Verde

Waterpolo: resistencia y coordinación bajo el agua

Dos equipos de siete nadadores cada uno son suficientes para jugar este deporte olímpico. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Fuerza, euforia y concentración es lo que se respira en una práctica de waterpolo. El deporte, que debe jugarse dentro de una piscina, sin tocar el fondo y manteniéndose a flote, tiene como objetivo introducir el balón en la portería contraria el mayor número de veces posibles.

Esta actividad, que es muy parecida a un partido de fútbol, pero en el agua, necesita de dos equipos para poder ser practicado. Cada grupo debe estar conformado por siete jugadores, que incluye un boya y los aleros que tienen una posición especifica cada uno.

Joaquín Ortiz, entrenador de la selección departamental de waterpolo del Atlántico, explica que esta actividad física es una mezcla de deportes que impulsa a los jugadores a la sana competencia y a superarse a sí mismos.

“El waterpolo prácticamente es una mixtura de varios deportes como el baloncesto, la natación, el balonmano y el fútbol. Esto es un deporte de conjunto y de contacto, es decir, los deportistas dependen uno del otro”.

Un partido de waterpolo tiene una duración de siete minutos jugados (la bola debe estar en movimiento). Se cuenta con un cronómetro que va marcando el tiempo y aunque son varios atacantes y defensas, todos tienen la libertad de anotar o hacer goles, según explica Joaquín.

Para jugar waterpolo deber ser imprescindible que sea en una piscina que por lo menos tenga dos metros y medio de profundidad, para cumplir con una de las reglas básicas y más complejas del juego, no tocar el suelo.

“Lo más difícil de jugar waterpolo es mantenerse, no flotando, sino haciendo una patada especifica que se llama batidora o bicicleta. Se debe tener siempre el agua al nivel de los hombros y por otra parte está la dificultad  de tener un defensa que te trata de hundir. Esas son las dos problemáticas que se tienen que tratar de vencer en el deporte”, indica el entrenador.

El balón que se utiliza en el waterpolo es muy parecido al de voleibol. Los tamaños dependen de cada categoría de juego. Orlando Amador

Para ser waterpolista no hay límite de edad. Niños a partir de los cinco años pueden empezar a practicar este deporte, que tiene como único requerimiento saber nadar. Igualmente personas adultas pueden realizarlo si su condición de salud y físico se lo permiten.

La práctica de este deporte olímpico trae consigo diferentes beneficios para la salud, entre los que se encuentran la quema de calorías y la mejora de la respiración, entre otras.

“Son muchos los beneficios que tiene el waterpolo, la coordinación, la agilidad, la flexibilidad, la resistencia y la fuerza son varios de ellos. Nosotros los waterpolistas tenemos la característica de que el tren superior es más grande que el inferior y es porque no necesitamos tanto volumen abajo para tener más agilidad. Así que practicar waterpolo es muy beneficioso, tanto para la salud como para el bienestar físico”.

Este deporte acuático tiene las misma reglas para hombres y mujeres. La única diferencia que se tiene es el tamaño del balón, pues el que usan los equipos femeninos es más pequeño y menos pesado.

“Para mujeres y para hombres hay las mismas categorías. Lo único que cambia es el tamaño del balón, que es un número menos. El tamaño del balón que se usa es muy parecido al de voleibol, tenemos tamaño cinco, cuatro, tres y dos. Los balones dos y tres son para los niños, el cuatro es para el femenino y el masculino ya es el cinco”.

Marcar goles o hacer anotaciones es la finalidad del waterpolo. Orlando Amador

Para practicar waterpolo la indumentaria básica que se necesita es un vestido de baño  que permita tener una mejor movilidad.

“El bañador de los hombres debe ser de al menos cuatro dedos de ancho de cintura, no puede ser estilo tanga sino como un bóxer. También se usa el protector para testículos y el gorro que diferencia de qué equipo es cada jugador. Las mujeres deben usar vestido de baño entero con cuello tortuga y con un material resistente para que aguante los agarrones”.

El waterpolo puede realizarse tanto de manera recreativa como competitiva. Se aconseja que sea practicado de dos a tres veces en la semana y que antes de cada partido los waterpolistas realicen ejercicios de movilidad articular, estiramientos y un calentamiento bajo el agua para evitar cualquier tipo de lesiones.

La movilidad articular y el estiramiento es fundamental antes de un partido. Orlando Amador
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.