de Reclusión Militar le otorgara el cupo.

El exsenador Eduardo Pulgar, condenado a cuatro años y 8 meses de cárcel por los delitos de cohecho y tráfico de influencias, fue trasladado este domingo a la cárcel y penitenciaria de alta y mediana seguridad Cpams-Ejema de Malambo.

Este centro de reclusión está ubicado en el Batallón de Ingenieros número 2, y según pudo conocer EL HERALDO, el cupo lo otorgó el Centro de Reclusión Militar. 

Pulgar fue capturado en diciembre pasado por agentes del CTI de la Fiscalía, y posteriormente enviado a la cárcel de máxima seguridad La Picota, donde permanecía recluido.

La Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema había ordenado la detención del senador Pulgar por el delito de cohecho por dar u ofrecer, dentro de la investigación que le adelanta por el intento de soborno en cuestión y los delitos de tráfico de influencias y posible corrupción electoral, que son delitos contra la participación democrática.

La condena de exsenador se registró en junio pasado, luego de la Corte lo investigara por intentar sobornar en 2017 a un juez de Usiacurí en Atlántico para que favoreciera a Luis Fernando Acosta Osío, su aliado político, en una disputa familiar por la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.